Los científicos creen que existe una amplia red de túneles debajo de la superficie lunar. Estructuras volcánicas, conocidas como ‘túneles de lava’, han sido propuestas previamente como posibles sitios para establecer colonias humanas en nuestra compañera de baile espacial.

Tubo de lava en Hawái. En la Luna sería a una escala mucho mayor.

Tubo de lava en Hawái. En la Luna sería a una escala mucho mayor.

Ahora un nuevo estudio presentado en la Conferencia de Ciencia Planetaria y Lunar que se lleva a cabo en Texas esta semana, ha establecido que tubos mayores a 1 km de diámetro podrían ser lo suficientemente estables para albergar bases subterráneas permanentes.  Esto, además, ayudaría a proteger a los futuros colonizadores de las hostilidades del ambiente, como temperaturas extremas, impactos de meteoritos, y la radiación cósmica.

Debido a la baja gravedad, se espera que los túneles de la Luna sean mayores a aquellos que existen en nuestro planeta. Y, si bien hasta el momento no se ha descubierto ningún ejemplo concreto, las sondas han fotografiado entradas a cuevas —rotuladas por los científicos como ‘claraboyas’— que desembocarían en tubos de lava.

Entradas a cuevas como esta en Mare Tranquilitatis podrían abrirse camino hacia tubos de lava.

Entradas a cuevas como esta en Mare Tranquilitatis podrían abrirse camino hacia tubos de lava.

Utilizando los datos existentes, David Blair y sus colegas de la Universidad de Purdue en West Lafayette, utilizaron modelos computacionales para determinar la estabilidad de los tubos de lava lunares. Luego de probar con diferentes tamaños y formas y espesores de techos, concluyeron que túneles con más de 1 km de diámetro tienen la estabilidad necesaria para ser habitables.

En el póster presentado por Blair en la reunión se observó a la ciudad donde reside el investigador, Filadelfia, dispuesta prolijamente dentro de un tubo de 5 km de diámetro —medida que en teoría es el máximo para la estabilidad y resistencia—.

Diagrama mostrado por David Blair en la conferencia.

Diagrama mostrado por David Blair en la conferencia.

Se piensa que las estructuras debajo de la superficie lunar se formaron gracias a flujos de lava basáltica durante algún período de la historia de nuestro satélite. Cuando la capa superior de la colada se enfría y solidifica, la roca derretida continúa fluyendo bajo el suelo. Una vez que drena, lo que queda como resultado es un enorme hueco. Pueden adquirir una estructura simple de tubo lineal, o llegar a formar complejas redes de ramales interconectados.

«Estos huecos, por su naturaleza, no pueden ser explorados desde la órbita, los muros inferiores y cualquier nivel de las cuevas quedan ocultos a cualquier ángulo de las cámaras», explicó Blair en su disertación. «Lo ideal sería, desde luego, que las sondas se internen en alguna de estas cavidades y echen un buen vistazo a lo que hay allí abajo», concluye.

¿Y si ya hay ciudades selenitas ocultas bajo la superficie lunar y jamás pudimos detectarlas debido a lo que dice Blair?

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
mar 21, 2015
0:17
#1 Abraham Ruiz:

Y cuando empezaríamos la mudanza???

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario