Excavaciones en la ancestral ciudad romana de Viminacium, en Serbia, han desenterrado un sarcófago intacto con dos esqueletos adornados con oro y plata.

Cráneos pertenecientes al hombre y a la mujer hallados dentro del sarcófago.

Cráneos pertenecientes al hombre y a la mujer hallados dentro del sarcófago.

Ilija Mikic, antropólogo presente en el lugar, ha dicho que los esqueletos pertenecen a un hombre alto de mediana edad y a una delgada mujer más joven. Además de tres delicadas botellas de perfume, la mujer poseía aros de oro en forma de flores, un collar, un espejo de plata y varios ganchos elaborados para el cabello. El hombre, por su parte, solo conservaba un cinturón con hebilla de plata y restos de unos zapatos.

«De acuerdo al ajuar funerario, podemos deducir que se trataba de una pareja perteneciente a la clase social más alta», explicó Mikic.

El lugar de Viminacium, cercano al pueblo de Kostolac, 70 km al este de la actual Belgrado, supo ser un campamento militar y la capital de la provincia romana Moesia Superior, hacia el siglo I d.C. Entre sus edificaciones más importantes había un hipódromo, barracas fortificadas, un foro, un palacio, templos, un anfiteatro, acueductos, baños y talleres. Los historiadores piensan que la ancestral ciudad pudo albergar hasta 40.000 personas.

«Sin embargo, hasta ahora solo el 4 por ciento de Viminacium ha sido explorado», dijo Miomir Korac, director de las actuales excavaciones arqueológicas.

Algunos de los ítems hallados junto a los esqueletos.

Algunos de los ítems hallados junto a los esqueletos.

Los asentamientos del Imperio romano que no han sido enterrados por ciudades modernas —tales como Londres, Milán, Budapest o Belgrado— son una rareza.

«Solo Viminacium, con sus 450 hectáreas, es toda un área abierta para la exploración. Y estoy seguro que esto nos revelará una inconmensurable cantidad de información», sentenció Korac.

Por el momento, los arqueólogos han descubierto decenas de cientos de artefactos, incluyendo azulejos con símbolos mágicos romanos, esculturas de mármol y jade, cerámica, mosaicos y frescos, y unas 14.000 tumbas, desde que las excavaciones comenzaron en 1882.

Devastada por los hunos en el siglo V, Viminacium fue reconstruida por el emperador Justiniano. Posteriormente fue nuevamente destruida por los eslavos en el siglo VI. Desde entonces, el sarcófago recientemente descubierto ha sobrevivido a saqueadores, arados, y a la maquinaria pesada de las minas de carbón cercanas.

Fuente: Aleksandar Vasovic/Reuters.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario