Dos sepulcros masivos que contenían 80 esqueletos fueron descubiertos en la región del Delta de Falirón, al sur de Atenas. Los investigadores creen que podrían tratarse de los seguidores de Celión, un aspirante a tirano que intentó dar un golpe de Estado en el año 632 a.C.

seguidores-celion11

El hallazgo, presentado por la arqueóloga Stella Chrysoulaki, fue hecho cuando constructores preparaban el terreno para un futuro Centro Cultural. «Debido a la importancia de lo descubierto, obviamente las obras fueron detenidas», dijo el vocero del Ministerio de Cultura del país heleno.

Dos pequeñas vasijas encontradas entre los esqueletos permitieron a los arqueólogos datar las tumbas en un periodo entre el 675 y el 650 antes de Cristo, años en los que la región sufría gran agitación política.

Los esqueletos estaban alineados, algunos yaciendo boca arriba y otros boca abajo. Un total de 36 tenían sus manos elevadas sobre la cabeza y amarradas con hierro. Por ahora es un misterio el porqué de esa posición para las manos, siendo que lo más seguro hubiera sido atarlas por atrás, en la espalda. Otro esqueleto tenía una punta de flecha clavada en su hombro, lo que apunta directamente a una herida sufrida en batalla.

Hasta ahora se encontraron 80 esqueletos.

Hasta ahora se encontraron 80 esqueletos.

Los dientes están en buen estado, por lo que los investigadores piensan que al momento de su muerte eran hombres jóvenes y saludables.

Toda esta información obtenida hasta el momento, ha hecho formular la teoría que los restos podrían pertenecer a los seguidores de Celión, un ambicioso noble ateniense cuyo golpe de Estado fallido es relatado por los antiguos historiadores Heródoto y Tucídides.

Cilón, un ex campeón olímpico y yerno del tirano de Megara, llegó a ser nombrado arconte (magistrado), y pensó que podría aplicar el mismo sistema político en su ciudad, Atenas. Así que hacia el 632 a.C. intentó un golpe de Estado, tomando la Acrópolis durante las Dipolias (festividad consagrada a Zeus Polieo) con la ayuda de soldados de Megara y aristócratas locales. La presencia de soldados megarenses no gustó al pueblo ateniense, que opuso resistencia masiva, y cercó a los invasores hasta obligarlos a refugiarse en un santuario. Los conspiradores eventualmente depusieron su actitud y se rindieron después que se les asegurara que sus vidas serían perdonadas. Sin embargo, Megacles, un miembro de la familia Alcmeónidas y arconte epónimo de Atenas, los masacró sin piedad. Este último acto sería condenado por las autoridades como sacrílego y Megacles obligado a exiliarse de la ciudad junto con su familia.

Vista aérea de la tumba masiva.

Vista aérea de la tumba masiva.

Los historiadores sostienen que este dramático capítulo en la historia de la antigua Atenas es una muestra la resistencia de la aristocracia a una transformación política que eventualmente devendría en la primera democracia del mundo —en el siglo V a.C.—.

Los esqueletos fueron hallados en una ancestral necrópolis a dos metros y medio de la superficie. Hasta ahora, solo la mitad del Delta del Falirón ha sido excavada. Según el Ministerio de Cultura, los trabajos arqueológicos continuarán mientras se decide si se construirá finalmente el Centro Cultural en el sitio o no.

Publicado el 15 de abril de 2016 1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
abr 15, 2016
12:44
#1 Osvaldo Domingo Cortese:

Desde hace más de un siglo que en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, Argentina, se exhiben cráneos que fueron sometidos a una incisión cerebral y que demuestra que esas personas vivieron normalmente luego de la operación.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario