Este nuevo mundo, al que han denominado KELT-9b, orbita cada día y medio terrestre alrededor de una estrella masiva (KELT-9) que está ubicada a 650 años luz de la Tierra, en la constelación Cygnus.

hottest-jupiter

Los astrónomos descubrieron el exoplaneta utilizando el telescopio KELT-Norte en el Observatorio Winer, Arizona, EE.UU.

El descubrimiento se describe esta semana en la revista Nature y ha sido presentado en la reunión de primavera de la Sociedad Americana de Astronomía en Austin, Texas.

Con una temperatura en el día que alcanza un máximo de 4.600 grados kelvin (4.327 grados centígrados), el recién descubierto exoplaneta es más caliente que la mayoría de las estrellas y sólo 1.200 kelvin (927 grados centígrados) más fresco que el Sol. De hecho, la radiación ultravioleta de la estrella que orbita es tan grande que el planeta puede literalmente estar evaporándose bajo el deslumbramiento intenso, produciendo una cola de gas brillante.

Características inusuales

El planeta tiene otras características inusuales. Por ejemplo, es un gigante gaseoso 2,8 veces más masivo que Júpiter, pero sólo la mitad de denso, porque la radiación extrema de su estrella anfitriona ha provocado que su atmósfera se hinche como un globo.

Debido al acoplamiento de marea con su estrella —causa por la cual la Luna siempre muestra la misma cara a la Tierra—, el lado diurno del planeta es bombardeado de manera perpetua por la radiación estelar y, como resultado, es tan caliente que las moléculas como el agua, el dióxido de carbono y el metano no pueden formarse allí.

Un verdadero infierno

La razón por la que el exoplaneta es tan caliente es porque la estrella que orbita es más del doble de grande y casi el doble de caliente que el Sol. «KELT-9 irradia tanta radiación ultravioleta que puede evaporar completamente el planeta», asegura el profesor de Física y Astronomía en la Universidad de Vanderbilt, Keivan Stassun, uno de los autores del estudio publicado. «O, si los planetas gigantes de gas como KELT-9b poseen núcleos rocosos sólidos como algunas teorías sugieren, el planeta puede ser reducido a una roca estéril, como Mercurio».

Por otro lado, la órbita del planeta está muy cerca de la estrella, por lo que si esta empieza a expandirse, la engullirá. «KELT-9 se hinchará para convertirse en una estrella gigante roja en alrededor de mil millones de años», afirma Stassun, que considera que las perspectivas a largo plazo para la vida en KELT-9b «no son buenas».

Los astrónomos esperan observar más de cerca a KELT-9b con otros telescopios, incluyendo el Spitzer, el Telescopio Espacial Hubble (HST) y, eventualmente, el Telescopio Espacial James Webb después de su lanzamiento en 2018. Las observaciones con HST les permitiría ver si el planeta realmente tiene una cola cometaria, así como estimar cuánto tiempo más sobrevivirá el planeta a su condición infernal actual.

Publicado el 5 de junio de 2017 1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
jun 6, 2017
0:36
#1 Andrés:

Es imposible habitar algunos planetas si estos no albergan condiciones de vida que hay en la tierra?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario