Frank Drake.

El astrónomo estadounidense Frank Drake apuntó en 1960 un telescopio en el condado de Pocahontas hacia las estrellas Tau Ceti y Épsilon Eridani en busca de señales de radio de otros mundos. Acababa de arrancar una empresa destinada a cambiar la vida de los terrícolas para siempre: la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Durante los años siguientes, el Gobierno de EEUU se volcó con esta batida por el espacio. Pensaban, admite Drake, que los mensajes se detectarían “en unos pocos días”. Medio siglo después, no se ha encontrado ni rastro de señales de radio emitidas por civilizaciones alienígenas. Y la búsqueda, prácticamente, se ha abandonado.

Apenas 40 personas siguen escrutando el cielo en busca de señales, una decena de ellas en el Instituto SETI, que rastrea desde 1984, primero con dinero de la NASA y ahora con donaciones privadas. Una de esas personas que permanecen a la escucha es el propio Drake (Chicago, 1930), autor de una ecuación para calcular el número de civilizaciones detectables en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. Según sus cuentas, hay 10.000 sociedades avanzadas emitiendo señales de radio en nuestro vecindario espacial.

Opiniones en contra de SETI

Dejando de lado la arrogancia humana de pensar que el contacto solo puede establecerse si nosotros los encontramos a ellos, o la esperanza que si una civilización superior nos encontrara realmente desearía entrar en contacto abierto con una civilización primitiva como la nuestra, otros científicos interesados en el estudio serio y científico del tema extraterrestre y la exobiología en general, señalan que el proyecto para intentar establecer contacto a través de señales de radio con otras civilizaciones inteligentes del universo es bastante inútil e ineficiente, debido a las propias limitaciones de esta tecnología para el contacto a nivel galáctico.

El físico teórico Michio Kaku, co-creador de la String Field Theory (una rama de la Teoría de Cuerdas), explica el porqué SETI no es una opción viable para el contacto entre nuestra civilización y las demás que existirían según la Ecuación de Drake:

“Muchos científicos miran los resultados del programa SETI y dicen ‘Ven? Escaneamos los cielos y no vimos evidencia alguna de vida inteligente en el espacio’. Bueno, no pienso que sea así.

”En primer lugar, quizás en todo el siglo tampoco hallemos ninguna señal plausible desde el espacio exterior… Pero esto se debe a que solo escaneamos cerca de 100 años luz desde nuestro planeta, y nuestra galaxia tiene 100 MIL años luz de distancia, y las galaxias 100 MIL MILLONES de años luz de distancia. Así que solo escaneamos un pequeño vecindario de nuestra galaxia.

”En segundo lugar, solo escaneamos en frecuencias de hidrógeno, eso es tonto. Esto nos lleva a la analogía de la persona que pierde sus llaves de noche y solo las busca en los lugares iluminados por la lámpara, cuando las llaves bien podrían estar allí donde no llega la luz. Buscamos en estas frecuencias porque es conveniente, pero no pienso que todos los científicos que lo hacen crean que los alienígenas se comuniquen en frecuencias de hidrógeno. Tal vez usen tecnología láser. Apenas hemos comenzado a escanear otras frecuencias.

”Tercero, cuando a menudo enviamos una señal, la dividimos en paquetes, luego enviamos cada paquete por un camino diferente para que al final se junten para formar el mensaje completo. Así es justamente como funcionan las redes en Internet y el sistema para enviar emails. Si sólo interceptaras una parte de este mensaje, sería pura basura ilegible hasta que se juntara con las demás partes y se reformulara. En otras palabras, podríamos estar en medio de una conversación intergaláctica y ni siquiera enterarnos.”

La Ecuación

La ecuación fue concebida en 1961 por Drake mientras trabajaba en el Observatorio de Radioastronomía Nacional en Green Bank, Virginia Occidental (EE. UU.). La Ecuación de Drake identifica los factores específicos que, se cree, tienen un papel importante en el desarrollo de las civilizaciones. Aunque en la actualidad no hay datos suficientes para resolver la ecuación, la comunidad científica ha aceptado su relevancia como primera aproximación teórica al problema, y varios científicos la han utilizado como herramienta para plantear distintas hipótesis.

R * es el ritmo anual de formación de estrellas “adecuadas” en la galaxia.
fp es la fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita.
ne es el número de esos planetas orbitando dentro de la ecosfera de la estrella (las órbitas cuya distancia a la estrella no sea tan próxima como para ser demasiado calientes, ni tan lejana como para ser demasiado frías para poder albergar vida).
fl es la fracción de esos planetas dentro de la ecosfera en los que la vida se ha desarrollado.
fi es la fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado.
fc es la fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse.
L es el lapso de tiempo, medido en años, durante el que una civilización inteligente y comunicativa puede existir.

    “Pero la señal llegará…”

    Frank Drake, que pasó recientemente por Madrid para recoger un premio de la Sociedad Geográfica Española, reconoce que sólo ahora se da cuenta de que morirá sin detectar una señal de inteligencia extraterrestre. Pero la señal, asegura, llegará.

    A continuación reproducimos la entrevista realizada al astrónomo por Manuel Ansede para el periódico Público.es:

    Cuando usted empezó a buscar inteligencia extraterrestre, tenía 30 años. Ahora tiene 80. Medio siglo sin frutos.

    Sí, pero sigo pensando que buscar inteligencia extraterrestre es una de las iniciativas más importantes que podemos acometer, aun sabiendo que la búsqueda será, probablemente, muy larga. En 1960 pensábamos que sería fácil, que tardaríamos unos pocos días. Pensábamos que había señales viniendo de cada estrella del cielo. Ahora vemos que son extremadamente poco comunes. También sigo pensando que hay vida inteligente extraterrestre. Todos los recientes descubrimientos de sistemas planetarios respaldan la idea de que hay un montón de vida en el universo. La búsqueda debe llevarse a cabo, porque cambiará las cosas a mejor para nosotros. Pero para eso hacen falta más personas y más dinero.

    ¿Usted verá las señales?

    Yo ya no, tengo 80 años. Antes decía que en diez o vente años captaríamos las señales, pero eso era cuando teníamos más recursos. El dinero ha disminuido en los últimos años con la crisis económica mundial.

    ¿Encontrar inteligencia extraterrestre es también cuestión de dinero?

    Es cuestión de tiempo, pero buscar cuesta dinero: para mejorar la tecnología y para pagar a las personas que buscan. En el Instituto SETI trabajan 120 personas. Sólo diez buscan señales de vida inteligente extraterrestre. Los demás investigan otros asuntos, como el origen de la vida en la Tierra. En todo el mundo hay unas 40 personas buscando vida extraterrestre. Eso no es nada, ese es el problema. Debería haber miles.

    ¿En qué porcentaje han bajado sus fondos?

    Hace diez años, un proyecto internacional contaba con cinco millones de dólares al año. Hoy es medio millón. Hemos perdido el 90% de los fondos.

    ¿A veces piensa que ha desperdiciado toda su vida?

    En absoluto. Hay elementos para pensar que hay vida extraterrestre inteligente y se puede buscar. Animo a la gente a que siga buscando. Si no se apunta más gente, en unos años no habrá nadie.

    ¿Cuándo detectaremos la señal?

    Hoy podríamos encontrar una señal de vida inteligente extraterrestre. Siempre hay una oportunidad, aunque pequeña. Yo calculo que tardaremos entre 40 y 100 años, pero dependerá de cuántos recursos dediquemos.

    ¿Estamos preparados para el contacto con una civilización extraterrestre?

    Creo que sí. Yo estoy listo.

    Imagine que se acerca a un grupo de personas rezando en una iglesia y les dice: hay vida extraterrestre inteligente, no estamos solos, Dios no existe

    Sí, tiene grandes implicaciones para la religión. Las personas con una cierta cultura son las únicas que están preparadas. En países del Tercer Mundo, en África, no están preparados, porque no tienen un buen sistema educativo.

    ¿Cómo se imagina el contacto?

    El escenario más probable es que detectaremos la existencia de una señal de radio, aunque podría ser una señal óptica. No creo que venga una nave espacial a la Tierra, desde luego. La señal será evidentemente de origen inteligente. Y muy probablemente no tendremos la capacidad técnica para captar la información codificada en la señal. Tendrá datos sobre su civilización, sus criaturas, su estilo de vida, su tecnología, pero no podremos entenderlos. Será muy frustrante. Necesitamos un telescopio más grande para poder captar las señales extraterrestres, pero es demasiado caro. Necesitaríamos uno de un kilómetro de diámetro, quizá de diez kilómetros. Estamos construyendo el Allen Telescope Array en California: muchos telescopios pequeños que equivalen a uno de cien metros de diámetro. Probablemente no es suficiente, pero podremos ampliarlo en el futuro.

    ¿Sigue pensando que a largo plazo el objetivo es construir un telescopio en la cara oculta de la Luna?

    Recibimos miles de señales de radio al día y hay que chequear cada una con cuidado para no tirar la buena a la basura. Sería terrible. Pero hay muchísimas señales de origen humano que nos confunden. Hay un lugar en el Sistema Solar en cuyo cielo nunca se ve la Tierra, que nunca recibe señales de radio de la Tierra: la cara oculta de la Luna. Si construimos un telescopio allí, no tendremos que lidiar con este problema. La otra razón para ir a la Luna es que, una vez que estás allí, construir un telescopio es mucho más barato, porque hay menos gravedad y no hay viento. Se pueden construir con materiales muy ligeros y seguir siendo buenos y precisos.

    La revista Nature’ afirmaba en 2006 que no es obvio que todas las civilizaciones que puedan existir ahí fuera sean benévolas. Quizá el contacto sea arriesgado. Los conquistadores españoles contactaron con los americanos y murieron unos cuantos.

    Sí, sobre todo murieron por las enfermedades. Pero, bueno, los españoles se llevaron un montón de oro [risas]. La situación fuera de la Tierra es muy diferente. La distancia entre nosotros y otras civilizaciones es muy grande. La estrella más cercana, Alfa Centauri, está a cuatro años luz. La distancia más probable a otras civilizaciones es de cientos de años luz. Tardaríamos 100.000 años en llegar a Alfa Centauri y un millón de años en alcanzar las estrellas con posibles civilizaciones. Atacar a otra civilización para coger su oro o comértelos requiere demasiado tiempo y es demasiado caro. Además, los visitantes no podrían llevarse más de una tonelada de cosas de la Tierra y tendrían que esperar un millón de años para llevarlas a casa. Los exploradores españoles sólo tuvieron que esperar unos meses.

    Así que el cara a cara con los aliens es imposible

    El coste de explorar otras civilizaciones es muy caro. Yo creo que las civilizaciones interactúan por motivos beneficiosos. Transfieren información para duplicar cosas útiles, como una central para producir electricidad a través de la fusión nuclear, como ocurre en el Sol. Los extraterrestres posiblemente solucionaron ese problema hace millones de años. Pueden enviarnos el diseño a la velocidad de la luz. Nos llegaría en unos años.

    Pero enviar la pregunta y obtener la respuesta, tardaría siglos.

    Sí, así es. Lo que queremos no es ir a otros mundos, sino establecer un canal de comunicación para que nos podamos enviar instrucciones de diseño para construir cosas útiles. No hay que temer a los extraterrestres, no nos van a atacar.

    El SETI ha lanzado un proyecto en el que se pregunta a gente de todo el mundo: “Si descubrimos vida inteligente más allá de la Tierra, ¿deberíamos responder? Si es que sí, ¿qué deberíamos decir?”. ¿Usted qué opina?

    Depende de lo que descubramos. A partir de una sola señal no podemos saber nada de ellos. Al principio no tendrá sentido responder. Lo que deberíamos hacer es aprender sobre ellos y pensar una buena respuesta. Antes del descubrimiento, no se puede saber qué responder.

    Pero usted ya envió un mensaje de radio con información sobre el ser humano en 1974, el famoso mensaje de Arecibo, sin saber nada. Y antes diseñó una placa con figuras humanas para incorporarla a las sondas Pioneer’.

    Ya, ya lo sé [risas].

    ¿Fue buena idea enviar estos mensajes?

    Quizá fue prematuro. Incluimos los dibujos porque los extraterrestres querrán saber cómo somos físicamente y biológicamente.

    Su colega del SETI Seth Shostak cree que si estuviera delante de un ser extraterrestre, le preguntaría: ¿Tenéis religión?

    Yo preguntaría si han descubierto cómo vivir para siempre, cómo ser inmortales.

    Sería un problema.

    Sí, todos querríamos ser inmortales. La Tierra sería muy aburrida, hablando con la misma gente todo el tiempo, todos viejos, todos habríamos visitado todos los países. Y habría que limitar el crecimiento de la población. No podríamos tener hijos. Sólo permitiríamos el nacimiento de niños para reemplazar a los viejos que van muriendo en accidentes. Todo el mundo tendría tanto miedo a morir que la velocidad permitida en carretera sería tres kilómetros por hora. El mundo sería aburridísimo.

    ¿Quién tiene que hablar en nombre de la Tierra?

    Hay que establecer un gran comité de expertos, probablemente a través de Naciones Unidas. Ya hay un grupo en la ONU para establecer qué actividades son aceptables ahí fuera, pero no es el adecuado para esto. Habría que crear otro comité para elaborar un mensaje lleno de significado para enviar a los extraterrestres.

    ¿Sería un mensaje matemático?

    Más bien serían imágenes, quizás hologramas. Así tendrían un objeto en tres dimensiones, con movimiento y audio. Podría ser una película en tres dimensiones.

    Entonces habría que enviarles también un proyector 3D.

    Las instrucciones para construir uno. Las imágenes en 3D solucionarían el problema del lenguaje.

    Con todo el conocimiento de los últimos años, ¿cuántas civilizaciones detectables cree que hay ahora en nuestra galaxia?

    Unas 10.000, aunque no podemos hacer una predicción correcta, porque tenemos demasiadas lagunas de conocimiento.

    Es el mismo cálculo que ha hecho siempre. No ha cambiado, pese a que se han descubierto muchos planetas extrasolares.

    Sí, esto incrementa el número posible de localizaciones. Pero el factor importante es durante cuánto tiempo se comunica una civilización. En nuestro planeta vemos lo que puede ocurrir en otros. Cuando las civilizaciones perfeccionan su tecnología, desaparecen de la vista, se hacen invisibles. Detectar una civilización es detectar la energía que malgastan. En nuestro caso, Madrid, por ejemplo, tiene una gran torre de televisión. Todas las ciudades soviéticas tenían una emitiendo señales potentísimas. Ahora tenemos el cable y la televisión por satélite. Apagamos las viejas torres de televisión y nos hacemos invisibles. A los extraterrestres se les va a acabar el fútbol gratis [risas].

    ¿La Tierra se está haciendo invisible?

    En medio siglo seremos invisibles. Y empezamos a ser visibles en 1950. Si sólo somos visibles durante un siglo, el número de civilizaciones detectables será mucho menor de lo estimado. Eso es lo preocupante.

    ¿Podría ocurrir que nos llegara una señal de una civilización ya extinta?

    Sí, extinta o que ya sea invisible y no nos lleguen más señales.

    Publicado el 4 de abril de 2011 9 comentarios
    Etiquetas: , , , , , ,

    ¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

    Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

    Artículos Relacionados

     9 comentarios
    Comentarios
    abr 4, 2011
    21:38
    #1 Dr. Rotciv:

    Interesante el aspecto de ser “invisibles” ya lo habia pensado alguna vez y no por las señales enviadas al espacio, si no, porque cada vez trabjamos mas en materiales biodegradables y cualquier cosa hecha, se biodegrada y ni muestra de que existio.

    No estoy de acuerdo en que diga que Africa y el tercer mundo no esta preparado, porque muchas naciones de primer mundo tienen demasiado fanatismo religioso, creo que es mas facil domar al tercer mundo que a los gringos, asiaticos y europeos.

    El aceptar una idea depende mas de la cultura abierta no de a que mundo economico perteneces.

    Reply to this commentResponder

    abr 4, 2011
    22:37
    #2 Victor:

    Ustedes se dicen el primer mundo? jaja y solo viven de recursos q nos sacan a nosotros! pobre gente ignorante q el imperio les hizo creer la gran cosa cuando no son nada.

    Reply to this commentResponder

    abr 5, 2011
    0:23
    #3 xxpabloxx:

    La gente del “¿primer mundo?”, es la mas ignorante del mundo y lo digo “literalmente”.
    Solo unos pocos de ellos son concientes de la situacion en la que se encuentran.
    Lo lamento por ellos.

    Reply to this commentResponder

    abr 6, 2011
    4:06
    #4 Gastón Adonay:

    Creo que Frank Drake se dió cuenta que su ecuación no sirve. No contempló que seres de otros mundos hayan alcanzado tecnologías que el ser humano no podría siquiera imaginar. Esto nos dice claramente que estos seres pueden estar aquí inclusive antes que nosotros. Y si a esto le agregamos que en el Universo existen leyes universales sobre los derechos, acerca de quienes viven en un planeta (que no quiere decir que la Tierra sea nuestra, de los seres humanos), como las leyes de la naturaleza de la vida misma de la Tierra, que permite que vivan a los que ha generado y mantenido, pues bien, estos seres de por sí saben que son visitantes en un mundo ajeno a ellos, donde no tienen que intervenir. Bajo esos preceptos y principios universales, estos seres con sus capacidades tecnológicas y por qué no decirlo, espirituales también, no sólo han tratado de comunicarse, sino nos han ayudado no tan sólo para formar una civilización, han evitado que nos destruyéramos en repetidas veces, es cosa de revisar los textos más antiguos de la humanidad, incluyendo las tablillas sumerias, que hoy en día, todavía no se enseñan en los colegios. Ahora, si no llegara de ser tarde, vienen otras generaciones de personas con más amplitud de mente, quienes verán de otra forma esta comunicación, que a mi entender, ya está dada, sólo que tenemos que pensar radicalmente diferente para que se concrete, o sino tendremos que esperar a que todos estos viejos mueran por sí mismos (de vejez), para dejar libre el paso a una generación que de a poco cambie esta estructura de pensamiento, cosa que nos llevaría mucho tiempo, así es que: ¡Jóvenes tomen las riendas de una vez por todas, para acortar ese tiempo, que creo que nos queda muy poco! NECESITAMOS ESE CONTACTO. Si los marcianos hubieran querido hacernos daño, tengan por seguro que ya no estaríamos aquí.

    Reply to this commentResponder

    abr 7, 2011
    14:08
    #5 xxpabloxx:

    En fin, al margen de lo del primer mundo, entre comillas. Lo de Frank Drake es muy loable, puesto que es el primero en proponer una base sustentable para el estudio probabilistico de las inteligencias que no habitan en la tierra, al menos de manera irrefutable. De que no sea la formula correcta, bueno la ciencia siempre postula que no existen formulaciones absolutas, entonces ¿porque la formula de Frank Drake se escaparia de esta ley?.
    Que se puede mejorar? o incluso sustituir por otra mejor?, seguro. Pero no le quita el mertio de haber elevado la busqueda de ET’s un escalon mas en el estudio de modo cientifico y racional esta nueva rama del conocimiento.

    Reply to this commentResponder

    jul 17, 2012
    14:51
    #6 Abimael:

    Bien dicho, Gastón Adonay. De acuerdo totalmente.

    Reply to this commentResponder

    jul 17, 2012
    14:53
    #7 Abimael:

    @Gastón Adonay: De acuerdo totalmente.

    Reply to this commentResponder

    jun 17, 2016
    21:30
    #8 José García Álvarez:

    @Gastón Adonay: LA PROXIMIDAD DEL FINAL

    Estamos en el transcurso del 2016. Un año más que del Amor se aleja y otro más que se acerca al final no deseado. Los tiempos apocalípticos ya iniciaron su andadura y las miserias ya están siendo recogidas por sus sembradores. Los sucesivos hechos desastrosos que están sucediendo, predichos, corroborados y crecientes en cantidad e intensidad, son negados por aquellos que no quieren ver la realidad que les acecha.
    En los tiempos venideros, aumentará la penuria, el horror, el terror, acudirá el pánico. La absurda crisis que padece el mundo se verá enturbiada por aquellos que manejan con ahínco la defensa de sus propios intereses. El odio, la violencia, la destrucción y los cataclismos se acrecentarán en fechas próximas. Los jinetes del Apocalipsis ya iniciaron su cabalgadura y el relinchar de la furia de sus caballos azotarán sin tregua la faz de la Tierra. He aquí expuesto un compendio de aquellos acontecimientos más relevantes que le quedan por sufrir a esta Humanidad hasta el cercano día de su extinción:

    1º- Guerra fulminante entre la cruz, la media luna y la estrella.
    2º.- Asesinato del rey de España.
    3º.- Golpe de Estado militar, que acabará con la democracia española.
    4º.- Dictaduras en diversos países europeos, entre ellos España, Italia y Alemania.
    5º.- Sangrientos trastornos sociales en variados países sudamericanos, asiáticos y africanos.
    6º.- Terribles inundaciones en numerosos lugares del mundo y sequías espantosas en otros.
    7º.- Violentos terremotos de creciente intensidad y destrucción en diversas naciones del mundo.
    8º.- Súbitas erupciones volcánicas llenarán de pavor a vastas superficies.
    9º.- Terribles tornados asolarán comarcas enteras con un poder destructivo incalculable.
    10º.- Progresivo derrumbamiento de las bolsas mundiales y pavoroso caos financiero.
    11º.- Horrendos atentados terroristas azotarán a las naciones de Occidente y Oriente.
    12º.- Tercera Guerra Mundial.
    13º.- Holocaustos indescriptibles con armas atómicas, bacteriológicas y químicas.
    14º.- Crisis de la Iglesia Católica por dos Papas enfrentados.
    15º.- Huida de Roma del Papa actual.
    16º.- Creciente avistamiento de naves espaciales. Masiva manifestación extraterrestre.
    17º.- Oscurecimiento del Sol y de la Luna.
    18º.- Derrumbamiento de la Iglesia Católica.
    19º.- La Guerra de las Razas. China contra Occidente.
    20º.- Segunda venida de Jesús el Hijo del Hombre al frente de sus legiones celestiales.
    21º.- Bajada del cielo de una inmensa astronave conocida como la “Nueva Jerusalén”.
    22º.- Evacuación de los Elegidos a otros lugares del Sistema Solar.
    23º.- Entrada del planeta-cometa Hercólubus en la atmósfera terrestre.
    24º.- Descomunales cataclismos sobre todo el orbe terráqueo.
    25º.- Variación del Eje de la Tierra por la influencia del astro intruso.
    26º.- Trastornos espantosos a nivel planetario.
    27º.- Extinción de esta Humanidad.

    Esto es lo que le aguarda, entre otras muchas cosas, a esta Generación degenerada, malvada y pervertida.
    De nada servirán las baladronadas salvacionistas que están extendiendo algunos, porque la purificación y la renovación serán llevadas a cabo de forma traumática, tal como está descrita en el Apocalipsis de Juan y en las Centurias de Nostradamus.
    A esta Humanidad le sucederá otra nueva que sabrá vivir entre los parámetros del Amor, la Justicia, la Paz y la Fraternidad.
    El que tenga ojos para ver, verá y el que tenga oídos para oír, oirá.
    Que la misericordia de Dios, nuestro Padre Creador, se apiade de nosotros.
    José García Álvarez
    Roquetas de Mar – España

    Reply to this commentResponder

    jun 17, 2016
    21:33
    #9 José García Álvarez:

    @xxpabloxx: YA NO QUEDA MÁS TIEMPO

    Hace ya 41 años que entré en contacto personal con Seres Superiores procedentes de otros mundos y asumí la Misión que Ellos me encomendaron: Avisar de los hechos que iban a desarrollarse en el tiempo futuro e invitar a todos aquellos a los que llegaran mis palabras a reflexionar y, si era preciso, a cambiar de conducta, para dar a sus vidas un sentido más positivo de cara al final de un Ciclo cósmico en este planeta y a una renovación en su Humanidad.

    Durante todos estos años he utilizado todos los medios de comunicación que han estado a mi alcance para difundir los mensajes de alerta, de advertencia y amonestación, que me han sido facilitados por los Hijos de la Luz y, dentro de lo posible, he intentado hacer sobresalir sobre el dramatismo de los traumáticos acontecimientos finales, la gran esperanza de la renovación de esta civilización vieja y caduca por otra nueva y esplendorosa donde la Paz, el Amor, la Justicia y la Fraternidad, que ahora faltan, sean la moneda común.
    Los Sabios Siderales, tras el impulso ascensional que dio Jesús el Cristo, conscientes de que en orbes como éste, cercanos aún al proceso larvario, en cada final de Ciclo suele haber un enfrentamiento masivo entre el Bien y el Mal, quisieron ofrecer a cada hombre de este planeta, con la suficiente anticipación, una serie de mecanismos, conocimientos y señales que le permitieran decidir, libremente, en qué bando quería militar, ateniéndose después a las consecuencias. Unas consecuencias que también se le iban a mostrar mediante una gran variedad de escritos y voces proféticas, lo suficientemente impactantes y atrayentes, como para llevarle a reflexionar, y ponerle en situación de averiguar la Verdad, dándole un amplio espacio de tiempo para que pudiera elegir qué le convenía, con la posibilidad, por su libre albedrío, de aceptarla o rechazarla. Han sido dos largos milenios de predicciones, de mensajes, de signos celestes, de augurios apocalípticos, de multitud de fuentes, alertando de los hechos a suceder en los Tiempos Finales de esta Humanidad y que no iban a referirse a unos pocos años sino a un período temporal que comenzó en los albores del siglo XX, con la Primera Guerra Mundial, y terminará en las primeras décadas de este Tercer Milenio. Muchos han sido los profetas, muchos han sido los voceros que han hecho llegar sus avisos a todos los confines de la Tierra. Sólo han servido para la calidad, pero no para la cantidad.
    Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero éste, desobediente, ensoberbecido y egoísta, ha preferido ser como es y caminar por el sendero oscuro. Y esto es lo que no puede ser. En el transcurso de los años, la conducta de la gran mayoría de los seres humanos se ha ido degradando y su degeneración, lo mismo que su desobediencia a las Leyes Divinas ha llegado a límites inconcebibles e intolerables. El hombre, ignorando las advertencias de Juan, de Nostradamus e innumerables profetas de todo tiempo y lugar, ha creído que podía despilfarrar su herencia natural y hacer agonizar impunemente su morada terrena. Pero, igual que los restantes seres de los tres reinos de la Naturaleza, está sujeto a una Ley Cósmica que no puede rehuir ni violar, sin provocar un gran trauma. Porque la Naturaleza, en sí misma, tiene en todos sus planos un código de supervivencia. Cuando el hombre efectúa acciones de sentido agresor e involutivo sobre ella, responde con movimientos de fuerza contraria, intentando equilibrar lo desarmonizado. Dispone para ello de unos elementos primordiales llamados Zigos, los cuales actúan de forma automática, auto correctora, cuando se produce una agresión en el aire, en el fuego, en el agua o en la tierra. Este automatismo corrector causa inmediatamente enormes cambios, que afectan en primer lugar a los causantes de la desarmonía, los hombres irresponsables.
    A pesar de los esfuerzos en el Cielo y en la Tierra, la gente de esta Humanidad se ha llenado de egoísmo, odio, hipocresía, soberbia e impiedad, y la Creación entera se ha visto perturbada por su proceder diabólico. La obra del Mal ha llegado a destruir, en la gran mayoría, el amor y el deseo de caminar hacia la sabiduría y las cosas del Espíritu. Su forma de operar ha sido tan nefasta, que nadie se podrá salvar de los efectos justicieros de los elementos desencadenados, los jinetes apocalípticos, excepto los Elegidos. De nada ha servido, para esta generación impía, el alertar a las 7 Iglesias, el abrir los 7 Sellos, el resonar de las 7 Trompetas y el mostrar la impregnación de las 7 Copas. Ahora, YA NO QUEDA MÁS TIEMPO. El Juicio está, pues, por celebrarse, y cada hombre obtendrá su veredicto.
    Desgraciadamente, el tiempo que había sido concedido a esta generación, ya se ha terminado. Todo lo que tenían que saber los hombres de la Tierra, les ha sido dicho y, exhaustivamente, repetido. Ya no tienen excusa y todos serán obligados a asumir sus responsabilidades personales. La selección ya ha sido hecha y la separación también. Según los designios divinos, recibirá quien haya dado y le será quitado a quien ha quedado sordo y ciego.
    El que quiera ver que vea y el que quiera oír que oiga.
    José García Álvarez
    Roquetas de Mar – España

    Reply to this commentResponder

    Dejar un comentario