Por Mauricio Fuentes

Dentro de la ufología, la Hipótesis Militar (HM) afirma básicamente que la explicación de los OVNIs enigmáticos corresponde a avistamientos de prototipos voladores secretos de los militares. Si bien es cierto que ha ocurrido que en algunos casos OVNI pudo haberse tratado efectivamente de algún avistamiento de un prototipo militar secreto, también es cierto que los proponentes de la Hipótesis Militar buscan adjudicar TODOS o una inmensa mayoría de los avistamientos enigmáticos a prototipos militares secretos, agregando infaltablemente que la Hipótesis Extraterrestre es innecesaria. Según mi parecer, los proponentes de la HM no son ninguna mayoría, y mi parecer es que a los ufólogos escépticos de la Hipótesis Extraterrestre tiende a gustarles la HM, pero muchos conocen sus debilidades y prefieren no mencionarlas demasiado.

Una exposición documental fílmica y altamente propagandística de la HM, puede verse en el documental “Flyings Saucers are Real” emitido por el canal Discovery Channel, conocido en idioma español como “Los verdaderos Platillos Volantes” [12]. El documental incurre en numerosas tergiversaciones de la historia de la ufología, tergiversaciones que no se analizarán en el presente artículo.

En general, desde el punto de vista de la evidencia, se puede decir que la hipótesis de que los casos OVNI no son más que aviones, o naves militares terrestres ultra secretas, solamente tiene como evidencia la exposición de prototipos militares hechos, o supuestamente hechos, a partir de los años 40, prototipos los cuales en realidad nunca volaron, y si lo hicieron, fue en forma extremadamente defectuosa.

Si bien es cierto que por un momento se pensó en la década de los 50 que los responsables de los OVNI podían ser los remanentes del imperio nazi o de los rusos, tales teorías no han tenido ninguna confirmación, ni sustento histórico en las décadas siguientes. Por lo tanto, mi visión es que los partidarios de la HM se han inclinado por creer que los OVNI eran principalmente de manufactura estadounidense (debido a que la incidencia de OVNIs en EEUU es más numerosa que en otros países, supongo). Lo cierto es que nadie jamás ha reportado haber visto estrellarse un platillo volador de manufactura norteamericana o nazi. Ni tampoco se han presentado filmaciones que muestren un platillo volador por el aire cuyo origen sea claramente humano u oficialmente confirmado como un modelo eficaz de origen militar, altamente utilizado y de buenas prestaciones aerodinámicas, como debiera ocurrir si fuera cierta la HM. En resumen, la HM sufre de una sospechosa falta de evidencias.

Sin embargo, además de la carencia de evidencias que la respalden, la HM sufre de varios otros problemas. Se citan a continuación varias razones por las cuales la Hipótesis Militar tiene serios problemas de credibilidad:

A) Las velocidades, aceleraciones, comportamiento y forma de los objetos desconocidos reportados no son actualmente alcanzables por la tecnología humana. Por ejemplo, el ingeniero de la NACA/NASA Paul R. Hill [1] analizó trayectorias de OVNIs y estimó aceleraciones centrípetas y lineales de al menos 100g (siendo g=9.8m/s2). El físico óptico Bruce Maccabee [2] ha analizado imágenes y videos de OVNIs y ha calculado valores de aceleraciones de 117g. Estas aceleraciones no pueden ser conseguidas en aviones o en cohetes de tamaño considerable. Una medición confiable de velocidades lo da un caso registrado con varios radares en el Golfo de México en 1952 [3]. Los objetos que seguían a un avión B-29 y que fueron registrados en los radares, fueron también vistos por testigos oculares. En este caso la velocidad máxima registrada fue de 14000km/h, lo cual a una altura de 5400m haría que un avión se quemara inmediatamente producto del roce con el aire. Las mediciones del OVNI de White Sands en 1949 [4], realizadas utilizando teodolitos, registraron una velocidad de 42.000km/h a una altura de 90000m. Adicionalmente, hay muchos reportes en que los objetos reportados han sido capaces de seguir y burlar a un avión. Pero estos objetos usualmente no han mostrado tener ningún tipo de tobera, propulsor, alas, o hélices. En otras ocasiones, muchos de los objetos reportados han sido capaces de pasar de un vuelo muy rápido a un vuelo lento y ocasionalmente aterrizar en el suelo, todo esto sin hacer ningún ruido o con un zumbido muy leve. Nuestra ciencia y tecnología no es capaz construir en la actualidad aparatos con tales características reportadas en OVNIs y menos aún era capaz de construir tales aparatos en el año 1947, que es cuando comenzaron los avistamientos masivos.

B) Los reportes de OVNIs no se limitan a los simples avistamientos de objetos en el cielo, sino también abarcan avistamientos de estos objetos en posición de aterrizaje y no solamente de los objetos voladores sino también de sus tripulantes, los cuales usualmente NO son descritos como humanos con traje de militar por parte de los testigos, sino que son descritos como seres de apariencia muy extraña, usualmente humanoide y de pequeña estatura, entre otras descripciones extrañas.

C) Los avistamientos OVNI que ocurrieron a finales de la década de los 40 fueron muy numerosos y la aparición de los objetos era descarada. La oleada OVNI de 1947, la del verano de 1948 y la de 1952 (entre otras), usualmente tuvieron características dramáticas para las autoridades norteamericanas, las cuales no sabían como responder ante la enorme cantidad de denuncias de avistamientos OVNIs, y ante las urgentes peticiones de investigación y de reclamos. Es poco creíble que los propios militares iban a decidir crearse toda esta batahola de problemas, enviando cientos de sus “prototipos secretos” a armar alboroto durante años.

D) La oleada OVNI de 1954 fue ciertamente a nivel internacional, ocurriendo avistamientos en Francia, Italia, Alemania, Inglaterra, Norte de África, EEUU y Sudamérica. Es poco creíble que un gobierno se dedique a realizar pruebas de sus aparatos secretos en forma masiva y descarada, y menos aún pensar que tales pruebas “secretas” se realizan en todo el mundo a vista y paciencia de miles de personas. Lo usual es que los aparatos secretos militares se prueben en lugares deshabitados, como las zonas desérticas de EEUU. En cambio, las oleadas OVNI ocurrían en todo el territorio norteamericano y en todo el mundo.

E) Si los EEUU o alguna nación de nuestro planeta tenían ya en el año 1947, prototipos de platillos voladores de altas capacidades aerodinámicas, hay que preguntarse donde están esos prototipos hoy en día. Por ejemplo, el avión U-2 era un proyecto secreto en la década de los 50, pero dejó de ser secreto en la década de los 60. El avión B-2 Spirit, de tecnología Stealth, era secreto en el año 1980, pero dejó de ser secreto en el año 1988. ¿Donde están ahora los supuestos platillos secretos de los años 40 y 50 y 60? A muchos partidarios de la HM les gusta fantasear con platillos voladores con hélices por dentro, alegando que tal cosa es perfectamente posible y que la capacidad de aeronavegación de tales aparatos era (y es) muy buena. La pregunta que queda hacerse es: ¿Si tales maravillosos platillos con hélices por dentro eran construidos con éxito por los militares norteamericanos en los años 50, como es posible que 50 años después todavía no formen parte del equipamiento aeronáutico comercial o estándar de las milicias de otros países?

F) Se ha sabido de numerosos casos en que OVNIs han rondado en las cercanías de bases militares norteamericanas o recintos donde se almacenan las armas nucleares. La ocurrencia de muchas de tales situaciones ha sido confirmada mediante testimonios de militares ya retirados [7]. Es poco creíble pensar que los propios OVNIs militares norteamericanos iban a ir a alarmar y estorbar a sus propias bases militares y, en el caso de las bases nucleares, a correr el riesgo de ser atacados por la artillería y guardia que protege las bases nucleares y que tiene autorización para atacar a muerte cualquier elemento extraño que se acerque.

G) Existen casos de OVNIs que han perseguido a aviones militares (y aviones civiles) estadounidenses y casos de OVNIs que han sido perseguidos infructuosamente por aviones militares. Varios de los casos indicados en la referencia [5] muestran la ocurrencia de tales encuentros de OVNIs con militares. Si aceptamos la HM, tendremos que aceptar que los propios militares norteamericanos estaban causándose problemas entre sí, persiguiéndose y asustándose unos a otros.

H) Existieron manuales y ordenanzas internas militares que permitían que los propios militares reportaran sus avistamientos de manera sistemática. Por ejemplo, las ordenanzas JANAP-146, el Manual de la Fuerza Aérea 55-11, y la regulación de la Fuerza Aérea AFR-200-2, estaban hechos para el reporte de objetos no identificados que pudieran afectar a la seguridad nacional y estaban destinados a que los propios militares hicieran reportes internos de sus avistamientos. Más aún, estas reglamentaciones podían ordenar que los reportes de avistamientos OVNI no llegaran a manos del proyecto oficial y más público de estudio de OVNIs, llamado “Libro Azul”, si se consideraba que el reporte del avistamiento podía afectar a la seguridad nacional. Un ejemplo gráfico lo representa un anuncio en papel que aparecía en todos los buques de la Navy estadounidense en que se solicita al personal militar del buque informar de cualquier avistamiento de objeto desconocido. Este anuncio recibió el nombre de “MERINT” [10]. En la Figura 1 aparece este anuncio. La pregunta clave aquí es ¿Para qué diablos los propios militares iban a implementar sistemas internos y confidenciales de reporte de OVNIs si éstos no eran otra cosa que proyectos secretos que ellos mismos hacían?

Figura 1: Anuncio en papel, “MERINT” OPNAV 94-P-3A, de procedimiento radio-telefónico para reportar OVNIs. En su momento, este anuncio de papel era de uso exclusivo en los barcos de guerra de la marina de guerra estadounidense (La “Navy”) durante mediados de la década de los 1960. La pequeña imagen es un extracto de la imagen grande, y muestra claramente un platillo volador bajo el denominador de “Unidentified Flying Object” (UFO), como algo que debía reportarse bajo el procedimiento MERINT. Esto muestra que los militares norteamericanos no sabían que eran los OVNIs y les pedían a los militares de menor rango que los reportaran. (Clic para ampliar).

I) Las oleadas OVNI masivas comenzaron a partir del año 1947. Sin embargo, existen numerosos escritos, libros y pinturas antiguas que aluden a avistamientos de OVNIs en la antigüedad, con características muy similares a los reportes de la historia de la ufología contemporánea. Si bien tales relatos del pasado no pueden tomarse como prueba definitiva de la existencia de los OVNIs, tampoco pueden descartarse de buenas a primeras, como lo hacen apresuradamente los partidarios de la HM.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario