Luego que una violenta tormenta azotara el pueblo de Collooney, en Irlanda, los locales se vieron sorprendidos al descubrir los restos de un esqueleto de 1.000 años de antigüedad colgando de las raíces de un árbol caído víctima de la tempestad.

marion-odowd

En lo que es una macabra escena, las raíces del árbol, que tiene alrededor de 215 años, dañaron fuertemente los restos, levantando hacia superficie la parte superior del esqueleto.

Irish Archaeology reporta:

Los análisis preliminares indican que los restos pertenecen a un joven hombre que tenía entre 17 y 25 años cuando murió. Sus huesos presentan varias señales de heridas infligidas por una hoja afilada, posiblemente de una espada o cuchillo. Obviamente, sufrió una muerte violenta, aunque desconocemos por el momento si las heridas fueron el resultado de una ancestral batalla o de una disputa personal.

El cuerpo fue subsecuentemente enterrado en una sepultura con orientación este-oeste. Los análisis de radiocarbono confirmaron que esto ocurrió en algún momento entre el 1030 y el 1200 d.C.

Los arqueólogos continuarán trabajando en el sitio con esperanzas de hallar más pistas sobre la historia detrás de los restos del misterioso hombre medieval.

archaeology-sligo

Publicado el 14 de septiembre de 2015 Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario