Una gran estación de monitoreo utilizada para recolectar importantes datos científicos en el mar Báltico ha desaparecido sin dejar rastro alguno.

El cable de transmisión de fibra óptica desmenuzado (Research Dive Center of the CAU).

El observatorio submarino, llamado Boknis Eck, había estado operativo en el lecho marino desde diciembre de 2016 y era gestionado por el Centro GEOMAR Helmholtz para la Investigación del Océano Kiel y el Centro Helmholtz Geesthacht (HZG).

El 21 de agosto a las 8:15pm hora local, las transmisiones de esta estación de €300.000 cesaron repentinamente. Un equipo de buzos fue despachado al lugar para hallar, para su sorpresa, que toda la estructura había desaparecido, salvo por un cable de transmisión desmenuzado, según un comunicado de GEOMAR.

Boknis Eck se ubicaba en un área restringida al norte de la costa de Alemania, a 1.8 kilómetros de la costa, plantado a una profundidad de 22 metros. Botes, incluyendo pesqueros, tenían la navegación prohibida en el área, reportó BBC.

La estación científica submarina estaba en la salida de la Bahía Eckernförde, al norte de la ciudad alemana de Kiel. Su función era recopilar datos sobre la temperatura del agua, los nutrientes, la salinidad, la velocidad del flujo de agua y las concentraciones de clorofila y metano.

Que alguien, o un grupo de individuos, haya eliminado el observatorio sigue siendo la explicación más plausible. Otros factores, como una tormenta masiva, fuertes corrientes o incluso animales marinos, se descartaron como causas potenciales debido al peso del instrumento. Quién o qué eliminó la estación científica, y por qué, es un completo misterio. La policía alemana fue alertada del incidente y ahora está investigando.

«[Al principio] pensamos en un error de transmisión», dijo Hermann Bange, coordinador del proyecto para el Observatorio Boknis Eck, en la declaración de GEOMAR. Esto provocó una misión de buceo al sitio, revelando la desaparición. «Los dispositivos se habían ido, los buzos ya no podían encontrarlos», dijo. «Cuando los buzos llegaron al fondo del mar la semana pasada en la ubicación del observatorio, solo encontraron el cable terrestre arrancado. Estaba completamente triturado».

El observatorio perdido consta de dos bastidores, uno con un peso de 250 kilogramos y el otro de 100 kilogramos cada uno. Los bastidores incluyen un marco que sostiene la fuente de alimentación (junto con un cable pesado que conecta la estación a la costa) y un marco para sostener los sensores. Ambos bastidores fueron «retirados con gran fuerza de su posición», según la declaración de GEOMAR.

Uno de los dos marcos que comprenden el Observatorio Boknis Eck perdido (Research Dive Center of the CAU).

Bange describió los datos recopilados por el observatorio como «francamente invaluables». GEOMAR y HZA realizaron su propia búsqueda de la estación perdida, pero sin suerte. Los científicos ahora están pidiendo la ayuda del público, pidiendo a cualquiera que sepa algo sobre el incidente que se presente.

La desaparición es una reminiscencia de los barcos navales hundidos que también están desapareciendo del fondo del océano. En esos casos, se sospecha que los saqueadores desgarraron los barcos para desecharlos. Quizás esté sucediendo algo similar aquí, aunque no está claro qué valor podría tener esta estación de monitoreo, equipada con una variedad de instrumentos científicos, para los saqueadores.

O bien, podría ser el resultado de una infame operación militar realizada por un actor estatal desconocido, pero eso es pura especulación. Esperemos que surjan más detalles sobre esta extraña historia en los próximos días y semanas.

Fuente: BBC. Edición: George Dvorsky/Gizmodo.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario