Un grupo internacional de investigadores confirmó el origen mexicano de un espejo «mágico» que perteneció a John Dee (1527-1608), alquimista inglés y consultor de la reina Isabel I.

Objetos mágicos de John Dee. Arriba al centro puede verse el objeto de obsidiana que habría servido para invocar espíritus. Crédito: Londonist.

Los científicos estudiaron en el Museo Británico el espejo, que era empleado por los ocultistas para «invocar» espíritus, según informa el portal Nauka v Sibiri, medio oficial de la sección siberiana de la Academia de Ciencias Rusa.

El doctor Yaroslav Kuzmín, del Instituto de Geología y Mineralogía ruso, destacó que el objeto es único, no solo por haber pertenecido a una personalidad famosa en la corte de la reina, sino también por estar hecho de obsidiana.

«Se creía que el origen de la roca a partir de la cual se hizo el objeto era México, pero no se han realizado análisis científicos previamente», señaló el investigador, quien además agregó que «en el mundo se conocen solo 16 espejos de obsidiana pulida, y todos ellos pertenecieron a la élite del estado azteca, conquistado por los españoles a principios del siglo XVI».

John Dee fue un notorio matemático, astrónomo, astrólogo, ocultista, navegante, imperialista​ y consultor de la reina Isabel I. Dedicó gran parte de su vida al estudio de la alquimia, la adivinación y la filosofía hermética.

En una conferencia de 2016, indicó el científico, un especialista puso en duda el hecho de que el espejo procediera de México, señalando como posible fuente la isla italiana de Lipari. Entonces Kuzmín decidió realizar un análisis geoquímico del objeto, para determinar su origen preciso.

El análisis fue llevado a cabo este febrero por dos especialistas de la Universidad de Mánchester, Stuart Campbell y Elizabeth Healey. «Juntos, logramos determinar que la fuente principal de ese objeto único es Pachuca, en México, donde el tamaño de los bloques de obsidiana, sin grietas u otros defectos, alcanza un metro y más», afirmó Kuzmín.

Según el investigador, el objeto de obsidiana hizo un difícil camino a Inglaterra desde México, a través de España, debido a las guerras que ambas naciones europeas mantenían en aquella época. Una de las versiones es que el espejo fue entregado a John Dee por William Pickering, quien fue el embajador inglés en la corte del emperador Carlos V en Bruselas.

El doctor Yaroslav Kuzmín sosteniendo el espejo.

«Aunque no se puede descartar que piratas británicos interceptaran una caravana española de barcos con oro y joyas procedente de México, donde estaría el espejo de obsidiana que, de un modo u otro, llegó a John Dee», sostuvo el especialista.

Fuente: Nauka v Sibiri. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario