A primera vista, parecería lógico pensar que la materia de la que está hecha la Vía Láctea, nuestra galaxia, se formó dentro de la propia galaxia. Pero una serie de simulaciones informáticas llevadas a cabo por un grupo de astrofísicos de la Northwestern University, en Illinois, sugiere que más de la mitad de ese material podría proceder de galaxias muy distantes.

humans-cosmicdust

Los investigadores han llamado a este proceso «transferencia intergaláctica», y creen que su estudio puede abrir nuevas vías de investigación que nos ayuden a comprender cómo se forman galaxias como la nuestra. El trabajo acaba de publicarse en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Bajo la dirección de Daniel Anglés-Alcázar, los investigadores llegaron a esta intrigante conclusión al implementar complejas simulaciones informáticas, que dieron como resultado modelos realistas en 3D en los que puede seguirse la historia de las galaxias desde su formación, poco después del Big Bang, hasta nuestros días.

Sobre esos modelos, los científicos aplicaron una serie de algoritmos de última generación que les permitieron navegar a través del inmenso mar de datos obtenido y fijarse en los que tenían que ver con los patrones de adquisición de materia por parte de las galaxias.

A través del análisis de los flujos de materia simulados, Anglés-Alcázar y su equipo hallaron que eventos como las explosiones de supernovas pueden eyectar grandes cantidades de gas de las galaxias, y que todos esos átomos «expulsados» son capaces, gracias a los vientos galácticos, de pasar de una galaxia a otra.

intergalactic-winds

Además, los investigadores se dieron cuenta de que estos auténticos «ríos de materia» tienden a moverse de los sistemas galácticos más pequeños a los más grandes, y que en algunas galaxias pueden llegar a suponer más del 50 % de la materia que las compone.

De esta forma, los científicos concluyen que el origen de la materia que forma nuestra propia galaxia y todo lo que contiene (incluidos el Sol, la Tierra y los humanos que vivimos en ella), puede encontrarse mucho más lejos de lo que pensábamos.

«Es muy probable —explica Anglés-Alcázar— que mucha de la materia de nuestra galaxia estuviera antes en otras, fuera expulsada de ellas por fuertes vientos, viajara a través del espacio intergaláctico y, eventualmente, hallara su nuevo hogar en la Vía Láctea».

Ahora, los investigadores esperan poder probar sus predicciones con observaciones directas, usando el Telescopio Espacial Hubble y otros grandes telescopios con base en tierra.

Publicado el 29 de julio de 2017 1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
ago 3, 2017
8:15
#1 MLB:

lei hace tiempo una teoria sobre el origen de la humanidad, la materia primordial o caldo espeso y pegajoso donde la primer celula se dividio, copiandose a si misma utilizando esas proteinas basicas que durante mucho tiempo habian estado esperando, la forma en que llego a la tierra…..extraterrestres sembrando la vida? cometas que al pasar cerca dejan caer a su paso materia que si se da el lugar ideal se transformara en algo biologico, meteoritos que dentro de si trajeran materia de otros lejanos lugares del universo, hasta el cometa haley al pasar cuando las condiciones estuvieron dadas pudo haber sido el responsable, el tema es que en ese caldo primordial la primer celula se dividio y nacio la vida que le llevo otros tantos miles o millones de años en ser algo tangible

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario