Hallar a este planeta gigante en los confines de nuestro sistema solar podría requerir mirar imágenes telescópicas de una manera diferente.

Planeta Nueve.

Astrónomos están investigando una nueva técnica de «desplazamiento y apilamiento» que podría ayudar a encontrar el presunto mundo que los investigadores piensan está pululando más allá de la órbita de Plutón, influenciando gravitacionalmente a varios objetos del cinturón de Kuiper.

La estrategia consiste en desplazar las imágenes tomadas por telescopios a lo largo de un conjunto de posibles órbitas, y luego apilarlas juntas para combinar sus luces. Esta técnica ya ha sido utilizada para descubrir algunas lunas de nuestro sistema solar, y podría hacer lo mismo de aplicarse a la búsqueda del Planeta Nueve —también conocido como Planeta X—.

«Realmente no puedes ver estos objetos sin utilizar este tipo de método», dijo Malena Rice, estudiante de astronomía en la Universidad de Yale en Connecticut. «Si el Planeta Nueve está allí fuera, va a ser increíblemente tenue».

Rice es la autora principal de un nuevo estudio que ha puesto el método en marcha. Ella junto con el coautor Greg Laughlin, profesor de Yale, han desplazado y apilado las imágenes capturadas por el telescopio espacial TESS.

En la prueba, los investigadores hallaron débiles señales de tres objetos transneptunianos (TNOs) conocidos —pequeños cuerpos que orbitan el Sol más allá de la órbita de Neptuno— en las imágenes procesadas. Luego llevaron a cabo una búsqueda a ciegas en dos parches distantes del cielo, detectando 17 nuevos candidatos a TNOs.

«Incluso si solo uno de estos objetos candidatos es real, podría ayudarnos a entender la dinámica del sistema solar exterior y las probables propiedades del Planeta Nueve», indicó Rice. «Es nueva información y es emocionante».

Los investigadores están trabajando actualmente en confirmar los 17 candidatos a TNOs, utilizando imagería capturada por telescopios en tierra.

Lo que sabemos hasta ahora del hipotético Planeta Nueve.

Los TNOs son como migas de pan que podrían marcarnos el camino hacia el Planeta Nueve. De hecho, los astrónomos han inferido la posible existencia de este mundo hipotético gracias a las extrañas órbitas de algunos TNOs, las cuales afirman están distribuidas de una manera que sugiere fuertemente la acción de un «perturbador» gigante —de entre 5 y 10 veces la masa de la Tierra y orbitando el Sol cientos de veces más lejos que ésta—.

El nuevo estudio ha sido aceptado para su publicación en The Planetary Science Journal. Asimismo, Rice presentó los resultados ayer (27 de octubre) en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Estadounidense que, por obvias razones, se llevó a cabo virtualmente esta vez.

Fuente: Space.com. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario