La NASA anunció ayer los resultados de un “censo cósmico”: los datos que recolectó el telescopio espacial Kepler, encargado de identificar planetas ubicados fuera de nuestro Sistema Solar. La sorpresa es que habría 1.235 y, entre ellos, 54 serían candidatos a poseer alguna forma de vida. “Esos 54 planetas parecen estar dentro de la gama que podría albergar vida, es decir, no son demasiado calientes ni demasiado fríos ”, dijo el director científico del proyecto, William Borucki.

Ilustración de Kepler-11 y los 6 planetas detectados orbitando esta estrella.

Hasta ahora, sólo dos planetas fuera de nuestro Sistema Solar parecían tener esas característas, aunque con muchas dudas. “Tener ahora este número significa que tenemos una cantidad enorme, inconcebible. Es notable ver esta cifra porque hasta ahora era cero”, se entusiasmó Borucki.

Antes de este anuncio, sólo se sabía que había 519 planetas extrasolares y dos posibles candidatos a ser como la Tierra. Ahora el panorama es diferente. El próximo paso es estudiar a los 54 candidatos y verificar si tienen las condiciones básicas para permitir vida, como tamaño, composición, temperatura y distancia de su estrella.

Otros aspectos más avanzados para analizar si pueden tener vida, como condiciones atmosféricas específicas y presencia de agua y carbono, requieren la utilización de telescopios que todavía no fueron inventados. Además, el hecho de que un planeta reúna las condiciones requeridas no significa necesariamente que tenga vida. Marte es un buen ejemplo.

Cuando se menciona “alguna forma de vida posible”, se hace referencia a un tipo de vida no necesariamente inteligente: podría ser una bacteria, moho o tal vez algo muy diferente a lo que se conoce como vida en la Tierra.

Jack Lissauser, astrónomo de la Universidad de California, transmitió su optimismo sobre cómo están aumentando las posibilidades de hallar un mundo como el nuestro. “Antes teníamos sólo 519 planetas extrasolares para analizar, ahora el telescopio nos muestra que esa cifra se podría triplicar”.

El optimismo es entendible porque pese a que Kepler todavía no halló un planeta del tamaño de la Tierra, todo indica que “apunta a la dirección correcta” , comentó el astrónomo Jonathan Fortney, de la Universidad de California, un investigador de la misión Kepler.

Debra Fischer, experta en exoplanetas de la Universidad de Yale y que no participa del proyecto, dijo que la nueva información “nos da una base mucho más firme para hallar mundos propicios para la vida”. Otro motivo para la “esperanza” es el hallazgo –comunicado en el marco de los resultados de este censo cósmico–, de seis planetas que orbitan alrededor de una estrella similar al Sol (bautizada como Kepler-11). Cinco de ellos son similares a nuestro planeta: poseen una masa que oscila entre 2,3 y 13,5 veces la de la Tierra; el restante está más alejado de su estrella y es gigante.

El objetivo de la misión Kepler, lanzada en 1999, es recoger datos y pruebas de cuerpos que orbiten alrededor de estrellas con temperaturas que podrían hacer posible la existencia de agua líquida y, por lo tanto, de vida. Con los datos del Kepler, astrónomos de la Universidad de California de Santa Cruz (UCSC) analizaron la dinámica orbital de este sistema planetario.

Lo calificaron como “sorprendente” . Los resultados de esta investigación aparecerán publicados en la revista Nature.

Publicado el 4 de febrero de 2011 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
feb 4, 2011
1:22
#1 Gastón Adonay:

Tenemos tiempo todavía, pero lo que nos hace falta es que todas estas cosas se difundan en la manera correcta. Puede ser que algo importante se descubra y no lo sepamos, ya sabemos como piensan algunos que quieren tener el control de todo, aparte de adjudicarse la seguridad de la supervivencia de este planeta, que implica esconder dicho hallazgo. Esperemos que no sea así.

Reply to this commentResponder

feb 4, 2011
11:53
#2 Pablo:

Muy buena la noticia espero que al margen de que sigan desarrollando nuevos satelites telescopicos, siga pero con mas enfasis y dinero el desarrollo de la tecnologia en cohetes y otras para que podamos como especie dominar las orbitas tierra-lagrange y tierra-luna y dejemos de ser una especie de un solo nido y nos convirtamos en una especie que comienza a abarcar mas alla de su nido, gracias.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario