En planetas rocosos más masivos que el nuestro, la poderosa gravedad haría casi imposible que cualquier civilización pueda salir de la atmósfera o lanzar satélites al espacio, ha afirmado una reciente investigación. Sin embargo, un físico ha salido al rescate de los alienígenas y pensado un sistema híbrido que mezcla la propulsión necesaria para vencer a la gravedad con cables orbitales rotatorios.

alien-spaceport

«Mi reacción inicial al oír sobre cables espaciales fue que no había manera de que funcionase», explica Alex Howe, un astrofísico de la Universidad de Michigan en Ann Arbor y autor del nuevo artículo que describe la idea. «Luego hice los cálculos y me sorprendió la cantidad de combustible y energía se ahorraría con este método»

Supertierras, supergravedad

Los planetas rocosos hasta 10 veces mayores que el nuestro son llamados supertierras. Son de los mundos más comunes que los astrónomos han encontrado orbitando otras estrellas, de hecho, se han registrado cerca de 1.000 hasta la fecha.

Las supertierras tienen una gravedad tan fuerte que sus atmósferas son espesas y crean un escudo protector natural ante la radiación cósmica. Esta característica las haría, según especulan algunos científicos, tener condiciones incluso mejores que las de nuestro planeta para el desarrollo de la vida como la conocemos. No obstante, esta seguridad que no deja pasar a la nociva radiación, tampoco dejaría salir al espacio a las hipotéticas civilizaciones alienígenas que los habitan, que estarían atrapadas allí por la gravedad.

Concepto artístico de Kepler-69c, una supertierra ubicada en la zona habitable de su estrella en la constelación del Cisne, a 2.700 años luz de la Tierra.

Concepto artístico de Kepler-69c, una supertierra ubicada en la zona habitable de su estrella en la constelación del Cisne, a 2.700 años luz de la Tierra.

Por poner un ejemplo, la velocidad necesaria para escapar de la gravedad de la Tierra es de unos 40.000 km/h, bastante rápido, pero posible con cohetes de propulsión química. En cambio, en Kepler-20b, una supertierra a 950 años luz con una masa 10 veces superior a la de nuestro planeta, la velocidad de escape necesaria se eleva a unos 96.000 km/h. El combustible necesario para eso haría que el cohete sea tan pesado como la Gran Pirámide de Guiza.

Catapultándose a la órbita

En el nuevo artículo, publicado el pasado 16 de mayo en arXiv y aún sin revisión de pares, Howe remarca como alternativa un sistema de  lanzamiento híbrido: en lugar de intentar despegar desde el planeta hasta la atmósfera con solo un cohete, los superterrestres podrían colocar un enorme cable en órbita alrededor de su mundo; «algo que sería posible de lograr con cohetes tradicionales como los nuestros», explica el autor.

Este cable, a veces llamado «gancho al cielo», tendría unos pocos kilómetros de largo y rotaría lentamente alrededor de su centro. Uno de sus extremos tocaría el suelo mientras gira, lo que significa que el cohete podría lanzarse suborbitalmente desde una altura de, tal vez, 50 o 70 kilómetros y engancharse al cable. El «gancho» rotativo entonces permitiría al cohete superar la enorme gravedad para luego otorgarle una especie de «efecto honda». Howe compara el efecto con aquel que tiene un balón al ser lanzado a gran velocidad con un palo de lacrosse.

space-tether1

Y si bien el concepto de «gancho al cielo» (skyhook) no es nuevo, el investigador dice que es la primera vez que este método de propulsión ha sido sugerido para una civilización tecnológica en una supertierra.

«Es una sugerencia interesante», comenta Avi Loeb, físico teórico del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian en Cambridge, Massachusetts, quien no ha participado del nuevo artículo. Sin embargo, cuestiona si el descabellado plan que propone Howe realmente es algo que vale la pena. «Los materiales que en teoría ayudarían a mantener ese enorme cable son apenas menos exóticos que aquellos necesarios para fabricar un ascensor espacial, por lo que la investigación y desarrollo de los científicos superterrestres más bien estaría dirigida a producir reacciones químicas muy poderosas para usar cohetes o en cómo hacer la propulsión nuclear segura».

Fuente: Live Science.

 

3 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
may 24, 2018
7:21
#1 Cándido Palomo Naranjo:

Referente a la supertierra, supergravedad, los científicos siempre ven las cosas desde un punto de vista muy reducido, porque si existe vida en esos planetas tienen que estar adaptada a su gravedad, atmósfera, condiciones climáticas, etc, etc.
No podemos creer que la vida en el universo infinito tiene que ser igual que en nuestra tierra, puesto que en nuestro mismo planeta existen millones de tipo de vida……………… OSS

Reply to this commentResponder

may 24, 2018
10:58
#2 HORACIO..:

siguen estudiando la historia del ganso……como puede ser.????

Reply to this commentResponder

may 24, 2018
12:39
#3 Mauro Isidro Sanchez Reyes:

Magnifico medio de divulgacion scientifically, use ciencia ficcion

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario