Tanto la prensa como la comunidad científica fueron negligentes cuando aceptaron las conclusiones aparentes de Condon y de la conferencia de prensa de la Fuerza Aérea aun cuando una revisión superficial del reporte hubiera indicado su inadecuación y que sus mejores casos apoyaban la noción de que algunos OVNIs son naves extraterrestres.

Otros volúmenes de información con evidencia relevante sobre la pregunta de si algunos OVNIs son naves extraterrestres incluyen el reporte de Julio de 1968 de las Audiencias del Congreso (Ref. 13) con el testimonio de 12 científicos; “The Ufo Evidence” (Ref. 14), con información acerca de 746 “Desconocidos” seleccionados de 4.500 avistamientos investigados por la NICAP (la Organización pionera de estudio de los OVNIs en EEUU); el libro de J. Allen Hynek (Ref. 15) “The UFO Experience”; la obra “Ufology” de James McCampbell (Ref. 16), etc.

Asimismo, están los archivos de Ted Phillips (Mayo de 1979) en Sedalia, Missouri, conteniendo información sobre 1.470 casos de aterrizaje cubriendo más de 2.000 años y 59 países. En 1994, Ted había fechado más de 4.400 casos de 65 países. Ted ha visitado personalmente cerca de 600 lugares donde han quedado huellas de aterrizajes. Más del 50% de estos reportes involucraron más de un testigo. Más del 80% de las observaciones duraron más de 60 segundos. Seres extraños fueron observados en más de un 22% de los casos. De aquellos objetos observados y que tenían forma y tamaño bien definidos (contrario a aquellos objetos luminosos brillantes que no permiten ver los detalles de lo que hay dentro del resplandor), más del 80% involucraba un objeto redondo con forma de disco de entre 10 a 35 pies de diámetro (3 a 10 metros aproximadamente). Pequeñas pisadas fueron encontradas en más de 40 de estos casos y en 8 de ellos se detectó radiactividad. Los datos en los archivos de Ted están pidiendo a gritos una investigación y publicación. Un documento inicial (Ref. 17) tabula información sobre cientos de estos casos.

También reclaman una mayor exposición los datos obtenidos por el Dr. James Harder, Profesor de Ingeniería en la Universidad de California en Berkeley. Los datos son sobre más de 100 casos de abducción involucrando a más de 150 abducidos que el Dr. Harder ha investigado. Más del 80% de estos casos no ha tenido publicidad aun a pesar de que muchos han incluido cuantiosas hipnosis regresivas y fascinantes ojeadas acerca de los extraterrestres y sus actividades.

El Dr. Richard Haines ha coleccionado información estadística concerniente a más de 3.500 avistamientos de OVNIs por parte de pilotos. Dos tercios de estos casos involucraron pilotos comerciales. Más del 90% de los avistamientos involucraron más de un testigo y más del 85% duraron más de un minuto. La información viene de más de 40 países. La mayoría de estos casos no ha tenido publicidad. Los archivos del doctor Haines también piden a gritos una mayor investigación y publicación.

En síntesis, existe una montaña de evidencia al respecto de avistamientos y aterrizajes que no pueden ser explicados por investigadores competentes, lo cual indica que algunos OVNIs son vehículos extraterrestres. Los escépticos no refutan estos datos, los ignoran o tergiversan.

Argumentos en contra de los OVNIs

Los argumentos en contra de los OVNIs hechos por una muy pequeña, pero muy ruidosa, minoría de escépticos pueden clasificarse en 5 categorías básicas:

1. La evidencia es pobre.

2. Los extraterrestres no se comportarían de esa manera.

3. El gobierno no puede mantener secretos.

4. Los OVNIs violan las leyes de la física y la tecnología asociada a ellos es imposible.

5. Solo los chiflados creen en platillos voladores.

1. Evidencia Pobre: El hilo en común de los argumentos entregados por los escépticos es la ignorancia de los datos relevantes acompañada con el supuesto de que la ausencia del conocimiento pertinente por parte del escéptico puede ser tomada como evidencia de que tal conocimiento no existe. Si hubiera tal conocimiento, entonces él lo sabría. Él no lo sabe, por lo tanto no existe tal conocimiento.

Típico de los argumentos de evidencia pobre son las declaraciones de que no hay avistamientos que no puedan ser explicados; que la única razón por la que los avistamientos no pueden ser explicados es porque no hay suficiente información disponible; que no hay aterrizajes; que no hay avistamientos por testigos oculares y por radar simultáneamente; que no hay avistamientos fuera de los Estados Unidos; que no hay avistamientos por parte de pilotos; que no hay avistamientos por científicos o astrónomos; que no hay abducciones de “gente respetable”; que ninguna de las fotos por cámaras para ver meteoros en el cielo ha mostrado OVNIs; que todas las fotos son fraudes; que no hay videos mostrando OVNIs.

¡Cada una de las afirmaciones anteriores es claramente FALSA!

Todas las ideas de los escépticos tienen el propósito de enseñar que Philip J. Klass objetiva y honestamente ha explicado todos los buenos avistamientos; que Donald Menzel explicó todos los buenos avistamientos; que si hubiera habido buena información, entonces J. Allen Hynek la habría publicado hace años y hubiera hablado en contra de las explicaciones de la Fuerza Aérea y de Menzel en vez de apoyar a ambos; que solamente ve OVNIs la gente que quiere ver OVNIs o que creen en OVNIs o que tienen una necesidad psicológica de ser salvados o de ser famosos o ricos; que los reportes de seres humanoides deben estar equivocados por definición, porque los extraterrestres no pueden ser humanoides; que los medios de comunicación son los que producen los avistamientos; que los avistamientos son muy poco comunes.

He tratado en detalle cada una de las nociones anteriores en otros artículos míos. Ninguna de ellas puede soportar una mirada realista.

2. Los extraterrestres no se comportarían de esa manera: Estos argumentos son hechos a menudo por gente que puede ser bien educada en alguna especialidad particular como por ejemplo astrofísica, pero que no puede decirse que tenga algún conocimiento en las motivaciones de los terrícolas y mucho menos en las motivaciones de los extraterrestres. Los astrónomos figuran entre los peores ejemplos de esto. Su entrenamiento y preparación profesional y actividades profesionales no les proveen conocimientos especiales acerca del comportamiento de los humanos y mucho menos de los humanoides. Esto no interfiere de ninguna manera en su disposición de declarar que si los extraterrestres estuvieran visitando la Tierra, ellos querrían visitar a la Academia Nacional de Ciencias (lo dijo Menzel) o el club de prensa local; o que ellos aterrizarían en los pastos de la Casa Blanca; que ellos o bien se mantendrían ocultos o harían contactos con nuestro líderes; que ellos no vendrían acá solo a detener automóviles y a juguetear (no hay evidencia de que vengan a hacer esto); que no hay nada especial ocurriendo en la Tierra (aun a pesar de que en poco tiempo estaremos viajando a las estrellas); que ya hubieran tomado posesión de la Tierra hace muchos años; que no habrían venido acá sino hasta recibir nuestras primeras señales de TV que habían sido mandadas sólo hace unos pocos años atrás; que dado que enviar mensajes por radiotelescopios es mucho más barato que viajar, ellos solo se habrían limitado a enviar señales en vez de venir hacia acá; que tratarían de alcanzarnos por radio y, cuando hicieran contacto, ellos nos enviarían todos sus secretos lentamente y por radio, y por supuesto a los exobiólogos y radioastrónomos que están tan preocupados por encontrar inteligencia extraterrestre.

Estas nociones delatan una falta de entendimiento del comportamiento humano y dicen mucho de la falta de imaginación y de los egos de aquellos que las exponen. Las referencias 18 y 19 tratan con estas nociones en detalle.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario