Científicos suecos han encontrado un nuevo tipo de meteorito que se produjo tras la mayor colisión de asteroides en los últimos 3.000 millones de años. Es una pequeña roca oscura de menos de 10 centímetros, pero tiene un valor incalculable para aclarar aquel evento, del que aún se sabe muy poco.

El asteroide Öst 65 hallado en una cantera del sur de Suecia. B. SCHMITZ.

El asteroide Öst 65 hallado en una cantera del sur de Suecia. B. SCHMITZ.

Hace 470 millones de años, un asteroide de unos 200 kilómetros de diámetro chocó con otro de menor tamaño en el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter. La colisión fue unas 1.000 veces mayor que la del meteorito que aniquiló a los dinosaurios cientos de millones de años después. La Tierra fue literalmente bombardeada por los escombros de aquellos dos cuerpos estelares, aunque en este caso su efecto pudo ser muy diferente. Justo en aquella época sucedió uno de los mayores episodios de diversificación biológica conocidos, un auténtico estallido de nuevas especies de animales sin el cual ninguno de nosotros estaría aquí.

«Estamos ante uno de los eventos más importantes en la historia de la evolución y un paso crucial en nuestra propia línea evolutiva», explica Birger Schmitz, investigador de la Universidad de Lund, en Suecia. De no ser por su equipo, el nuevo meteorito se habría convertido en baldosas para la cocina. Desde hace 25 años Schmitz trabaja supervisando los trabajos en la cantera de Thorsberg, al sur de Suecia, que está situada en el lecho del antiguo océano en el que cayeron muchos de los fragmentos de los asteroides. Hasta el momento ha rescatado 100 de estos meteoritos. Todos son condritas tipo L, es decir, fragmentos del asteroide grande. Por ahora, nadie había hallado ningún fragmento del cuerpo más pequeño, por lo que se dudaba si desapareció por completo tras el choque.

El análisis de los isótopos de oxígeno y cromo muestra que la composición del nuevo meteorito es totalmente diferente a cualquiera de los más de 50.000 meteoritos conocidos hasta ahora, según explica Schmitz y el resto de su equipo en un estudio publicado hoy en Nature Communications. La datación realizada por el equipo lo sitúa en la fecha de la gran colisión, un millón de años arriba o abajo.

Perfil de la cantera Thorsberg, donde fue encontrado el fragmento de meteorito.

Perfil de la cantera Thorsberg, donde fue encontrado el fragmento de meteorito.

«Este puede ser el primer fragmento documentado de un meteorito extinto, de un tipo que ya no caerá nunca a la Tierra porque el cuerpo del que proviene ha sido destruido por las colisiones», resalta el trabajo.

Esta esquirla de un asteroide perdido abre una enorme ventana al conocimiento del Sistema Solar, pues demuestra que las rocas que bombardeaban la Tierra hace unos 500 millones de años eran muy diferentes a las de ahora. «La vida —sugiere Schmitz— también lo era».

«Antes de la colisión de los dos asteroides, había muy pocas especies de animales viviendo en el lecho marino», explica el científico. Después, hace unos 470 millones de años, sucede la gran diversificación del Ordovícico, el verdadero estallido de vida animal en la Tierra. «Hubo una auténtica explosión de nuevos invertebrados; trilobites, moluscos, peces primitivos… fue la mayor diversificación biológica conocida y la primera vez que se alcanzó un nivel de biodiversidad similar al actual», relata.

Schmitz mantiene que el cataclismo producido por los asteroides fue el chispazo que necesitaba la vida para reinventarse y progresar. Es la hipótesis de la perturbación intermedia. «Cuando las condiciones son muy estables, todo se mantiene igual y cuando cambian demasiado, los seres vivos se extinguen. Pero cuando hay una perturbación intermedia que presiona en la justa medida, la vida evoluciona como nunca antes lo había hecho», concluye.

Publicado el 14 de junio de 2016 2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
jun 14, 2016
20:32
#1 HORACIO:

con todo respeto este tipo esta totalmente pirado…habla de lo que habia en el mar hace 470 millones de años.¿¿¿??? concuerdo con el en la teoria de la pertubacion intermedia ..la tiene enquistada de oreja a oreja .saludos…este si que se paso de pueblo…ja

Reply to this commentResponder

jun 14, 2016
22:54
#2 Armén Arpayián:

Está muy bien planteda la teoría de la perturbación intermedia. Pero ¿cuales son sus bases? ¿En qué se fundamenta? Espero respuestas.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario