Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han ingeniado una manera de manipular los sueños mediante la combinación de una app y un dispositivo de rastreo onírico llamado Dormio. En el estudio publicado, se afirma que el sistema es capaz de insertar ciertos temas en los sueños de una persona… algo que recuerda mucho a lo mostrado en la película Inception.

Inception. Sueños.

Para lograr esto, los investigadores del Laboratorio de Interfaces Fluidas del MIT —un grupo que desarrolla sistemas e interfaces vestibles para mejorar habilidades cognitivas— utilizaron una técnica llamada incubación de sueño objetivo (TDI, por sus siglas en inglés).

Estudios anteriores han demostrado que durante un raro estado onírico conocido como «sueño lúcido», en el cual el durmiente está consciente de que está dentro de un sueño, la persona es capaz de cambiar aspectos de lo que está soñando. TDI toma ventaja de esta etapa temprana, llamada hipnagogia, para reproducir un resultado similar.

Durante la hipnagogia, en pleno estado de transición de la vigilia al sueño, el sistema TDI introduce «información objetivo» dentro de la mente, «permitiendo una incorporación directa de contenido en el sueño», escriben los científicos en la investigación publicada en la revista especializada Consciousness and Cognition. En los experimentos, 25 personas fueron sometidas a «despertares seriales» ejecutados cuando tomaban sesiones de siestas diurnas.

Los temas a introducir fueron grabados primero en una app, con frases tales como «recuerda pensar sobre un árbol» o «recuerda observar tus pensamientos», y luego los individuos fueron preparados para las sesiones.

«El dispositivo rastreador de sueños, Dormio, fue colocado en la mano de cada participante para monitorear su ritmo cardíaco, cambios eléctricos en la superficie de la piel, y cuántos de los dedos estaban doblados o relajados, y así detectar cuándo el durmiente entraba en estado de hipnagogia y estaba, por lo tanto, abierto a la influencia de las pistas auditivas exteriores», explicó el autor principal Adam Haar Horowitz del MIT. «Entonces, Dormio se comunica con la app, la cual emite audio en los momentos adecuados y posteriormente registra los reportes de los sueños cuando el sujeto despierta».

Los reportes resultantes, por ejemplo, mencionaron un árbol el 67 % de las veces que esta pista auditiva era insertada en el sueño del participante. «Seguía las raíces con alguien, y las raíces me transportaban a diferentes lugares», recordó una de las personas. Otra mencionó «un árbol de mi infancia, de mi patio trasero, que nunca había aparecido antes». También se describió que el árbol en uno de los sueños «se había dividido en infinitas piezas y que un chamán estaba sentado en su base», instando al soñante «a ir a América del Sur».

Dormio.

Dispositivo Dormio. Crédito: Fluid Interfaces group, MIT Media Lab.

«Los reportes de los sueños fueron creciendo en extrañeza con cada sesión, pero no desarrollamos un sistema universal para medir esto», señalaron.

«Al interrumpir el estado de hipnagogia, hallamos una ruta alternativa para proveer a los durmientes con la habilidad de modificar el contenido de sus sueños», agregó Tomás Vega, estudiante graduado del Grupo de Interfaces Fluidas del MIT.

Una de las participantes del experimento. Crédito: Oscar Rosello/Fluid Interfaces group, MIT Media Lab.

Vega es cofundador de Argumental Tech, una compañía que construye tecnologías que se integran con el cuerpo humano, y es el creador de la placa de circuitos y el software que utiliza TDI para grabar las diferentes bioseñales.

En tus sueños más salvajes

Vega ha probado el dispositivo Dormio en sí mismo, implantándose sugerencias sobre una de sus películas favoritas: Willie Wonka y la Fábrica de Chocolate, con un audio que reproduce la clásica canción de los oopma loompa.

Y efectivamente, los oompa loompa aparecieron en su sueño, pero con una interesante vuelta.

«Al principio del sueño estaba en una cascada de chocolate, rodeado de los trabajadores cantando oompa loompa, doopity doo», contó.

Vega, quien es intolerante a la lactosa, notó que el chocolate que caía era negro. «Era una cascada libre de lactosa. Por lo que mi conocimiento de ser intolerante estaba en mi consciencia —o en mi subconsciencia— y funcionó como una limitación», señaló.

Posibles aplicaciones

De acuerdo a los autores del estudio, la lluvia de ideas creativas (brainstorming) podría ser una de las aplicaciones más inmediatas para los sueños objetivo. Sin embargo, aclaran que muchos de los mecanismos que controlan cómo dormimos no están bien comprendidos aún, por lo que es muy temprano para decir precisamente cómo colar contenido en los sueños o lograr un estado de consciencia durante los mismos para beneficiar directamente a quien los tiene.

«Cada beneficio que pueda correlacionarse con un sueño merece un experimento aparte para probar que no es una casualidad. Esto va desde trabajos pasados en pesadillas y TPST a los estudios actuales en aprendizaje de idiomas, o momentos eureka (de creatividad) durante las fases oníricas», concluyó Horowitz.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario