Una técnica de exploración láser revela los secretos de una zona arqueológica con una extensión de 26 kilómetros cuadrados y que estuvo varios siglos bajo tierra.

Imagen de la ciudad de Angamuco vista mediante la técnica LiDAR. Crédito: Chris Fisher.

Imagen de la ciudad de Angamuco vista mediante la técnica LiDAR. Crédito: Chris Fisher.

Desde el año 2011, un grupo de investigadores estadounidenses ha utilizado la tecnología de escaneo láser llamada LiDAR para examinar los restos de una antigua metrópoli llamada Angamuco, establecida durante el año 900 d.C a las orillas del Lago de Pátzcuaro, en el estado mexicano de Michoacán.

De acuerdo con Chris Fisher, antropólogo de la Universidad Estatal de Colorado, en EE.UU., «el proceso consiste en sobrevolar el campo de estudio y emitir ondas láser haciendo que estas reboten en las estructuras ocultas del terreno y, con ello, poder conocer qué había o qué hay debajo de una superficie».

Centros ceremoniales, plazas públicas y pirámides establecidas en la antigua ciudad de Angamuco. Crédito: Chris Fisher.

Centros ceremoniales, plazas públicas y pirámides establecidas en la antigua ciudad de Angamuco. Crédito: Chris Fisher.

Y añadió: «La investigación es asombrosa, hasta el momento el equipo ha podido localizar más de 7.000 características arquitectónicas que van desde templos, sistemas carreteros, pirámides, huertos para sembrar y cosechar la comida de los antiguos purépechas e, incluso, canchas para el juego de pelota».

Descubierta por primera vez en 2007, arqueólogos intentaron explorar Angamuco utilizando un enfoque tradicional, lo que resultó en el descubrimiento de unas 1.500 propiedades arquitectónicas por cada kilómetro cuadrado, técnica que les llevaría más de una década en mapear todo el área de la «ciudad perdida».

angamuco2

En entrevista, Fisher relató que gracias a LiDAR han descubierto que «la ciudad de Angamuco fue habitada por más de 100.000 personas durante su apogeo, el cual se produjo entre el año 1.000 y el 1.350. Estamos hablando de que esta metrópoli es la más grande que, hasta ahora, se conoce en el occidente mexicano durante este periodo».

El investigador de la Universidad Estatal de Colorado aseguró que «Angamuco fue un gran asentamiento que contó con mucha gente y una gran cantidad de restos arquitectónicos». Y añadió: «Algunas estimaciones de nuestros estudios arrojan que pudieron existir más de 40.000 construcciones, es decir, la misma cantidad de edificios que, actualmente, hay en la isla de Manhattan, en Nueva York».

Enemigos de los aztecas

Entre los siglos XV y XVI, el imperio purépecha, con capital en Tzintzuntzan, fue una potencia mesoamericana de primera magnitud que resistió el empuje del Imperio mexica. Su imperio abarcaba la parte sur del estado de Guanajuato, gran parte del estado de Michoacán y la región norte del estado de Guerrero hasta el sur del Estado de México.

Su éxito militar y económico se debió, en parte, a que los purépechas eran hábiles trabajadores de metales como el oro y el cobre.​ Este factor sin duda ayudó a mantener su independencia de los aztecas.

Los purépechas antiguos eran hablantes exclusivos del idioma purépecha, una lengua aislada que no guarda relación histórica demostrada con ninguna otra en la región. La más famosa fuente de información acerca de los purépechas es la Relación de Michoacán redactada por Fray Jerónimo de Alcalá para el Virrey Antonio de Mendoza alrededor de 1540.

Por José Luis Montenegro. Edición: RT.

4 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
feb 17, 2018
5:01
#1 Ma.Luida Zapata García:

A mi modo de ver fué una esplendorosa cultura, la fabricación de sus típicos muebles laqueados y su arte me intriga ron y según mis conclusiones, por ese modo de terminado de sus muebles y su idioma tan diferente a los habidos,he pensado q antiguos viajeros japoneses llegaron a nuestras tierras occidentales, esa es mi idea en fin a esperar más descubrimientos

Reply to this commentResponder

feb 17, 2018
11:28
#2 Everett:

Sin duda alguna esta tecnología es esta convirtiendo en un valioso instrumento para la arqueología y la história, los artículos que han presentado sobre el LIDAR nos dan una perspectiva diferente sobre las raíces de los pueblos antiguos. Ojalá y pronto hagan lo mismo en la zona de los Tuxtlas en Veracruz donde hay mucho por descubrir de la Cultura Madre de Mesoamérica (Los Olmecas) y que estoy seguro sorprenderán a propios y extraños.

Reply to this commentResponder

feb 18, 2018
4:44
#3 HORACIO..:

siempre se subestimo conocimientos de viejas civilizaciones e incluso los habitantes de la edad de piedra ., pues todavia no encontramos quizas rastros de las mas importantes y que de apoco van apareciendo..- creemos estar adelantados y probablemente no llegamos a superar el conocimiento de antiguas civilizaciones….si seguimos asi..boludeando con los video juegos,celular y medios de comunicacion con temas triviales .,en un corto futuro los libros en vez de estar en bibliotecas estaran en los museos…ni siquieran lo duden..estamos viviendo el siglo del pavo de todos los tiempos..saludos

Reply to this commentResponder

feb 18, 2018
9:01
#4 MLB:

esto me hace dudar de su veracidad por un par o mas de motivos: por lo que leo y en terminos arqueologicos es casi contemporaneo, para la arqueologia 400 o 500 años no existen para una construccion de esa magnitud, pero……nadie pregunto, ni explico, o no se tiene conocimiento de que, si es cierto que semejante ciudad esta bajo tierra COMO LLEGO AHI??? DEBIO TENER MUCHOS MILES DE POBLADORES, DONDE ESTAN???? con la arqueologia tradicional , es decir excavando las cosas se saben casi simultaneamente, como surgio y porque desaparecio con su gente y sus riquezas, que curioso no???

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario