La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) planea enviar una nave espacial robótica a Phobos y Deimos, las lunas de Marte, para explorar sus superficies y traer muestras a la Tierra.

marsmoonsjaxa

La misión MMX (Martian Moons Exploration) se desarrollará a lo largo de la década de 2020 y se encargaría de dos objetivos principales. El primero sería ayudar a los científicos a determinar los orígenes de Fobos y Deimos, que ha sido objeto de debate durante algún tiempo. Mientras que algunos creen que estas lunas son asteroides cautivos por la gravedad de Marte, otros han argumentado que fueron creados cuando fragmentos eyectados del Planeta Rojo —debidos a impactos gigantes en la superficie— se unieron.

El segundo objetivo se centra en la caracterización de las condiciones en y alrededor de las lunas de Marte. Esto incluye los procesos de superficie de Fobos y Deimos, la naturaleza del entorno en el que orbitan y la dinámica global y temporal de la atmósfera de Marte, es decir, el polvo, las nubes y el vapor de agua.

La misión japonesa también podría ayudar a revelar finalmente el misterio sobre el origen del monolito que se erige en Fobos. Imagen: Mars Global Surveyor/NASA, 1998.

La misión japonesa también podría ayudar a revelar finalmente el misterio sobre el origen del monolito que se erige en Fobos. Imagen: Mars Global Surveyor/NASA, 1998.

Otra meta importante de esta misión es aprender más sobre pequeños cuerpos procedentes del Sistema Solar exterior. Como planeta rocoso más externo, la órbita de Marte marca la frontera entre los planetas terrestres —que tienen superficies sólidas y atmósferas variables— y los gigantes de gas y hielo del Sistema Solar exterior que tienen atmósferas muy densas.

Debido a esto, estudiar las lunas de Marte, determinar su origen y aprender más sobre el ambiente orbital marciano podría enseñarnos mucho sobre la evolución del Sistema Solar. Esta misión no sólo ofrece oportunidades para estudiar cómo se formaron los planetas como Marte, sino también el proceso por el cual los materiales primordiales fueron transportados entre los sistemas solares interiores y exteriores durante su historia temprana.

La sonda está programada para lanzarse en septiembre de 2024, aprovechando el hecho de que la Tierra y Marte estarán en el punto más cercano entre sí en sus órbitas en este momento. Llegará alrededor de Marte en 2025, llevará a cabo sus estudios por un período de tres años, y luego regresará a la Tierra en julio de 2029.

Publicado el 6 de mayo de 2017 3 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
may 6, 2017
20:47
#1 HORACIO..:

Uffffffff todo lo que pasara antes del 2029…..uno propone y Dios dispone.

Reply to this commentResponder

may 7, 2017
4:58
#2 Ahmed. DRISS:

Los dos satélites de marte, no son naturales, es al contrario, artificiales, echas por otras rasas inteligentes, para que salven el planeta, pero lo que expidió de no sobrevivir, necesita un satélite más grande , se a cerca al nuestro, como la luna..

Reply to this commentResponder

may 9, 2017
5:29
#3 HORACIO..:

@Ahmed. DRISS: hoy no tomaste el medicamento…..uffff

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario