Proteger a los astronautas de la radiación cósmica es uno de los desafíos más importantes para quienes planean las futuras misiones tripuladas a Marte. Por tal motivo, la NASA está considerando implementar una controvertida propuesta.

marsonaut

La exposición prolongada a partículas cargadas de alta energía, como las de los rayos cósmicos que soportarán los astronautas en los vuelos a Marte, son un gran riesgo para la salud que podrían provocar desde cáncer hasta pérdida de inteligencia y demencia crónica. Para evitar estos efectos que seguramente minarían las esperanzas de alguna vez colonizar el planeta rojo, la agencia espacial estadounidense está considerando todo tipo de estrategias, entre ellas una cuyo nivel de ética y moral ha sido puesto en duda: alterar el código genético de los tripulantes para que sus cuerpos sean resilientes al hostil clima espacial.

«Estamos contemplando una variedad de posibilidades», dijo Douglas Terrier, jefe de tecnología de la NASA, en una reciente cumbre de innovación que tuvo lugar en Londres. «Desde las terapias farmacológicas, que parecen ser bastante prometedoras, hasta cosas más extremas, como la modificación epigenética o la manipulación».

adn

Las modificaciones epigenéticas alteran la manera en que los genes son leídos por el cuerpo sin hacer cambios en las secuencias del ADN subyacente. Esta técnica permitirá a los científicos reforzar o mitigar ciertas instrucciones genéticas y prevenir así el desarrollo de las enfermedades y afecciones consecuencia de la exposición a la radiación.

Otras medidas —menos prácticas— de protección propuestas incluyen trajes blindados, escudos reforzados y campos de fuerza electromagnéticos.

Publicado el 10 de octubre de 2017 2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
oct 10, 2017
12:56
#1 Dagoberto:

Se pretende colonizar un planeta que posiblemente haya sido abandonado por seres más inteligentes que nosotros y quines no encontraron condiciones aptas para la vida. Invertir millones en condicionar un espacio para que pueda ser habitado por terricolas, suena a una idea muy descabellada.

Reply to this commentResponder

oct 10, 2017
16:35
#2 María Inés Bruccolleri Rennella:

Saber que es muuuucho más difícil que lo que cualquiera supone…., es muuuuy porsitivo!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario