Stéphane Hessel.

El fuego de los movimientos sociales que comenzaron el 12 de marzo en Portugal y se han extendido hasta encender los ánimos de miles de estudiantes y desempleados en varias ciudades españolas, encontró su chispazo inicial en las palabras del diplomático francés y autor del best-seller “¡Indignaos!”, Stéphane Hessel, quién ofreció esta semana palabras de aliento al movimiento español.

“¡Confío en la juventud española! En particular en su forma de comunicarse, de reunirse, de movilizarse” celebró, en una entrevista concedida a la agencia de prensa AFP.

El autor del texto que dio nombre al movimiento de los “Indignados”, aseguró que sabe de muchos manifestantes que tienen en sus manos el libro de su autoría, el cual ha sido traducido a las cuatro lenguas que se hablan en el territorio español: castellano, catalán, vasco y gallego.

“La palabra ‘indignaos’ es una palabra muy política en el contexto actual. Los pueblos se sienten dirigidos de forma imperfecta y quieren una renovación de la democracia”, subrayó Hessel.

Se trata solo de un folleto con unas pocas hojas, aparentemente insignificante, pero ya lleva más de un millón de copias distribuidas en Francia y otros países. Hessel, un nonagenario germano-francés, de padre judío, héroe de la Resistencia contra los nazis en la segunda guerra mundial invita a los jóvenes a indignarse, a no resignarse, a hacer uso de su libertad para combatir al nuevo fascismo de nuestro tiempo: el terrorismo financiero y el amor al dinero.

Algunos párrafos de su alegato libertario y pacifista:

“La razón de la resistencia, es la indignación. Se osa decirnos que el Estado no puede asegurar los costos de estas medidas ciudadanas como Sanidad o Educación. Pero… ¿Cómo puede faltar dinero para mantener y prolongar estas conquistas si la producción de riquezas ha aumentado considerablemente después de la Liberación, período en el que Europa estaba arruinada? Por el contrario, el poder del dinero, tan combatido por la Resistencia, no ha sido nunca tan insolente, tan egoísta, con sus propios servidores hasta en las más altas esferas del Estado. Los bancos, a partir de ahora privatizados, se muestran pendientes de sus dividendos, y de los elevados salarios de sus dirigentes, no del interés general. La distancia entre los más pobres y los más ricos no ha sido nunca tan importante; y la carrera por el dinero, la competición, nunca tan animada. El motivo de base de la Resistencia era la indignación. Nosotros, veteranos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas combatientes de la Francia libre, llamamos a las jóvenes generaciones a hacer vivir, a transmitir, la herencia de la Resistencia y sus ideas. Nosotros les decimos: ¡Tomad el relevo, indignaos! Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben renunciar, ni dejarse impresionar por la actual dictadura internacional de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”.

O este otro, que apunta directamente hacia el Decrecimiento como alternativa:

“El pensamiento productivista, impulsado por Occidente, ha llevado al mundo a una crisis en la que es precisa una ruptura radical con la precipitada carrera del ‘crecimiento’, en el dominio financiero pero también en el dominio de las ciencias y de las técnicas. Ya es hora de que la preocupación por la ética, por la justicia, por el equilibrio sostenible llegue a ser predominante. Pues nos amenazan riesgos más graves. Se puede poner término a la aventura humana sobre un planeta que puede llegar a ser inhabitable para el hombre”.

A continuación dejamos a su disposición el susodicho libro y un video emitido en la televisión española sobre el asunto:

     Stéphane Hessel - ¡Indignate! (97,0 KiB, 1.279 hits)
    Descripción de archivo: Se trata solo de un folleto con unas pocas hojas, aparentemente insignificante, pero ya lleva más de un millón de copias distribuidas en Francia y otros países. Un nonagenario germano-francés, de padre judío, héroe de la Resistencia contra los nazis en la segunda guerra mundial invita a los jóvenes a indignarse, a no resignarse, a hacer uso de su libertad para combatir al nuevo fascismo de nuestro tiempo: el terrorismo financiero y el amor al dinero.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
May 28, 2011
15:20
#1 JoaK:

No se por que esto me lleva a pensar en la parte del proyecto blue beam que dice “se eliminara toda oposición al NWO”

Reply to this commentResponder

May 28, 2011
20:33
#2 Gastón Adonay:

¡OJO!, que los medios oficiales de comunicación están confundiendo nuevamente a la opinión pública, a esta manifestación con intelectualismo, filosofías y politiquerías, presentando a viejos patriarcas como héroes de un viejo mundo que ellos mismos (patriarcas) ayudaron a construir con el “DINERO”. No se dejen engañar, porque es una manera de bajarle el real perfil de este movimiento, ¡si ya le han puesto nombre!, ahora no descartan el dinero de la real situación, cuando este mismo ha provocado el problema. Sigan con este movimiento, cuya consigna no es la resistencia, sino “LA NO VIOLENCIA” y el definitivo cambio hacia la LIBERTAD de las personas en sus realizaciones de vida, dejando obsoleta la esclavitud la cual nos ha llevado al sistema financiero con su porquería de dinero, que causa las diferencias entre unos y otros.
Saludos

Reply to this commentResponder

May 30, 2011
10:47
#3 xxpabloxx:

A esto yo le agregaría que debemos armar “GRAN LIO” en todo el territorio de España y hacerle saber a todos los políticos que impulsan medidas de corte neo-conservador, que no nos interesan sus demagogias televisivas, ni promesas que nunca cumplirán. Que dejen de proteger a las entidades financieras y bancarias, y que a la única que hay que proteger es a la gente, después viene el resto de los entes.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario