¿Cómo hacer agua en la Luna y oxígeno en Marte? Las iniciativas son parte de una estrategia de exploración espacial basada en el aprovechamiento de los recursos indígenas, principalmente para hacer combustible para el viaje de regreso a casa.

astronaut-dig

Los estudios muestran que las opciones más viables para las futuras expediciones a Marte —así como el regreso de las misiones a nuestro planeta— requieren lo que es conocido como “utilización de recursos in-situ”, o URIS (IRSU en inglés), para ahorrarse los enormes costos de lanzar todo desde la Tierra.

“Cada peso muerto que no tienes que lanzar desde la tierra —cosas como agua, aire y propelentes—, significa que puedes aprovechar ese espacio para agregar peso inteligente —un experimento, una computadora, algo diseñado para hacer un trabajo o darnos alguna capacidad extra”, dijo el géologo lunar Paul Spudis del Instituto Lunar y Planetario en Houston.

“Valerse de la URIS nos impulsa a cambiar la relación entre peso inteligente y peso muerto en nuestras naves, a favor de la parte inteligente”, agregó.

La primera prueba de URIS está planeada para 2018. La NASA tiene como objetivo lanzar una misión llamada “Prospector de Recursos” que involucra a un rover con instrumentos para buscar hidrógeno, recoger muestras, calentarlas y escanearlas para encontrar rastros de vapor de agua. De esta forma, el vapor podrá ser re-condensado para formar gotas de agua.

“Un montón de tecnologías tienen un uso que va mucho más allá de la Luna, la cual es solo el lugar más conveniente para llevar a cabo las pruebas”, dijo Jason Crusan, director del Sistema de Exploración Avanzada de la NASA en Washington DC.

Un segundo experimento URIS será llevado abordo del próximo rover con destino a Marte, el cual está pensado para 2020. El dispositivo implantado en el rover, que aún tiene que ser seleccionado, será capaz de obtener dióxido de carbono de la atmósfera del planeta, filtrar el polvo y otras partículas, y preparar el gas para procesarlo y producir el oxígeno.

“Es química básica”, dijo Spudis. “El verdadero problema no es el proceso básico. Los problemas son aquellas cosas que aún no conocemos sobre los ambientes alienígenas y que no podemos prever cómo afectarán nuestra producción”.

Si las misiones URIS son exitosas y la tecnología aplicada supera la fase de demostración, entonces seguramente romperán con varios paradigmas y cambiarán la forma en la que exploramos otros mundos.

Publicado el 29 de enero de 2014 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
ene 29, 2014
11:39
#1 HORACIO:

seria bueno que todas las piedras de la luna tengan la sombra en el mismo angulo de inclinacion no.????? saludos

Reply to this commentResponder

ene 30, 2014
2:17
#2 gastonadonay:

Todavía no tenemos tecnologías para pisar lunas y planetas, aparentemente deshabitados. Cuando eso suceda, quizás nuestros nietos y bisnietos ni sepan que es el petróleo. Cuando cambiemos nuestra manera de pensar y todos aquí en la Tierra seamos “UNO”, a lo mejor se nos permita explorar in situ aquellos lugares. Mientras tanto sigamos perdiendo tiempo en quién domina más este mundo, de esta manera continuaremos siendo cautivos en este planeta. El Cosmos (Orden) que hay en el espacio no se puede irrumpir y para explorarlo ciertamente se tiene que haber avanzado tanto en lo espiritual como en lo tecnológico.

Saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario