En la tarde del 8 de abril de 1665, varios pescadores que desempeñaban su trabajo cerca de Barhöfft (entonces Suecia, ahora en Alemania), reportaron el avistamiento de naves batallando en los cielos. Concluida la trifulca aérea, describen la presencia de un objeto oscuro «en forma de plato» sobrevolando el lugar.

Ilustración que acompaña al texto de Erasmus Francisci. Ante la inexistencia de un léxico aeronaútico en esa época, los objetos voladores de la batalla son retratados y descritos como navíos o barcos.

Ilustración que acompaña al texto de Erasmus Francisci. Ante la inexistencia de un léxico aeronaútico en esa época, los objetos voladores de la batalla son retratados y descritos como navíos o barcos.

«Luego de un rato, un objeto chato y de forma redonda apareció en el cielo, era como un plato, como un gran sombrero… Su color era como el de la luna oscura, y sobrevolaba justo la Iglesia de San Nicolai. Permaneció estacionario allí hasta entrada la noche. Los pescadores, muy preocupados, no quisieron observar más el espectáculo y enterraron sus rostros en sus manos. En los días posteriores, ellos manifestaron temblores en todo el cuerpo, y dolores en la cabeza y en las extremidades. Muchos eruditos no pudieron explicar lo sucedido», escribió el polímata Erasmus Francisci en Der wunder-reiche Ueberzug unserer Nider-Welt/Oder Erd-umgebende, 1689, quien recopiló todas las noticias de la época concernientes al evento. 

En una reciente edición de la revista EdgeScience, Chris Aubeck y Martin Shough hacen un repaso de los pormenores de este caso ovni antiguo. Aubeck es fundador del grupo de investigación Magonia Exchange y un prolífico escritor sobre la historia del fenómeno ovni. Shough es investigador asociado del National Aviation Reporting Center on Anomalous Phenomena (NARCAP).

Los investigadores sometieron el incidente a un escrutinio que les llevó a descartar los fenómenos naturales más comunes que pudieran responder por los testimonios de los atónitos pescadores. Por ejemplo, el ángulo del sol descrito en los reportes excluyen un halo solar.

¿Pudo ser un espejismo?

El efecto Fata Morgana es un espejismo o ilusión óptica que se debe a una inversión de temperatura. Objetos que se encuentran en el horizonte como, por ejemplo, islas, acantilados, barcos o témpanos de hielo, adquieren una apariencia alargada y elevada. Sin embargo, las descripciones del evento de 1665 dan a entender que sucedió en alturas superiores a las que puede aparecer el efecto de Fata Morgana. De igual manera, dada su poca estabilidad, un espejismo no podría explicar el objeto en forma de platillo o sombrero que permaneció estático hasta el anochecer.

Fata Morgana fotografiado en la costa este de Australia el 26 de agosto de 2012. El efecto crea la ilusión óptica de un barco flotando sobre el horizonte.

Fata Morgana fotografiado en la costa este de Australia el 26 de agosto de 2012. El efecto crea la ilusión óptica de un barco flotando sobre el horizonte.

Además, ¿qué efecto óptico es capaz de provocar «temblores en todo el cuerpo, y dolores en la cabeza y en las extremidades» de quienes lo observaron? ¿Se debieron acaso esos malestares en los testigos oculares a una posible radiación emitida por estas naves o por sus armas?

¿Pudo ser una bandada de pájaros?

La «batalla» parece haberse iniciado luego de la aparición de una bandada de aves. Aubeck y Shough resumen la historia: «Una gran bandada de pájaros apareció en los cielos. Después de moverse al unísono por un rato, formaron un especie de pasaje a través del cual se acercó desde el norte una nave de guerra seguida por otros numerosos navíos. Entonces, otro grupo de grandes naves provino del sur. Fuego y humo se sucedieron a medida que las dos naves principales se disparaban entre sí ante la vista de los aterrados pescadores. Pronto la nave proveniente del norte se vio obligada a retirarse, huyendo hacia el sur. Al mismo tiempo, otras flotas compuestas de naves más pequeñas aparecieron desde el este y oeste. Cuando el humo se disipó, los pescadores divisaron los “mástiles” rotos de la flota sur, y a un hombre vestido con ropas marrones, con un sombrero bajo su brazo y el otro al costado, observando como la tripulación trabajaba y corría».

Bandada de estorninos.

Bandada de estorninos.

Si bien los investigadores piensan que una bandada de grandes proporciones pudo representar tal escena al moverse en masa y en patrones durante la primavera de 1665, descartan dicha opción debido a que no explica el objeto oscuro que hizo su aparición luego de la «batalla».

Desde luego, tampoco explicaría el fuego y humo consecuente de los «disparos» que habrían intercambiado las dos «naves principales» (¿naves nodrizas?).

Conclusión

¿Es posible que dos fenómenos anómalos diferentes se hayan dado al mismo tiempo, uno generando la escena de la batalla y otro el misterioso objeto en forma de plato?

Aubeck y Shough creen que eso es muy poco probable. «Es un caso a destacar que consideramos registra el primer avistamiento de un “platillo volador” de la historia», concluyen los investigadores.

Nótese la utilización del término de «platillo volador», algo que usualmente se achaca a la era moderna ovni iniciada en 1947 y que, empero, tiene sus correspondientes en relatos de avistamientos de objetos de similares características en siglos anteriores.

Asimismo, existen ejemplos antiguos de batallas en los cielos que difícilmente puedan responder por un fenómeno atmosférico o astronómico natural —dada la remota época, la única explicación en la que los escépticos pueden refugiar su tranquilidad mental—, desde batallas entre «dioses» como las de los textos ancestrales del Mahabharata hindú, hasta extraños fenómenos como los acaecidos en Núremberg y Basilea en el siglo XVI.

Esta octavilla procede de Núremberg y cuenta la nueva de una «muy horripilante aparición» en el momento de la salida del Sol, el 14 de abril de 1561. Fue vista «por muchas personas, varones y mujeres». Eran «esferas» de color rojo sangre, azulado y negro, o «discos anulares», cerca del Sol, «tres por ejemplo en fila / a veces cuatro en cuadrado, y también algunas solas / y también se han visto entre esas esferas algunas cruces de color sangre». Había también «dos grandes tubos» (o tres)... «en cuales pequeños y grandes tubos / estaban de a tres / también de a cuatro y más esferas. Y todos ellos comenzaron a pelearse entre sí». El fenómeno duró aproximadamente una hora. Luego «todo ello como ofuscado por el Sol / cayó a la Tierra desde el cielo como si todo ardiera / y con gran vapor desapareció poco a poco sobre la Tierra». También se vio, bajo las esferas, una figura alargada, «igual que una gran lanza negra». Naturalmente, esta «visión» se entendió como advertencia divina.

Esta octavilla procede de Núremberg y cuenta la nueva de una «muy horripilante aparición» en el momento de la salida del Sol, el 14 de abril de 1561. Fue vista «por muchas personas, varones y mujeres». Eran «esferas» de color rojo sangre, azulado y negro, o «discos anulares», cerca del Sol, «tres por ejemplo en fila / a veces cuatro en cuadrado, y también algunas solas / y también se han visto entre esas esferas algunas cruces de color sangre». Había también «dos grandes tubos» (o tres)… «en cuales pequeños y grandes tubos / estaban de a tres / también de a cuatro y más esferas. Y todos ellos comenzaron a pelearse entre sí». El fenómeno duró aproximadamente una hora. Luego «todo ello como ofuscado por el Sol / cayó a la Tierra desde el cielo como si todo ardiera / y con gran vapor desapareció poco a poco sobre la Tierra». También se vio, bajo las esferas, una figura alargada, «igual que una gran lanza negra». Naturalmente, esta «visión» se entendió como advertencia divina.

Publicado el 3 de agosto de 2015 3 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
ago 3, 2015
23:09
#1 gastonadonay:

Nuestros celadores al parecer tuvieron un cambio de turno que provocó una arenga que terminó en una trifulca.

Saludos

Reply to this commentResponder

ago 11, 2015
1:11
#2 Erick:

Interesante, gracias por la info.

Reply to this commentResponder

oct 27, 2017
17:48
#3 María Inés Bruccolleri Rennella:

Me gustó el artículo. Interesante.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario