Astrónomos han descubierto un mundo lejano, denominado L91, que orbita mucho más allá del planeta enano Plutón, en las partes extremas del Sistema Solar. El objeto parece estar en el proceso de cambiar gradualmente su camino moviéndose hacia el Sol desde el interior de la nube de Oort hacia el cinturón de Kuiper. Ningún objeto se ha visto antes haciendo esto.

l91

El descubrimiento de L91 revela más sobre los mundos extremos cuyas órbitas se hallan más allá de la influencia gravitacional de Neptuno, el planeta gigante más distante en el Sistema Solar. Los investigadores aún tienen que explicar plenamente cómo estos cuerpos terminan en sus órbitas actuales. «Cada vez que nos encontramos con otro de estos objetos se añade otra pieza al rompecabezas», dice Meg Schwamb, una científica planetaria del Observatorio Gemini en Hilo, Hawái.

Los astrónomos detectaron por primera vez L91 en septiembre de 2013 dentro del Outer Solar System Origins Survey y mediante el Telescopio Canadá-Francia-Hawái. El grupo ha llevado a cabo un estudio detallado de una pequeña porción del cielo, con el objetivo de catalogar y describir los objetos que componen el cinturón de Kuiper.

La órbita elíptica de L91 nunca lo acerca a la Tierra más de aproximadamente 50 veces la distancia Tierra-Sol (o unidades astronómicas). En su punto más lejano, el objeto alcanza las 1.450 UA de distancia. Eso significa que su órbita es extrema, y se sitúa más lejos del Sol que mundos como Sedna y 2012 VP113, informa Nature.

El objeto se mueve desde la nube de Oort (derecha) hacia el cinturón de Kuiper (izquierda).

El objeto se mueve desde la nube de Oort (derecha) hacia el cinturón de Kuiper (izquierda).

La ubicación y la trayectoria de L91 hacen que sea «fascinante», dijo Michele Bannister, astrónoma de la Universidad Queen de Belfast, quien reportó el hallazgo el 17 de octubre en una reunión conjunta de la División de la Sociedad Astronómica Americana de Ciencias Planetarias y el Congreso Europeo de Ciencia Planetaria.

L91 puede haber sido arrojado a su órbita a distancia por interacciones gravitatorias con Neptuno en el pasado distante.

¿La influencia del Planeta X?

Bannister y sus colegas creen que el objeto puede haber sido desterrado incluso a 2.000 UA del Sol antes de que comenzara su camino de regreso atraído por el tirón gravitacional de nuestra estrella. La órbita de L91 «está cambiando de una manera bastante notable», dijo.

Pero Konstantin Batygin, un astrónomo del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, no está tan seguro. Él piensa que la sugerencia de que L91 fue lanzado primero hacia la nube de Oort y ahora se está moviendo hacia el interior es demasiado complicada. Sostiene que un planeta gigante invisible, como el Planeta Nueve que él y un colega propusieron en enero, podría ser el responsable de los cambios en la órbita de L91.

Bannister responde que L91 viaja en una órbita que está casi dentro del plano del Sistema Solar, en lugar de inclinarse a altos ángulos como podría esperarse si estuviera siendo ajetreado por el supuesto Planeta Nueve.

Publicado el 19 de octubre de 2016 Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario