Alemania es una de las naciones que tiene una deuda muy grande a la hora de hablar de la liberación oficial de archivos OVNI. Mientras EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Canadá, Italia, España, Bélgica y Dinamarca, entre otros países de la NATO, han desclasificado una cantidad substancial de documentos oficiales, Alemania aún no lo ha hecho, manteniendo que no hubo ni hay una agencia federal que haya investigado el asunto de los OVNIs/ET.

El Edificio del Bundestag en Berlin (creditos: Julian Herzog/Wikimedia Commons)

Pero las cosas podrían cambiar gracias a una audencia llevada a cabo el 1 de diciembre en la Corte Administrativa de Berlín, en la cual un ciudadano alemán, Frank Reitemeyer, pretende ganar el acceso a material de estudio confidencial de los Servicios de Investigación del Departamiento de Ciencias y Relaciones Exteriores.

“Quiero conocer los hechos y me molesta que en otros países los ciudadanos puedan ver archivos OVNI, y yo como ciudadano alemán no tenga el acceso a tales archivos guardados por mi gobierno. Existe una gran discrepancia… En Francia el ciudadano es informado por su gobierno, porque éste le provee los archivos OVNI en el propio sitio web de la agencia espacial, así que cualquiera puede descargarlos y leerlos desde su hogar. En cambio, en Alemania uno tiene que enviar faxes, hacer llamadas telefónicas, dejar una queja, etc.; lo cual conlleva tanto estrés como dinero, y no lo considero justo ni apropiado”, declaró Reitemeyer como demandante.

Robert Flesicher (izq.) con Frank Reitemeyer (creditos: Exopolítica Alemania)

La Corte debe decidir “si el derecho a información oficial bajo el Acta de Libre Información también aplica al Servicio Científico del Bundestag de Alemania“. La defensa alegó que no, debido a que los documentos están protegidos bajo las leyes de propiedad intelectual. Sin embargo, la Corte no compró ese argumento, y respondió que “el demandante no intenta llevar el estudio [OVNI] al mercado, sino simplemente leerlo”. El Bundestag alemán planea apelar la decisión de la Corte Suprema Administrativa de Berlín.

El documento del Bundestag

Por años el Gobierno Federal de Alemania ha negado cualquier conocimiento sobre los OVNIs, y la única razón por la cual sabemos de la existencia de este estudio es porque un borrador del mismo fue filtrado al investigador Robert Fleischer, coordinador de Exopolítica Alemania, y algunos extractos fueron publicados en el periódico Welt Kompakt.

Portada del estudio OVNI secreto del Bundestag de Alemania (creditos: Exopolítica Alemania)

El reporte del Bundestag se intitula: “La búsqueda de vida extraterrestre y la implementación de la Resolución A/33/426 de la ONU sobre la observación de objetos voladores no identificados y formas de vida alienígena“. Esto concierne obviamente a la famosa Decisión 33/426 del 18 de diciembre de 1978: “El establecimiento de una agencia o departamento de las Naciones Unidas para la comprensión, coordinación y difusión de los resultados de la investigación del fenómeno de los objetos voladores no identificados”, impulsada por el entonces Primer Ministro de Granada, sir Eric Gairy. El reporte del Bundestag analiza la respuesta alemana a esta iniciativa de la ONU, como así también la histórica polémica de si hubo o no investigaciones oficiales OVNI en la República Federal en los tiempos de la Guerra Fría.

Los procedimientos de la Corte de Berlín son sumamente significativos por muchos motivos. Puede que fuerce a Alemania a abandonar su individualista política de negación OVNI, uniéndose de esta forma a otras democracias occidentales en Europa, Latinoamérica, Australia y Nueva Zelanda, en la liberación de, al menos, una parcialidad de documentos clasificados. Fleischer declaró ante el periódico Express: “Después de todo, 19 países alrededor del mundo ya han abierto sus expedientes secretos”.

En referencia a la defensa esgrimida por el Servicio Científico del Bundestag de Alemania (WDBB por sus siglas en alemán), podría considerarse un sofisma debido a variadas causas. Una de ellas es que el WDBB no es un negocio privado sino una agencia del gobierno pagada por los contribuyentes, incluyendo al demandante Frank Reitemeyer, y las investigaciones de dicho Servicio son realizadas en beneficio de los miembros del Parlamento, quienes son elegidos por el pueblo alemán para representarlos. Una gran falla del infantil argumento de “propiedad intelectual” sostenido por la defensa que hace difícil pensar que les pueda dar la victoria. Pero la Suprema Corte Administrativa en Berlín tendrá la última palabra.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Dic 14, 2011
17:41
#1 Gastón Adonay:

¡Basura! Estos tipos nunca han tenido contacto con ningún marciano y no lo tendrán. Estos organismos pertenecen a una época oscurantista y lo único que tienen guardado en sus expedientes son marcianos con caras de lagartijas que rondan en sus mentes. No busquen en donde encontraran fantasmas. Si existen los seres extraterrestres se contactaran con la humanidad entera, porque se trata de un evento social, la comunicación de pueblos con pueblos en el cosmo.
Saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario