La misteriosa unidad militar 10003 fue fundada en diciembre de 1989, en la época de la perestroika. El creador del ente, el teniente general Alexéi Savin, desveló algunos de los detalles desconocidos de la historia de esta organización secreta en una entrevista con el sitio web Sputnik.

espias-psiquicos-sovieticos

Según indicó el militar, la idea de crear esta unidad se les ocurrió a los jefes de la KGB como respuesta a los experimentos llevados a cabo por la inteligencia extranjera. Así, Moscú fue notificada de que los psíquicos estadounidenses participaban en numerosas operaciones de detección de infraestructuras militares, además de la neutralización de los agentes soviéticos.

«Así que la KGB instó al Ministerio de Defensa —en particular, al jefe del Estado Mayor, Mijaíl Moiséev— a que prestara más atención a este fenómeno», reveló Savin. Subrayó también que los psíquicos gozaban de gran popularidad en aquella época.

Por su parte, Moiséev ordenó que se creara una comisión especial que incluiría a científicos, médicos y, sobre todo, a psíquicos. Tras poner a prueba a más de 30.000 personas de todos los rincones del país, los militares rusos eligieron a 20 personas que realmente tenían capacidades especiales.

Los psíquicos participaban en las operaciones de detección de objetos e infraestructuras del enemigo, así como «eran capaces de, por ejemplo, dar una característica completa de una persona con solo ver su foto o analizar su letra», saber el contenido de un documento escrito en cualquier idioma incluso sin leerlo, así como encontrar a personas desaparecidas.

La llamada unidad 10003 fue creada el 15 de diciembre de 1989 como respuesta al proyecto secreto 'Stargate' de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EE.UU. No obstante, dejó de existir en 2003.

La llamada unidad 10003 fue creada el 15 de diciembre de 1989 como respuesta al proyecto secreto ‘Stargate’ de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EE.UU. No obstante, dejó de existir en 2003.

Pero, ¿cómo eran capaces de hacerlo? Según el militar, los agentes utilizaban su «intuición innata» para realizar estas tareas. No obstante, gracias a la ayuda de la directora del Instituto del Cerebro de la Academia de Ciencias de Rusia, Natalia Béjtereva, los militares soviéticos consiguieron aprender a entrenar a sus agentes para activar las capacidades ocultas del cerebro, algo que permitía convertir en «psíquico» a cualquiera persona —ya sea un espía o un oficial—.

«Hemos entendido que si activamos el funcionamiento del cerebro y “entrenamos” a funcionar en sincronía a los hemisferios, cualquiera persona obtiene superpoderes. Claro que quedamos atónitos. Este gran descubrimiento de los científicos soviéticos nos permitió crear una escuela», reveló.

El militar también contó a Sputnik sobre algunas de las actividades de la unidad.

Desastre nuclear en Escocia

Savin afirmó que los videntes soviéticos lograron prevenir una catástrofe radiactiva de gran escala que pudo haber afectado a Glasgow, Escocia.

«Debido a que no teníamos acceso directo a los altos funcionarios, remitimos la información a través de nuestros colegas. Pese a que los británicos no nos respondieron, invitaron a nuestro conocido a la Embajada británica en Moscú y le agradecieron la “atención al Reino Unido”», reconoció. Agregó que «entendimos que los británicos tomaron las medidas necesarias y lograron prevenir el desastre».

También indicó que la unidad cooperaba con la KGB, con el Ministerio del Interior y los servicios de inteligencia soviéticos y, posteriormente, rusos. En particular, los psíquicos ayudaban a encontrar los nidos de espías, además de las rutas de contrabando de armas y drogas desde Occidente.

Terremotos en Kamchatka

Savin informó que, una vez, el jefe del Estado General, Mijaíl Moiséev, le pidió evaluar la situación sísmica en Kamchatka, donde se había previsto celebrar una maniobra militar.

El militar indicó que hay que entrenar el funcionamiento simultáneo de los hemisferios del cerebro para aprender a hablar con nuestro subconsciente.

«Predijimos tres terremotos en la zona. No obstante, cuando las familias de los militares empezaron a hacer las maletas y abandonar la región [sin explicación alguna], los civiles entraron en pánico», señaló.

«Todo pasó como lo habíamos pronosticado. Y es bueno que lo hagamos, ya que la gente ya estaba lista para los sismos, algo que permitió minimizar los daños materiales», sostuvo.

Conversación con extraterrestres

En 1991, un vidente mandó un mensaje al entonces presidente del país, Mijaíl Gorbachov, en el que indicó que los alienígenas planeaban aterrizar en Uzbekistán para entrar en contacto con los humanos.

A su vez, Gorbachov se puso en contacto con el ministro de Defensa, Dmitri Yázov.

«Hemos encontrado a esta persona —muy interesante y muy inteligente— y viajamos juntos a Taskent (la capital de Uzbekistán). Señaló en el mapa el lugar exacto a dónde teníamos que ir», reveló Savin. No obstante, al llegar al lugar de destino, los militares no encontraron a los «aliens». Pero cuando uno de los presentes acusó al vidente de mentir, este último le hipnotizó, y luego pasó algo inesperado… De repente, el hombre empezó a hablar con alienígenas.

«Teníamos la impresión de que este chico realmente estaba sentado en una nave espacial junto con los extraterrestres. Nos ha dado respuestas muy precisas desde el punto de vista científico», afirmó Savin.

Puntos calientes

Los «superagentes», tanto los hombres como las mujeres, también participaron en las operaciones especiales —como la detección de espías y la búsqueda de almacenes de armas y municiones— en zonas conflictivas.

Fuente: Sputnik.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario