Una erupción volcánica en La Palma, en las Islas Canarias en España, destruyó casas y obligó a evacuar a unos 6.000 residentes. La lava del volcán Cumbre Vieja ha estado cayendo cuesta abajo desde que comenzó la erupción el domingo, devastando todo a su paso y abriéndose camino hacia el mar.

Volcán Cumbre Vieja.

Una boca eruptiva expulsa lava y piroclastos en la zona de Los Llanos este lunes. Crédito: Kike Rincón/EP.

Pero no solo eso, por si no fuera poco, un terremoto de magnitud 4.1 —el más fuerte desde que comenzase la erupción—, ha sacudido la isla la noche de este lunes, según reportó la Red Sísmica Canaria.

Ángel Torres, presidente del Gobierno regional del archipiélago situado ante las costas del noroeste de África, señaló que «no tenemos que lamentar ninguna pérdida humana ni daños personales, yo creo que esa es la mejor noticia» durante una rueda de prensa con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien está en La Palma desde que se desató el infierno.

Esto es porque el Cumbre Vieja se encontraba bajo un elevado nivel de alerta desde hace una semana debido a un incremento de la actividad sísmica en la isla, registrándose un día antes miles de sismos de baja intensidad en la zona del volcán que pusieron a las autoridades en alerta y permitieron una rápida respuesta.

Mientras se espera que pronto las lenguas de lava hagan contacto con el mar, los especialistas no descartan que más movimientos sísmicos se sigan produciendo en las próximas horas.

Fuente: EP/BBC/El País. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario