Un equipo internacional de científicos ha anunciado esta semana que finalmente ha resuelto los secretos del Mecanismo de Anticitera, famoso en los círculos de la arqueología, informa el portal PhysOrg.

Fragmento del Mecanismo de Anticitera, Museo Arqueológico Nacional en Atenas, 9 de junio de 2016.

Fragmento del Mecanismo de Anticitera, Museo Arqueológico Nacional en Atenas, 9 de junio de 2016.

Descubierto en un naufragio frente a la costa de Grecia en 1901, el Mecanismo de Anticitera ha fascinado y desconcertado a los estudiosos desde hace más de un siglo. El dispositivo intrincado parecía ser una reliquia de alta tecnología de una época antigua, un mecanismo de relojería utilizado para calcular los eventos astronómicos y celestes. Construido en el 150 a.C., el artefacto ha sido denominado como «el equipo mecánico más antiguo del mundo».

Después de más de 10 años de estudio intensivo usando equipo vanguardista de exploración, el equipo de investigadores presentó nuevos conocimientos sobre la famosa reliquia. Los científicos han sido capaces de decodificar unos 3.500 caracteres de un texto explicativo escrito en 82 fragmentos sobrevivientes del artefacto con el uso de las máquinas de rayos X y otras tecnologías de exploración.

De acuerdo con los investigadores, las letras pequeñas, de 1,2 milímetros, fueron grabadas en paneles en el interior y el exterior del dispositivo, que originalmente fue encerrado en una caja de madera con docenas de engranajes de bronce enclavados entre sí.

El profesor Xenophon Moussas, de la Universidad de Atenas, muestra una posible reconstrucción del antiquísimo Mecanismo de Anticitera. 9 de junio de 2016.

El profesor Xenophon Moussas, de la Universidad de Atenas, muestra una posible reconstrucción del antiquísimo Mecanismo de Anticitera. 9 de junio de 2016.

El lenguaje descifrado más o menos confirma lo que los arqueólogos han sospechado desde el principio: el Mecanismo de Anticitera fue diseñado como un calendario-reloj que mostraba las fases de la luna, la posición del sol y los planetas, y hasta el momento de los eclipses previstos.

Pero mientras que el dispositivo tenía un propósito astronómico definitivo, los científicos también suponen que la máquina se utilizaba para «ver» lo que deparaba el futuro, de acuerdo con algunas de las inscripciones en el dispositivo que se refieren al color del próximo eclipse.

«No ha sido una herramienta de investigación, algo que un astrónomo usaría para hacer cálculos, o incluso un astrólogo para hacer predicciones, sino algo que se usaba para enseñar sobre el cosmos y nuestro lugar en este», dijo el investigador Alexander Jones en la conferencia de prensa. «Es un “libro de texto” de la astronomía como se entendía entonces, que conecta los movimientos del cielo y los planetas con la vida de los antiguos griegos y su entorno», añadió.

4 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Jun 12, 2016
23:39
#1 Dagoberto:

Es un mecanismo extraterreste, fabricado por alienigenas….!!

Reply to this commentResponder

Jun 13, 2016
16:22

Sea como sea este objeto es muy complejo para la posible civilización que lo haya diseñado. No se sabe con seguridad la antigüedad de esta computadora y eso lo hace aún más misterioso.

Reply to this commentResponder

Jun 14, 2016
1:55
#3 HORACIO:

No hay por que extrañarse…..esto no es obra de extraterrestres….hace 2.000 muchas civilizaciones tenian altos concepto del conocimiento de estrellas y planetas y un excelente dominio de la astrologia …si vemos relacion de tiempo y cantidad de habitantes , antes en la antiguedad habia muchos mas Stephen William Hawking que ahora ni lo duden.saludos

Reply to this commentResponder

Nov 16, 2018
19:45
#4 Adolfo:

@HORACIO: Quién sabe cual era el nivel de sofisticación de los conocimientos contenidos en los textos destruídos de la Biblioteca de Alejandría.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario