La foto que se observa a continuación pertenece al templo de Filé, próximo a la represa de Asuán, en Egipto. Presenta cruces «templarias», o eso parece a primera vista, aunque un análisis más detallado in situ ha revelado algo más sorprendente aún…

cruces-templarias-file

Las cruces de referencia en uno de los templos dedicados al culto a la diosa Isis, en el islote de Agilkia (anteriormente ubicado en la hundida isla de Filé), Egipto. Crédito: ©Gustavo Fernández.

Las cruces no son de la época de la construcción del templo: están grabadas con claras señales de ser posteriores porque, en un par de casos, se trabajaron sobre jeroglíficos allí anteriores. Pero tampoco son «modernas»; la protección patrimonial del templo hubiera hecho imposible su tallado. El desgaste de sus aristas señalan, empero, que ya hay acusados signos de erosión. Entonces, ¿quién las puso allí?

Recordemos que cuando se levantó la represa de Asuán, hubo dos templos en peligro de quedar sumergidos por las aguas: el famosísimo de Abu Simbel y éste, menos promocionado, Filé (o Philae). Ambos, se desmontaron y trasladaron a ubicaciones más elevadas para protegerlos. Pero con Filé ocurrió un detalle interesante. Junto a la construcción y ubicación original, de hecho en terrenos propios del templo, había una pequeña iglesia cristiana del siglo XVI. Como resultaba muy «moderna» en términos arqueológicos no se rescató y quedó, allí, sepultada por las aguas.

Esa iglesia fue construida por orden y mandato de una sociedad iniciática: los Caballeros de San Esteban. De hecho, estaba consagrada a su patrono, el mismo San Esteban. Y la cruz «templaria» en Filé no es templaria: es la cruz de San Esteban.

Pero, ¿quiénes eran éstos «caballeros»?

Para averiguarlo debemos ir hasta Pisa, Italia. Porque fue allí que Cosme de Médici (sí, uno de esos Médici) luego de conquistar la ciudad —en ese entonces, rival de Florencia— entregó uno de los palacios de su plaza central a una reciente Orden Militar e Iniciática constituida por él: en 1564, los Médici fundan la Orden con un objetivo «exotérico» y otro «esotérico». El primero, «la defensa de la fe católica y el combate de los piratas de la mar» y la segunda «buscar el Arca de la Alianza». Se decían, a sí mismos, herederos de la Orden Hospitalaria de San Esteban de Hungría, que a fines del siglo XII había sido la rama húngara de los Templarios. Y eligieron como emblema la cruz de ocho beatitudes pero las mismas más marcadas.

Palacio que los Médici dieron a la Orden en Pisa, junto a la Iglesia de San Esteban, cuya heráldica se destaca en la parte superior derecha de la imagen.

Palacio que los Médici dieron a la Orden en Pisa, junto a la Iglesia de San Esteban, cuya heráldica se destaca en la parte superior derecha de la imagen.

De manera que aparecen en Filé (templo levantado durante la dominación helénica de Egipto, alrededor del 300 a.C.) y hacen levantar una iglesia. A poca distancia, está la isla de Elefantina donde, ya hemos visto, habría estado custodiada durante algunos años el Arca antes de continuar viaje a Sudán y Etiopía. Si los caballeros continuaron viaje llegando a Adís Adeba, no pudieron avanzar o perecieron en el camino, se ha perdido bajo el polvo de la Historia.

El hallazgo de estas cruces en un templo egipcio vendría a ratificar la noción que el Arca de la Alianza estuvo más de una vez en territorio egipcio porque era «su» territorio.

Para más información sobre este último punto, te recomendamos leer el siguiente artículo: «¿Fue utilizada la Gran Pirámide para albergar el Arca de la Alianza?»


Artículo basado en El Egipto Desconocido: El Sendero Templario, de Gustavo Fernández.

Publicado el 27 de junio de 2017 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
jun 27, 2017
16:13
#1 Carlos Coutiño:

Es probable que hayan sido unos malvivientes!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario