Post Thumbnail of El asteroide que acabó con los dinosaurios impactó en el peor lugar posible
noviembre 11, 2017 Noticias

Una investigación de la Universidad de Tohoku y el Instituto de Investigaciones Meteorológicas de Tsukuba (ambos en Japón), publicada en Nature, estableció que solo el 13 % de la superficie terrestre cumple con las mismas condiciones que cambiaron radicalmente el futuro del planeta hace 65 millones de años. Ese es el caso de …

Post Thumbnail of ¿Qué oculta el cráter mexicano que provocó el «asesino de dinosaurios»?
abril 8, 2016 Noticias

La perforación inédita del hoyo que dejó el asteroide que cambió la vida de la Tierra revelará cómo fue esa catástrofe ambiental masiva y podría hallar nuevas formas de vida. Está a punto de comenzar un estudio sin precedentes del cráter Chicxulub (México), el lugar en donde cayó el asteroide que pudo provocar la desaparición …

Post Thumbnail of Descubren en Colombia restos del meteorito que aniquiló a los dinosaurios
marzo 16, 2016 Noticias

Fragmentos del meteorito que hace unos 65 millones de años provocó la extinción de los dinosaurios han sido encontrados en la isla colombiana de Gorgonilla, en el Pacífico. Hermann Bermúdez, miembro de una expedición científica de la Universidad Nacional de Colombia, explica que «son evidencias del choque del meteorito …

Post Thumbnail of La ciencia investigará el cráter del meteorito que extinguió a los dinosaurios
abril 15, 2015 Noticias

Un grupo de investigadores estadounidenses, británicos y mexicanos han iniciado las labores pertinentes para extraer diferentes muestras del cráter generado por el meteorito que —hace 65 millones de años— acabó presuntamente con los dinosaurios. Para ello, los expertos deberán perforar cerca de 5.000 metros …

Post Thumbnail of Antártida: Hallan impacto de meteorito tres veces más grande que aquel responsable de extinción dinosáurica
agosto 30, 2010 Noticias

El cráter tiene 500 kilómetros de diámetro y se formó hace 250 millones de años tras el impacto de un objeto de unos 50 km. El nuevo cráter, que se encuentra bajo una capa de más de un kilómetro de hielo, fue observado por primera vez en 2006 con los radares de gravedad y subsuelo de los satélites GRACE, de la NASA, y desde entonces ha despertado el interés de los científicos.