Luego de 60 años de visualizarlo, la NASA finalmente ha puesto muchas de sus fichas en enviar una sonda al Sol. La semana pasada, la agencia anunció que la misión Sonda Solar Plus ha pasado a la fase de «desarrollo avanzado» con una fecha fijada para su lanzamiento en el año 2018.

solarprobeplus

NASA / Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory.

Las metas principales de la Sonda Solar Plus serán:

  1. Observar el Sol: ¿De dónde fluye la energía del Sol? ¿Cómo se calienta su atmósfera exterior? Estas son algunas de las preguntas que se buscaran responder. La sonda sobrevolará la corona solar, algo que los científicos han querido hacer por 60 años sin contar con la tecnología necesaria para lograrlo. «Es una misión de exploración. La nave se acercará tanto al Sol que será capaz de observar cómo acelera el viento solar de subsónico a supersónico, además de atravesar el lugar de nacimiento de las partículas de energía más elevadas», especifica el sitio del JHUAPL (lugar donde está siendo construida la sonda). «Aún así, seguramente se generarán más preguntas que respuestas».
  2. Sobrevolar y estudiar Venus: Es común que las naves se valgan de la asistencia gravitacional de cuerpos celestes para acumular impulso y ahorrar combustible. La Sonda Solar Plus dará siete vueltas al planeta Venus entre 2018 y 2024, después de las cuales se dirigirá hacia el Sol. En este tiempo la nave no estará durmiendo, sino todo lo contrario, sus instrumentos apuntarán hacia Venus para recolectar datos de gran importancia científica.
  3. Sobrevivir al infierno: La sonda tendrá que soportar un calor cada vez más extremo a medida que se acerca al Sol. Se espera que la máxima aproximación sea a 5.9 millones de kilómetros, siete veces más cerca de lo que Mercurio llega a orbitar el astro rey. Para esa tarea, la sonda estará protegida por un escudo térmico de 2 metros y medio de diámetro y más de 1 metro de espesor, hecho de espuma de carbono-carbono.
  4. Desentrañar los misterios magnéticos: Entre los mayores enigmas del Sol se hallan aquellos relacionados con su campo magnético, en especial el por qué el astro invierte su polaridad en un ciclo de 11 años, alternando entre periodos de poca y alta actividad. Una parte importante de la misión de la Sonda Solar Plus será justamente el recabar la mayor cantidad de datos que nos ayuden a hacer mejores predicciones sobre cuándo una llamarada se disparará en dirección a nuestro planeta.
Publicado el 25 de julio de 2016 Sin comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario