Se sabe muy poco sobre la composición de la corteza terrestre que cubría el planeta en su origen. La acción de la tectónica de placas y los efectos de la actividad geológica han hundido o modificado la apariencia de esa primera superficie, dando paso a elementos más recientes. Ahora, el hallazgo en el noreste de Canadá de restos de roca con más de 4.000 millones de años de antigüedad puede arrojar luz sobre las primeras etapas de la Tierra.

canada-ancient-crust1

La investigación, firmada por Richard Carlson del Instituto Carnegie y Jonathan O’Neil de la Universidad de Ottawa, se publica en la edición de esta semana de Science. Los geólogos han analizado rocas graníticas, halladas en la Bahía de Hudson, cuya antigüedad se estima en 2.700 millones de años. A partir de estas muestras, utilizando un sistema de datación basado en variaciones de la composición isotópica de ciertos elementos (samario-neodimio), han podido determinar que las rocas provienen de la fusión de otras más antiguas y han establecido el origen de estas rocas madre en 4.200 millones de años.

Carlson y O’Neil también constataron que la composición de estas rocas más antiguas era similar a la del basalto, un tipo de roca ígnea volcánica rica en magnesio. El basalto es hoy uno de los elementos más abundantes en la corteza terrestre y se encuentra en la mayor parte de los fondos oceánicos, así como en volcanes. «Los restos podrán ayudarnos a determinar si la corteza era similar a los fondos marinos de hoy o más parecida a los continentes», afirma O’Neil.

canada-ancient-crust2

En eras más recientes, el basalto sobrevive en la superficie terrestre menos de 200 millones de años ya que, transcurrido ese tiempo, los movimientos de las placas hacen que pase al interior. Sin embargo, la investigación sugiere que la corteza basáltica que existía poco después de la formación de la Tierra permaneció en el exterior al menos 1.500 millones de años.

El enigma de la tectónica de placas

De confirmarse, eso podría implicar que la tectónica de placas no funcionaba en esa época o, al menos, no como se conoce hoy. «Esa es la pregunta del millón de dólares», reconoce O’Neil. «Ahora mismo existe mucha especulación y muchas teorías sobre ese punto pero ninguna es concluyente». El investigador espera que futuros análisis de las muestras permitan resolver este punto, así como conocer más sobre los procesos que iniciaron la formación de la corteza continental.

El Escudo Canadiense (en rojo).

El Escudo Canadiense (en rojo).

El estudio se ha publicado unas semanas después de que investigadores del University College de Londres (UCL) hicieran público el hallazgo en la misma región de fósiles de los organismos vivos más antiguos que se conocen. O’Neil explica que la proximidad de los descubrimientos no es casual. Este área es el núcleo de lo que se conoce como el escudo canadiense, el centro de un antiguo continente llamado Laurentia. «Esta región guarda información sobre las condiciones y los sedimentos en los que la vida pudo haber empezado en esos primeros continentes», concluye.

Publicado el 17 de marzo de 2017 1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
mar 19, 2017
5:35
#1 HORACIO..:

LOS ULTIMOS INFORMES SUPESTAMENTE DAN AL PLANETA TIERRA LA ANTIGUEDAD DE 4.510 MILLONES DE AÑOS…….LE FALTAN SOLO 510 MILLONES PARA ENCONTRAR LA PRIMERA PIEDRA….ASI QUE CHICOS ., SIGAN BUSCANDO.! JA .SALUDOS

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario