En este breve artículo pondremos en evidencia un hecho que no debería pasar desapercibido. Tanto el nombre como la estatuilla de estos galardones de la industria cinematográfica tienen un claro tinte ritual egipcio/masónico.

oscar-ptah-osiris

De izquierda a derecha: Ptah, Oscar, Osiris.

Para algunos no es ninguna sorpresa y, si no eres un fanático religioso, hasta se podría decir que no tiene nada de malo el utilizar simbología de la antigua religión egipcia para un premio. Sin embargo, lo que provoca la grima es que la Academia jamás haya reconocido públicamente el origen de sus símbolos y los encubra con historias irrisorias y anecdóticas que la Wikipedia reproduce sin cuestionarse nada.

Wikipedia nos dice que el nombre de la estatuilla tuvo origen en 1931, cuando la secretaria ejecutiva de la Academia, Margaret Herrick, vio por primera vez el premio e hizo una referencia con su «tío Oscar» (sobrenombre para su primo Oscar Pierce), y que luego un periodista se enteró y perpetuó el apodo.

Uno de los últimos isologos de los premios pone la estatuilla dentro de la letra 'A', que forma una suerte de pirámide egipcia que alberga al Oscar. Nada sutil la referencia...

Uno de los últimos isologos de los premios pone la estatuilla dentro de la letra ‘A’, que forma una suerte de pirámide egipcia que alberga al Oscar. Nada sutil la referencia…

Sobre el diseño del galardón —un hombre sosteniendo una espada céntricamente en posición vertical—, la Wikipedia nos dice poco y nada, solo que se utilizó como modelo al actor y director mexicano Emilio «El Indio» Fernández y que la idea provino del director de arte de la Metro-Goldwyn-Mayer, Cedric Gibbons —uno de los miembros originales de la Academia—.

Ptah-Sokar-Osiris

Como habrán podido deducir a partir de la explícita imagen principal de esta publicación, en realidad la estatuilla es una representación del dios egipcio Ptah, quien en épocas tardías se le asimiló a Osiris, surgiendo así el dios funerario Ptah-Sokar-Osiris.

Ptah es un dios producto del caos primordial, considerado por la cosmogonía de Menfis, de donde era originario, como el soberano de los dioses al haber creado el mundo a través de la palabra. Lleva los títulos de «Señor de la magia», «Señor de la Oscuridad», «Señor de la Verdad» y «Señor de las serpientes y de los peces», que podrían estar relacionados con su función creadora.

Figurilla de madera de Ptah-Sokar-Osiris. Museo Británico.

Figurilla de madera de Ptah-Sokar-Osiris. Museo Británico.

Pero tal vez lo más importante en el caso que nos ocupa, es que este dios egipcio también era patrono de las artes y oficios, protegía a canteros, escultores, herreros, artesanos y ARTISTAS y se pensaba que era el inventor de la albañilería (de allí su relación con la masonería).

Desde luego, el nombre de los contemporáneos premios Oscar no es más que una sospechosa dislexia para «Sokar», dios funerario que como ya vimos forma parte central de la asimilación Ptah-Sokar-Osiris. De hecho, los sacerdotes de Ptah también lo eran de Sokar a partir de la V dinastía egipcia.

Ahora, cuando te juntes con tus amigos a ver la ceremonia culmine del cine, de seguro podrás contarles algo interesante sobre el ritual que están presenciando, donde las «estrellas» son adoradas como aquellas de la Constelación de Orión, la casa de Osiris…

Por Arkantos Khan.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario