Los restos de un ancestral templo han sido encontrados en Noruega, en lo que es una rara reliquia de la religión vikinga anterior a la adopción del cristianismo.

Templo. Casa de los dioses.

Los restos del lugar donde supo estar el templo.

Los arqueólogos hallaron un gran edificio de madera —de 14 metros de largo por 8 de ancho— que se piensa estuvo erigido hacia finales del siglo VIII y fue dedicado al culto y sacrificios a los dioses nórdicos durante los solsticios.

Los vikingos y su cultura se volverían célebres cerca de un siglo después, luego que bandas de navegantes guerreros incursionaran en gran parte de Europa, Islandia, Groenlandia y Canadá, ganándose el apodo de «los demonios del norte».

Ose, Noruega.

«Este es el primer templo ancestral nórdico hallado en el país; conocíamos de ellos por hallazgos en Dinamarca y Suecia», dijo el arqueólogo Søren Diinhoff de la Universidad del Museo de Bergen.

«Es una construcción muy especial. Las “casas de los dioses” —como les llamaban— comenzaron a ser construidas hacia el siglo VI. Eran mucho más complejas que otros sitios simples, a menudo al aire libre, que la gente usaba para el culto. Probablemente tenga que ver con cierta clase de sociedad, que las construyó como una demostración ideológica», agregó.

Nueva sociedad

Los arqueólogos desenterraron los cimientos del antiguo edificio el mes pasado en Ose, un pueblo costero cerca de Ørsta, en el oeste de Noruega, mientras se preparaba el terreno para un proyecto de construcción de viviendas.

«Las excavaciones revelaron trazas de asentamientos agrícolas anteriores, de entre 2.000 y 2.500 años atrás, incluyendo los restos de dos hogares comunales que habrían estado en el centro de una pequeña granja familiar», explicó Diinhoff .

Sin embargo, el templo en Ose es de un tiempo posterior, cuando el área comenzó a ser dominada por un grupo de élite de familias acaudaladas —una distinción que surgió a medida que las sociedades escandinavas iniciaron interacciones con las sociedades más estratificadas del Imperio romano y las tribus germánicas del norte de Europa—.

«Cuando la nueva sociedad se estableció, en el Imperio romano de la Edad de Hierro, las familias líderes tomaron el control del culto», señaló el arqueólogo. «La religión se volvió más ideológica y organizada, y las casas de dioses en Ose siguieron el modelo de las basílicas cristianas que los viajeros vikingos habían visto en las tierras del sur».

«Como resultado, los viejos templos nórdicos incorporaron una distintiva torre alta sobre sus techos en pendiente, en lo que fue una copia de las primeras iglesias cristianas».

A pesar que el edificio de madera ha desaparecido, los huecos para los postes permanecen dándole su forma, incluyendo el poste central de su torre, algo particular que solo era usado para las casas de dioses.

Culto ancestral

El propósito del sitio también fue revelado por una concentración de pozos de cocina donde la comida para los banquetes religiosos era preparada, y numerosos huesos de animales sacrificados.

Reconstrucción digital del exterior de la casa de los dioses.

«Hace pocos años hallamos en la zona una piedra blanca en forma de falo, representando los genitales masculinos, lo que probablemente era parte de viejos rituales de fertilidad», añadió Diinhoff.

Las ceremonias habrían tenido lugar en la casa de los dioses durante importantes festivales, tales como aquellos de los solsticios de invierno y verano —la noche más corta y larga del año respectivamente—.

Reconstrucción digital del interior de la casa de los dioses.

Carne, bebidas y algunas veces metales preciosos como el oro, habrían servido como ofrendas a figurillas de madera dentro del edificio representando por ejemplo a Odín, Thor, o a Freyja, la diosa de la fertilidad —quienes dieron sus nombres en inglés a los días miércoles, jueves y viernes—.

Dado que los dioses solo podían participar del festival en espíritu, la comida física y la bebida serían disfrutadas por sus adoradores.

La vieja religión nórdica fue suprimida en el siglo XI, cuando los reyes noruegos impusieron las creencias cristianas y derribaron o quemaron edificios como la casa de los dioses en Ose, para reemplazarlos por iglesias.

«Hasta ahora no hay evidencia de que la casa en Ose haya formado parte de esa purga», dijo Diinhoff. «Sin embargo, podríamos encontrarla con la continuación de las excavaciones, pero aún no estamos en ese punto».

Fuente: Live Science. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario