¿Somos el resultado de lo que pensamos?

Crédito: Silviu Zidaru.

Ya mucho antes de que se iniciara esta pandemia, la Ciencia tenía absoluta claridad sobre el hecho de que la mente domina a la materia y que el poder de los pensamientos que albergamos tienen marcada influencia en el estado de salud en que cada quien se encuentra.

De aquellos tiempos prepandemia traemos estos comentarios del doctor Herbert Benson del Instituto Mente-Cuerpo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard: «Entre el 60 % y el 90 % de las visitas al médico están en el reino de la mente en su relación al cuerpo, ya que se deben al estrés», explica. Para agregar: «Las formas usuales de terapia, farmacológica o quirúrgica, no pueden solucionar estos problemas».

Todos tenemos en claro que no se trata de abandonar los procedimientos clínicos establecidos por la Medicina. Nada de eso. Lo que se busca es integrar, sumar otras metodologías que —de acuerdo a las investigaciones realizadas dentro del marco general de la ciencia— muestran eficacia concreta. La estadística ha demostrado, por ejemplo y no es poca cosa, que el 40 % de las parejas que piden ayuda médica debido a problemas de infertilidad encontraron resultados positivos practicando diariamente ejercicios de meditación.

Existen numerosas personas practicantes de técnicas de control mental y desarrollo de pensamiento positivo que pudieron superar adicciones —sobre todo el tabaquismo— de manera serena y sin contraindicaciones, puesto que es sabido que muchos de quienes abandonan el cigarrillo en verdad terminan reemplazándolo sea por la ingestión de dulces, bebidas gaseosas o alcohólicas en exceso con los trastornos que esas nuevas conductas implican.

«El 40 por ciento de las parejas que piden ayuda médica debido a problemas de infertilidad encontraron resultados positivos practicando diariamente ejercicios de meditación». Crédito: Max.

Durante la última década del siglo XX en la Universidad de California se realizó este experimento: la mitad de un grupo de enfermos con melanoma maligno (cáncer) fueron entrenados con técnicas de control mental para que lograran alcanzar benéficos estados de relajación. La otra mitad no. Pruebas de laboratorio mostraron que las células del sistema inmune encargadas de atacar tumores eran más abundantes e incluso más activas en el grupo que practicaba diariamente control mental. Seis años después de iniciada la experiencia pudo determinarse que el grupo entrenado mostraba un índice menor de mortalidad.

El profesor doctor Eduardo Mas Colombo, decano emérito de Biología de la Universidad Argentina John F. Kennedy, explica que los ejercicios tendientes a alcanzar una adecuada relajación mental actuarían en el sistema límbico que es el mismo que se activa en cuestiones emocionales. Esto explica por qué técnicas varias veces milenarias como la meditación, armonización y relajación son valiosas en las enfermedades producto del estrés que genera la vida moderna.

La práctica de la relajación reduce el problema en el 75 % de los insomnes, en el 35 % de las mujeres infértiles y en el 34 % de los dolores crónicos, según un trabajo realizado en la Universidad de Harvard, EE.UU.

De acuerdo a experiencias recogidas en el Hospital de Niños de Milwaukee (EE.UU.), cuando estos se encuentran internados después de una intervención quirúrgica si son ayudados con ejercicios de sugestión y creación de héroes imaginarios, la necesidad de analgésicos se reduce considerablemente.

El pensador es una de las esculturas más famosas de Auguste Rodin. El escultor concibió esta pieza entre 1881 y 1882 para decorar el tímpano del conjunto escultórico La puerta del Infierno, encargado en 1880 por el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de Francia. Crédito: Mustang Joe.

Las prácticas —sencillas y simples— de relajación reducen el ritmo cardíaco y respiratorio, el consumo de oxígeno y la presión arterial, favoreciendo, en muchos casos, la salud. Es este un aspecto que no hay que descuidar puesto que, además de que los ejercicios de control mental no tienen contraindicaciones y las puede practicar quien así lo requiera, implican un sustancial ahorro económico.

Diferentes prácticas de control mental asociadas a la medicina usual son aceptadas desde hace, por lo menos, cuatro décadas en importantes centros de curación de los Estados Unidos. Sobre todo en los que tratan enfermos oncológicos. Así lo hace el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, de Nueva York. El Columbia Presbyterian Medical Center también lo ofrece. Ejercicios avanzados de control mental —como la visualización de imágenes y la reprogramación psíquica— son utilizados en el Comprehensive Cancer Center de Duke. Allí los pacientes tienen sesiones donde son entrenados para imaginar que sus tumores se achican hasta desaparecer combinándolo con sentimientos intensos de encontrarse sanos. A ello se le agrega meditación y relajación.

La idea que hace válidas tales ejercitaciones es una afirmación de Carl G. Jung expresada hace, casi, ocho décadas: «Nada ocurre en cada persona que previamente no se encuentre preconfigurado en su psiquismo».

Pero miles de años antes este conocimiento fue anotado por la Tradición Hermética. El Kybalion comienza con esta frase: «El Universo es mental». Conviene tenerlo presente. Porque somos el resultado de lo que pensamos.

Por Antonio Las Heras. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 11, 2021
1:29
#1 HORACIO:

ES VERDAD LO QUE MENCIONA El Kybalion ., El Universo es mental – PERO HOY LA MENTE HUMANA ESTA EN UN NIVEL MUY BAJO….HOY EN TV OBSERVE COMO UNAS 300 PERSONAS EN CORDOBA ESPERARON UNA HORA PARA VER SALIR DEL RELOJ AL CUCU…SE ENTIENDE.????? :)

Reply to this commentResponder

Oct 11, 2021
1:30
#2 HORACIO:

CON ESAS MENTES ESPERANDO VER AL CUCU NO SE VAN A SANAR NUNCA…jajajajajaaaaa

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario