En el futuro no muy lejano, los más ricos podrán modificarse genéticamente para convertirse en superhumanos, separándose del resto de la especie. Ahora, un fisiólogo y ex olímpico británico ha revelado el diseño de lo que vendría a ser el mejor integrante de esta nueva raza.

El fisiólogo Greg Whyte ha revelado, gracias a una encuesta efectuada a 2.000 británicos, los que serían los rasgos y características que conformarían a un humano superpoderoso.

«Mucha gente posee superpoderes sin siquiera darse cuenta», recalca Whyte. «Pero no es solo genética, la clave está también en saber explotarlos con determinación y un ambiente propicio para que se desarrollen».

De acuerdo a la encuesta, los olímpicos Usain Bolt y Mo Farah están entre los superhumanos más grandiosos, seguidos por el científico Sir David Attenborough y su conocimiento enciclopédico de la naturaleza.

Las leyendas del tenis Roger Federer y Serena Williams, junto con la heptatleta Jessica Ennis-Hill también estuvieron entre los primeros puestos.

Juntando los superpoderes

El superhumano perfecto tendría las piernas del hombre más veloz del mundo, Usain Bolt, con sus fibras musculares rápidas que le proveen la habilidad de lograr aceleraciones superiores a las del 99.9 % de la población.

También los pulmones del remero británico Steve Redgrave —cuya capacidad de siete litros le permite tomar un tercio más de oxígeno que una persona promedio—, y el cuello del boxeador Lennox Lewis —que le permite resistir golpes a la cabeza—.

La apertura de brazos del nadador estadounidense Michael Phelps —más extensa que su altura— que genera una fuerza increíble y lo impulsa a su récord de 23 medallas olímpicas, no podía faltar. Como tampoco los ágiles pies de la gimnasta Simone Biles, quien ganó 4 medallas de oro con tan solo 19 años en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Lejos del deporte, el humano perfecto tendría el cerebro de «la calculadora humana» Scott Flansburg, capaz de hacer operaciones matemáticas más rápido que una calculadora real. Además, también la privilegiada visión de Veronica Seider, que puede distinguir detalles a una milla de distancia y es 20 veces mejor que la de cualquier humano promedio.

El peligro de una raza suprema

No obstante, y a pesar de los trivial que puedan parecer los resultados dados a conocer por Whyte, lo cierto es que existe un pequeño porcentaje de la población que no lo toma para nada en broma y cree que, en unos pocos años más, podrán obtener los mismos poderes que naturalmente tienen los atletas y mentes brillantes mencionados.

Sobre el tema, Stephen Hawking hizo una advertencia en el libro intitulado Brief Answers to the Big Questions (‘Respuestas breves a grandes preguntas’), en el cual trabajaba poco antes de morir. Allí menciona que los «superhumanos» son individuos con mucho poder y dinero que podrán afrontar los gastos de la modificación genética necesaria para refinar su código genético.

Simone Biles, la única gimnasta en ser campeona del mundo general individual tres veces de forma consecutiva .

De acuerdo con esta revelación del astrofísico, un superhumano será capaz de mejorar sus características humanas, como la memoria, la resistencia a las enfermedades y su expectativa de vida.

Sin embargo, la llegada de esta nueva raza también plantea un escenario apocalíptico, ya que el humano promedio no podrá competir con ellos, lo cual produciría problemas políticos y sociales; llevándonos a una supremacía de superhumanos.

Fuente: Daily Mail.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Oct 19, 2018
3:30
#1 Carlos:

Obviamente esto constituye un gravísimo peligro para el mundo, ya que una mente perversa y con superpoderes tendría todas las de ganar y ya sabemos que existen personajes que se quieren perpetuar en el poder y no siempre para bien, hummmm.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario