Aunque no te gusten los fuegos artificiales de Año Nuevo, tendrás otra razón para mirar al cielo esa noche.

Cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova capturado en toda su gloria el pasado 22 de diciembre de 2016. Crédito: Gerald Rhemann.

Cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova capturado en toda su gloria el pasado 22 de diciembre de 2016. Crédito: Gerald Rhemann.

La NASA dice que mientras nosotros celebramos el Año Nuevo, un cometa se acercará a la Luna y será visible en el hemisferio norte de nuestro planeta; sin embargo, para ello necesitarás, además de una actitud festiva, unos binoculares.

El cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdušáková, llamado así por los astrónomos que lo descubrieron en 1948, tarda 5,25 años en completar su órbita. En esta ocasión, será observable desde el hemisferio norte (para más información sobre la visibilidad en tu ubicación visita TheSkyLive.com). Estará visible hasta mediados de enero, para después desaparecer unas dos semanas mientras su órbita lo lleva detrás del Sol. Volverá a ser visible hacia el 11 de febrero con las primeras luces del amanecer. En ese momento estará a 12 millones de kilómetros de nuestro planeta y alcanzará su máxima luminosidad, pudiendo tal vez ser observado a simple vista.

Posición de 45p en el firmamento del 31 de diciembre (2016) al 1 de enero (2017).

Posición de 45p en el firmamento del 31 de diciembre (2016) al 1 de enero (2017).

¿Un mal augurio?

La presencia de un cometa en el Año Nuevo —la celebración de un nuevo ciclo y de posibilidades que se presentan por delante— es una dura aproximación del simbolismo típico de los cometas como precursores de la destrucción.

Las culturas antiguas a menudo los consideraban mensajes de los dioses. El cometa Halley fue culpado de terremotos y enfermedades. Y tanto en películas como en cultos, los cometas hoy en día siguen siendo vistos como eventos que pueden anunciar o provocar el apocalipsis.

Pero no hay de qué preocuparse, el cometa 45P lo único que anuncia es, de acuerdo a SeaSky.org, otro año lleno de eventos astronómicos para deleitarnos.

Uno visible a simple vista

Un cometa descubierto en octubre pasado, C/2016 U1 NEOWISE, promete dar un buen espectáculo para los astrónomos aficionados a mediados de enero, llegando a ser visible a simple vista.

El cometa C/2016 U1 NEOWISE fotografiado el pasado 13 de diciembre, cuando pasó 0.709 UA de la Tierra .

El cometa C/2016 U1 NEOWISE fotografiado el pasado 13 de diciembre, cuando pasó 0.709 UA de la Tierra .

En su estado más brillante, C/2016 U1 NEOWISE pasará a través de las constelaciones Cazador de Serpientes y Sagitario, y será más visible en el cielo del amanecer a 12 grados del Sol al máximo brillo. Esta aparición favorece —nuevamente— al hemisferio norte. El perihelio del cometa está previsto el 13 de enero de 2017 a 0.319 AU del Sol.

Este es el noveno cometa descubierto por la misión extendida de NEOWISE (Near-Earth Object Wide-field Infrared Survey Explorer) desde 2014, y uno de los 50 cometas descubiertos en 2016, informa Universe Today.

Publicado el 30 de diciembre de 2016 1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
feb 6, 2017
23:39
#1 julian adres hwnao cortes:

muy buen tema relacionado con el asteroide .
muchas gracias.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario