Identificar de dónde provenía el misterioso objeto, considerado el primer asteroide interestelar jamás observado en nuestro Sistema Solar, parecía casi imposible. Un nuevo estudio arroja luz sobre su origen.

Una de las posibilidades que se barajó en un principio es que se tratara de una nave alienígena averiada a la deriva.

Una de las posibilidades que se barajó en un principio es que se tratara de una nave alienígena averiada a la deriva.

El misterioso objeto en forma de cigarro ahora llamado Oumuamua (que significa ‘primer mensajero’ en hawaiano) fue encontrado cruzando nuestro Sistema Solar en octubre pasado por telescopios robóticos en Hawái.

La trayectoria de Oumuamua, considerado el primer asteroide interestelar jamás observado en nuestro Sistema Solar, mostraba que provenía de otro sistema estelar y que ya estaba en camino hacia el espacio interestelar. Esto provocó una carrera contra el tiempo: los astrónomos tenían solo una semana antes de que desapareciera de la vista.

Identificar el sistema estelar de dónde provenía el asteroide parecía una tarea casi imposible. Nuestra galaxia contiene cientos de miles de millones de estrellas. Ahora, sin embargo, un nuevo estudio, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, sugiere que Oumuamua probablemente proviene de una estrella binaria.

Estrella binaria.

Estrella binaria.

Las estrellas binarias son sistemas en los que dos estrellas se encuentran en órbita, una alrededor de la otra. Junto con los sistemas que contienen tres o más estrellas, representan aproximadamente un tercio de las estrellas en la galaxia.

Alan Jackson, de la Universidad de Toronto en Scarborough (Canadá) y sus colaboradores, utilizaron modelos de computadora para descubrir que los objetos rocosos como Oumuamua tienen muchas más probabilidades de provenir de sistemas binarios que de estrellas individuales.

Descubrieron que los sistemas de estrellas individuales, como nuestro Sistema Solar, son mejores para expulsar cometas helados que los asteroides. Esto se debe a que los cometas viven mucho más lejos del sol, por lo que están menos afectados por la gravedad que los asteroides más cercanos.

En un sistema estelar binario, sin embargo, hay campos gravitacionales más fuertes debido a las dos estrellas que orbitan entre sí. Según el nuevo estudio, estos serían suficientes para expulsar tanto a asteroides como a cometas al espacio interestelar.

Fuente: RAS. Edición: RT.

3 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
mar 21, 2018
22:50

Me siento muy feliz al ver estos descubrimientos que la astronomía hace cada día para el conocimiento de la formación del universo y la humanidad.

Reply to this commentResponder

mar 22, 2018
14:01
#2 HORACIO..:

@Inocencio Mejia Lebron: no descubren nada…! solo teorias y conjeturas..haces honor a tu nombre…la tierra tiene 1.500.000 años y se duda si San Martin cruzo la cordillera en caballo o en moto amigo….saludos

Reply to this commentResponder

mar 22, 2018
19:41
#3 Mar:

Comentas q probiene de um exo-sistema pero tendras el nombre ? , seria un noticia…saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario