Un evento sin precedentes tendrá lugar al final del verano septentrional en el desierto de Nevada, y cualquiera puede asistir… bajo su propio riesgo.

Bueno, al menos en la imaginación de quien creo el evento en Facebook, llamado «Ataquemos el Área 51, No Pueden Detenernos a Todos», que insta a reunir un ejército de cazadores de ovnis en los terrenos cercanos a la infame base militar, dentro —y bajo— la cual se ocultaría la mayor evidencia de las visitas extraterrestres a nuestro mundo y la tecnología responsable por eso.

El evento, con fecha 20 de septiembre de 2019, desde luego es una broma, sin embargo esto no evitó que ya cientos de miles de personas se anotaran para asistir.

Presumimos que dada la popularidad de la que goza el tema en las últimos meses, con el estreno de un documental en Netflix que habla sobre el tema (Bob Lazar: Área 51 y Platillos Voladores), era esperable que aquellos poco informados sobre el tema y que solo leen memes saltaran a la palestra.

El humor, desde luego, no tiene nada de malo, aunque en este caso perjudica más que beneficia. Primero a las personas que puedan tomarse en serio el evento y asistan. El Área 51 y sus alrededores están estrictamente vigilados. Y los militares en el perímetro de la instalación tienen autorización para dispararle a cualquiera que intente cruzar al terreno de la base, tal como advierten los carteles que rodean el lugar.

En segundo lugar, los hechos apuntan a que el asunto del Área 51 no tiene nada de broma. El que el gobierno haya reconocido su existencia hace pocos años —luego de negarla sistemáticamente— ya pone de manifiesto la importancia de lo que se ocultaba o oculta allí.

Y en tercer lugar, si el gobierno ya mintió al negar su existencia en el pasado, no hay nada que nos lleve a pensar que no hace lo mismo cuando en la actualidad dice que solo se prueban prototipos y armas mundanas allí y que no esconden ni naves ni cuerpos extraterrestres.

Esto último además ha sido recientemente cuestionado por Luis Elizondo, quien participó activamente en AATIP —el otrora secreto programa para estudiar los ovnis del Pentágono— y afirmó haber tenido acceso a «metamateriales obtenidos de naves extraterrestres recuperadas y mantenidas en instalaciones especialmente modificadas ubicadas en alguna parte del desierto de Las Vegas».

1 comentario
Etiquetas:

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jul 13, 2019
15:26
#1 Chang:

Les comparto un enlace que me pareció muy interesante al respecto y que habla de lo que realmente hay en su interior:
https://tetra-el.org/mediumnidad/misterios-revelados/area-51/

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario