Los shinigami son los dioses que invitan a los seres humanos hacia la muerte, o inducen sentimientos de querer morir en los seres humanos, tal como se aplica a los conceptos de religión o cultura popular japonesa. Las homólogas occidentales de estos espíritus serían las parcas, personificaciones del Fatum o destino en la mitología romana, que controlaban el metafórico hilo de la vida de cada mortal desde el nacimiento hasta la muerte.

shinigami-samurai

Sincretismo religioso

Los shinigami entraron al folklore japonés entre el siglo 18 y 19. Durante este periodo de tiempo, las ideas de occidente, en particular las del cristianismo, interactuaron con deidades de la muerte del Shinto nativo (Izanami), el budismo (Mrtyu-mara), y las creencias taoístas. De este choque nacieron los shinigami, espíritus similares a las parcas aunque con leves diferencias.

Representación artística de un shinigami en el libro 'Ehon Hyaku Monogatari' (1841).

Representación artística de un shinigami en el libro ‘Ehon Hyaku Monogatari’ (1841).

En primer lugar, el mundo occidental moderno ha reducido las tres hermanas hilanderas de la mitología romana, que personifican el nacimiento, la vida y la muerte, a una sola entidad conocida generalmente como la Parca o el «ángel de la muerte». En cambio, los shinigami son muchos y según se cuenta trabajarían en pares.

En segundo lugar, la parca es sólo un psicopompo, que sirve para cortar los últimos lazos entre el alma y el cuerpo además de para guiar al difunto al otro mundo. De este modo la figura no tendría ningún control sobre el hecho de la muerte de la víctima. Por el otro lado, los shinigami tienen el trabajo de asegurarse que cada humano fallezca exactamente en el momento marcado por su destino, decidiendo la forma en que morirá el humano o instigándolo hacia la misma con el fin de cumplir con la fecha establecida.

Las Parcas. En griego se llamaban: Cloto, Láquesis y Átropos.

Las Parcas. En griego se llamaban: Cloto, Láquesis y Átropos.

Según se deduce, ni la Parca (singular, como ángel de la muerte) ni los shinigami tienen control sobre la fecha del deceso de la persona. Facultad que sí tenían deidades más antiguas, como las moiras de la mitología griega y las nornas de la mitología nórdica, quienes se dedicaban a hilar para luego cortar el hilo que medía la longitud de la vida con una tijera, fijando así el momento de la muerte.

Antiguas leyendas

Cuenta la leyenda que un hombre apenado por su situación socioeconómica había tomado la decisión de abandonar el mundo de los vivos, pero justo en el momento en que se aprestaba a quitarse la vida se le apareció un shinigami, quien le dijo que su tiempo aún no había llegado. El dios de la muerte le explicó entonces que cada vida se mide por una vela, una vez que la llama se extingue, la persona fallece.

Para persuadir al hombre que no se suicide, el shinigami le confió una forma en la que podía hacer dinero fácil. Para ello, debía pretender ser un doctor que obraba milagros y curaba cualquier enfermedad terminal. Con pronunciar un conjuro de pocas palabras mágicas, cualquier dios de la muerte sería forzado a regresar al inframundo, extendiendo el periodo de vida de la persona afectada. Pero había una excepción, el conjuro solo funcionaría si el shinigami estaba sentado al pie de la cama donde yacía la víctima; si éste estaba sentado en la cabecera de la misma, entonces la persona enferma debía morir. Utilizando este conocimiento oculto y el poder de visualizar los shinigami de otros, el hombre hizo una gran fortuna.

Shinigami. 'Death Note' (animé, 2006).

Shinigami. ‘Death Note’ (animé, 2006).

Cierto día, y ya con una gran fama que le precedía, el falso doctor es requerido para obrar otro de sus pretendidos milagros. Al entrar, observó que un shinigami estaba sentado en el respaldo de la cama, indicando que la muerte era inevitable. La familia del paciente le rogó y suplicó que lo salvara, ofreciendo una gran suma de dinero. Consumido por la codicia, el hombre decidió correr el riesgo. Cuando el shinigami se quedó dormido, cambió rápidamente la orientación de la cama, salvándole así la vida a quien antes se balanceaba entre este mundo y el de los difuntos.

El dios de la muerte que le había otorgado el poder al hombre obviamente se enteró y lo visitó cuando llegó a su casa. Luego de reprenderlo por la desobediencia, cambió su tono de voz, simulando cierta absolución, y le sugirió que saliera a tomar algo para festejar sus cuantiosas ganancias.

El shinigami engañó al hombre hasta llevarlo a un edificio lleno de velas. Una vez allí, le mostró al mortal cual era su vela, para que vea que estaba a punto de consumirse y apagarse debido a la traición que había cometido. No obstante, el dios le ofreció una última oportunidad para alargar su vida: transferir la llama de su vela a otra. Pero, en el intento, el hombre accidentalmente dejó caer su vela y murió al instante.

Los shinigami en la actualidad

Evidentemente, los shinigami parecen tener bastante trabajo en una cultura de larga historia de suicidio honorable; de hecho, Japón tiene una de las tasas de suicidio más altas del mundo. Esto ha llevado a que el tema de la muerte se popularice en series de animé y en el manga —incluyendo Death Note, Bleach, Hell Girl, y Soul Eater—, donde la frontera con el más allá y las almas humanas son los principales protagonistas.

Publicado el 13 de agosto de 2016 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
ago 14, 2016
10:51
#1 yorsen:

Super instructivo de verdad espero nuevas publicaciones de temas

Reply to this commentResponder

ago 15, 2016
9:22
#2 MLB:

es muy cierto que en el caso del lamaismo budista, sabemos que en la vida se aprende, y cuando las lecciones wse aprendieron es hora de partir, los lamas ascendidos, quienes pueden visitar el lugar donde vamos, relatan casi lo mismo que la biblia, un paraiso mas o menos, donde se decide si quedamos alli o volvemos, por propia voluntad a aprender mas, el suicidio es mal visto, y el suicida reencarna inmediatamente para vivir los añpos restantes pero cada vez en condiciones mas dificiles, el tema es apasionante, salu2

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario