Robots autónomos autorreplicantes podrían ser la solución para explorar el universo, encontrar e identificar vida extraterrestre, y también para limpiar nuestra órbita de desechos, de acuerdo con un ingeniero de la Universidad Penn State, con ocasión del medio siglo de búsqueda activa de inteligencia extraterrestre.

“La premisa básica es que la exploración espacial humana debe ser altamente eficiente, rentable y autónoma, pero la colocación de  seres humanos más allá de la órbita baja de la Tierra está llena de dificultades políticas, económicas y técnicas”, afirma John D. Mathews, profesor de Ingeniería Eléctrica en un artículo publicado en el último número de la Revista de la Sociedad Interplanetaria Británica.

Si los extraterrestres están ahí fuera, tienen los mismos problemas que nosotros, necesitan conservar sus recursos y se ven limitados por las leyes de la física, pueden no estar dispuestos a reunirse con nosotros, según Mathews.

Él sugiere que “sólo mediante el desarrollo y la implementación de una nave espacial robótica autorreplicante, y el consiguiente sistema mejorado de comunicaciones, la raza humana podría, de manera eficiente, explorar incluso el cinturón de asteroides, dejar atrás las vastas extensiones del Cinturón de Kuiper, la Nube de Oort, e ir más allá.”

Mathews supone que cualquier extraterrestre tendría que seguir un camino similar en las estrellas, consistente en el envío de los robots en lugar de los seres vivos. “Si ellos son como nosotros, también tendrán un gobierno disfuncional y todos los demás problemas que nos aquejan”, dijo Mathews. “Ellos no quieren gastar mucho para comunicarse con nosotros.”

Para minimizar el coste, sugiere que los primeros robots se fabriquen en la luna para aprovechar los recursos y la menor gravedad. Señala que tenemos la tecnología para crear estos exobots ahora, a excepción de una fuente de alimentación compacta.

Para crear una red de robots autónomos, capaces de pasar información a los demás y volver a la tierra, los vehículos deben ser capaces de identificar su ubicación exacta y determinar el tiempo. Con estos dos bits de conocimiento, deben ser capaces de determinar donde están el resto de robots y dirigirlos con un rayo láser infrarrojo para transmitirles datos.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
abr 20, 2012
19:32
#1 HORACIO:

dijo Mathews. “Ellos no quieren gastar mucho para comunicarse con nosotros.” ¿¿¿??? si esto viene de un ingeniero ,esta en problemas. como lo sabe o lo supone.???? semejante idiotez ,cuando el mundo cientifico afirma que fuimos visitados innumerablemente en la antiguedad ., una civilizacion superior se manejaria con sistemas desconocidos todavia por nosotros no.?? y entonces que .??? si hace 32 años recien nosotros inventamos el telefono celular y un poco mas de 150 años la lamparita..!!!!aparte fabricarlos en la luna para aprovechar recursos por la baja gravedad??? jajjajaja – Mathews no sabe que el ya esta en la ” luna ” hace mucho tiempo.!!! salutaciones

Reply to this commentResponder

abr 21, 2012
0:16
#2 xxpabloxx:

” John D. Mathews, profesor de Ingeniería Eléctrica” ¿es idiota o se hace? por ese tipo de pensamiento seguro que no llegamos ni a la luna. Es un DORK completamente, seguro recibió su titulo pagandolo.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario