Un grupo de investigadores internacionales ha determinado que una adolescente de 13 años, que vivió hace 90.000 años en Altái (Rusia), fue la hija de una madre neandertal y de un padre perteneciente a otra especie de homínido, el enigmático hombre de Denísova.

El estudio de ADN se llevó a cabo en restos hallados en la cueva Denisova, en las montañas de Altái, Siberia.

El estudio de ADN se llevó a cabo en restos hallados en la cueva Denisova, en las montañas de Altái, Siberia.

El estudio, publicado en Nature, precisa que a esa conclusión llegaron los científicos tras el análisis genético del fragmento de un hueso de la niña, encontrado hace seis años en la cueva Denísova. Ese estudio mostró que cerca del 40 % de los fragmentos de ADN del hueso coinciden con la genética del neandertal, mientras que otro 40 % es propio del homínido de Denísova.

Fragmentos de hueso de la prehistórica niña híbrida.

Fragmentos de hueso de la prehistórica niña híbrida.

El análisis también permitió establecer que la chica no fue descendiente de otros híbridos entre esas especies, sino cría directa de dos humanos distintos.

Se cree que un ancestro común de neandertales y denisovanos migró desde África a Eurasia entre 400,000 y 300,000 años atrás, para luego dividirse en dos especies diferentes. Otras teorías sugieren que este ancestro se dividió en África y los neandertales y denisovanos migraron a Eurasia por separado.

Se cree que un ancestro común de neandertales y denisovanos migró desde África a Eurasia entre 400,000 y 300,000 años atrás, para luego dividirse en dos especies diferentes. Otras teorías sugieren que este ancestro se dividió en África y los neandertales y denisovanos migraron a Eurasia por separado.

Según el genetista Pontus Skoglund, encontrar «una persona de primera generación, de ascendencia mixta de estos grupos, es absolutamente extraordinario».

Fragmento del dedo meñique de la niña híbrida.

Fragmento del dedo meñique de la niña híbrida.

La investigadora Viviane Slon, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania, indicó por su parte que por estudios previos se sabía «que los neandertales y los hombres de Denísova debían haber tenido hijos comunes de vez en cuando», pero que nunca ella pensó tener la suerte de «encontrar una descendencia real de estos dos grupos».

Fuente: Daily Mail. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario