A finales del año pasado, el astrofísico británico Sir Martin Rees postuló que en la búsqueda de civilizaciones extraterrestres en el universo, los científicos no deberían centrarse en la vida orgánica, sino también en detectar posibles señales generadas por máquinas. Esto debido a que es muy probable que las máquinas extraterrestres de una civilización avanzada hayan evolucionado de seres orgánicos, en lo que se conoce como singularidad tecnológica: el momento en que la inteligencia artificial asimila o supera a la de sus creadores. En el cortometraje que publicamos a continuación, el cineasta alemán Kaleb Lechowski ilustra esta posibilidad.

¿Tendremos los humanos una transición similar de lo biológico a lo mecánico?

Publicado el 26 de abril de 2016 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
abr 26, 2016
10:54
#1 CrisX:

Lo dudo mucho, según mi teoría que una maquina posea alma, o sea, “el yo del ser” es insostenible y de pura ciencia ficción… Si en un futuro la humanidad creará simbiosis con las maquinas, pero serán meras prótesis para el uso del intelecto humano y alargar la vida, por lo tanto por si solas están carente de raciocinio o sentimientos… La I.A. es un mero cuento que jamas existirá!

Reply to this commentResponder

abr 26, 2016
23:32
#2 kevin ventura:

@CrisX: tengo que objetar a tu comentario cris x ahora mismo los humanos sufrimos los primeros síntomas de esa simbiosis química biológica que los robots del cortometraje tal vez sufrieron hace quien sabe cuanto tiempo piénsalo…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario