Al monitorear el cosmos con una matriz de radiotelescopios, un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Cornell ha detectado ráfagas de radio que emanan de la constelación de Boötes. La señal podría ser la primera emisión de radio recogida de un planeta más allá de nuestro sistema solar.

En esta representación artística del sistema Tau Boötes b, las líneas que representan el campo magnético invisible se muestran protegiendo al planeta Júpiter caliente del viento solar. Crédito: Jack Madden / Universidad de Cornell.

El equipo, dirigido por el investigador postdoctoral de Cornell Jake D. Turner, Philippe Zarka del Observatoire de Paris-Paris Sciences et Lettres University. y Jean-Mathias Griessmeier de la Université d’Orléans, ha publicado sus hallazgos en la sección de investigación de la revista Astronomy & Astrophysics.

«Presentamos uno de los primeros indicios de la detección de un exoplaneta en el reino de las ondas de radio», dijo Turner. «La señal es del sistema Tau Boötes, que contiene una estrella binaria y un exoplaneta. Nosotros argumentamos que se trata de una emisión proveniente del propio planeta, basados en la fuerza y polarización de la señal de radio y el campo magnético de este mundo, que son compatibles con predicciones teóricas».

Entre los coautores se encuentra el asesor postdoctoral de Turner, Ray Jayawardhana, el Decano Harold Tanner de la Facultad de Artes y Ciencias de Cornell y profesor de astronomía.

«Si se confirma a través de observaciones de seguimiento, esta detección de radio abre una nueva ventana a los exoplanetas, dándonos una forma novedosa de examinar mundos alienígenas que están a decenas de años luz de distancia», dijo Jayawardhana.

El hallazgo

Utilizando el Low Frequency Array (LOFAR), un radiotelescopio en los Países Bajos, Turner y sus colegas descubrieron ráfagas de emisión de un sistema estelar que alberga a un llamado Júpiter caliente, un planeta gigante gaseoso que está muy cerca de su propio sol. El grupo también observó otros posibles candidatos a emisiones de radio exoplanetarias en los sistemas 55 Cancri (en la constelación de Cáncer) y Upsilon Andromedae. Solo el sistema de exoplanetas Tau Boötes —a unos 51 años luz de distancia— exhibió una firma de radio significativa, una ventana de potencial única en el campo magnético del planeta.

La observación del campo magnético de un exoplaneta ayuda a los astrónomos a descifrar las propiedades interiores y atmosféricas de un planeta, así como la física de las interacciones estrella-planeta, dijo Turner, miembro del Instituto Carl Sagan de Cornell.

El campo magnético de la Tierra la protege de los peligros del viento solar, manteniendo el planeta habitable.

«El campo magnético de los exoplanetas similares a la Tierra puede contribuir a su posible habitabilidad, protegiendo sus propias atmósferas del viento solar y los rayos cósmicos, y protegiendo al planeta de la pérdida atmosférica», explicó el astrónomo.

Con la ayuda de nuestro Júpiter

Hace dos años, el mismo equipo de científicos examinó la firma de emisión de radio de Júpiter y escaló esas emisiones para imitar las posibles firmas de un exoplaneta distante similar a al gigante. Esos resultados se convirtieron en la plantilla para buscar emisiones de radio de exoplanetas a 40 a 100 años luz de distancia.

Después de estudiar detenidamente casi 100 horas de observaciones de radio, los investigadores pudieron encontrar la esperada firma del Júpiter caliente en Tau Boötes.

«Aprendimos de nuestro propio Júpiter cómo es este tipo de detección. Fuimos a buscarlo y lo encontramos», concluyó Turner, cuyo equipo ya ha comenzado una campaña utilizando múltiples radiotelescopios para dar seguimiento a la señal.

Fuente: Phys.org. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario