Simulaciones realizadas por científicos franceses sugieren que el planeta Venus puede haber tenido un océano, antes de convertirse en el mundo infernal que es en la actualidad.

ancient-venus-new

En su artículo publicado en Journal of Geophysical Research: Planets, el grupo de la Université Paris-Saclay describe la introducción de una multitud de datos en una simulación por ordenador y su ejecución utilizando diferentes parámetros, mostrando la probabilidad de que Venus una vez tuvo una cubierta de nubes espesas y un océano poco profundo.

El planeta Venus hoy tiene un paisaje estéril y es extremadamente caliente. Pero los investigadores con este nuevo esfuerzo creen que en algún momento en el pasado lejano, había bastante cubierta de nubes sobre el planeta para producir condiciones superficiales suficientemente benignas para sustentar un océano.

Como observan los investigadores, Venus gira muy lentamente en comparación con la Tierra. Un día de Venus dura aproximadamente 116 días en la Tierra. Este es uno de los factores que los investigadores tomaron en consideración a medida que construyeron su modelo. También agregaron otros factores tales como los niveles de dióxido de carbono, el calor del sol y el agua estimada en el planeta, junto con datos de trabajos previos que resultaron en teorías sobre cómo se forman los planetas.

Actualmente Venus carece de agua líquida y sus condiciones en superficie se consideran incompatibles con la vida conocida.

Actualmente Venus carece de agua líquida y sus condiciones en superficie se consideran incompatibles con la vida conocida.

La mayoría de estas teorías sugieren que los planetas rocosos como Venus habrían estado extremadamente calientes durante sus etapas tempranas debido a la energía implicada en su formación. Los investigadores asumieron que era el caso de Venus e intentaron recrear esas condiciones tempranas en su simulación para mostrar lo que pudo haber ocurrido mientras el planeta se enfriaba.

Los resultados demostraron que si el Venus primitivo hubiera tenido la misma cantidad de dióxido de carbono que tiene hoy, sería suficiente para haber permitido que el agua existiera en la superficie bajo condiciones más frías. Y si hubiese tenido la suficiente cobertura de nubes, el planeta habría necesitado sólo el 30 por ciento de la masa de los océanos de la Tierra para formar su propio océano poco profundo.

Los investigadores reconocen que las simulaciones por computadora no demuestran que Venus tuviera un océano, sino simplemente sugieren que fue posible. Hasta la fecha, varias naves han realizado aterrizajes en la superficie del planeta (la serie Venera de la Unión Soviética en los años setenta y principios de los ochenta), pero ninguna fue capaz de excavar bajo la superficie para ver cuánta agua había —si había—. Si se encontrara suficiente en futuras misiones espaciales, reforzaría las teorías sobre la posibilidad de un antiguo océano.

Fuente: Phys.org

Publicado el 3 de agosto de 2017 Sin comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario