Nueva información ha salido a la luz sobre el caso de homicidio más antiguo de la Tierra: el asesinato del «hombre de hielo», Ötzi.

Existen pocas momias en el mundo con tanta antigüedad, aunque ninguna está tan bien conservada como la de Ötzi. Crédito: Dmitry Kostyukov / The New York Times.

Existen pocas momias en el mundo con tanta antigüedad, aunque ninguna está tan bien conservada como la de Ötzi. Crédito: Dmitry Kostyukov / The New York Times.

De acuerdo con los científicos, Ötzi murió aproximadamente en el año 3.300 a.C. en los Alpes que actualmente delimitan la frontera entre Italia y Austria. Su cuerpo se mantuvo en un impresionante estado de conservación dentro de un glaciar hasta que el calentamiento global propició que unos excursionistas lo descubrieran en 1991. Una herida de flecha en la espalda de la momia hizo que el personal del Museo de Arqueología del Tirol del Sur de Bolzano, Italia, donde está conservada, sospechara que el Hombre de Hielo fue asesinado.

Para tratar de revelar cómo fueron los últimos días de Ötzi y cómo murió exactamente, el personal del museo se puso en contacto con el inspector Alexander Horn de la Policía de Múnich (Alemania), informa el periódico The New York Times. El trabajo conjunto con el uso de técnicas muy avanzadas, como la arqueobotánica y la paleometalurgia, ha permitido reunir un tesoro de información sobre la vida y la muerte del Hombre de Hielo.

Reconstrucción del aspecto de Ötzi.

Reconstrucción del aspecto de Ötzi.

El aspecto más relevante para la investigación del inspector Horn fue el análisis del polen alojado en el conducto digestivo de Ötzi, que llevó a los científicos a concluir que probablemente murió a finales de la primavera o principios del verano. También encontraron que en sus dos últimos días de vida comió tres comidas y caminó mucho. Desde una elevación de unos 2.000 metros bajó hasta el fondo del valle y luego volvió a las montañas.

La última cena

Además de una herida producida por una punta de flecha, Ötzi tenía un gran corte en la mano derecha, entre el pulgar y el índice. El corte llegaba hasta el hueso, pero parecía haberse curado ligeramente, lo que sugiere que la herida tenía uno o dos días cuando murió. Horn cree que el hombre podría haber caminado hasta un pueblo del valle, donde mantuvo una pelea de la que, aparentemente, salió ganador, ya que no presentaba ninguna otra lesión ni grandes hematomas. Es posible incluso que el Hombre de Hielo matara a la persona que intentó atacarlo.

El área donde estaba Ötzi cuando fue asesinado. El crimen sucedió en las montañas.

El área donde estaba Ötzi cuando fue asesinado. El crimen sucedió en las montañas.

Luego Ötzi regresó a las montañas, donde acampó y tomó su última comida. Según Horn, aproximadamente media hora después de la cena del Hombre de Hielo su asesino le disparó una flecha a la espalda desde unos 30 metros de distancia, probablemente como venganza por la pelea del valle. La flecha se desplazó bajo su axila izquierda y le rasgó la arteria subclavia. La muerte probablemente se produjo rápidamente, ya que incluso actualmente una herida similar habría sido incurable.

Horn, por su parte, admitió que no importa cuán detallada sea la imagen del crimen, pues siempre faltará una pieza clave: la identidad del asesino del Hombre de Hielo. «No soy optimista, no creo que encontremos al culpable del caso de Ötzi», dijo con una sonrisa.

Publicado el 28 de marzo de 2017 1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
mar 29, 2017
1:02
#1 Jose marín:

Pues queda mas que claro que el asesino era alguien que queria contener a Otzï de revelar la verdad acerca de los orígenes de su raza y de su relación con los Annunaki y los alienigenas.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario