Por décadas ha pululado la teoría que existe una instalación en Alaska desde la cual se ejerce un control del clima, utilizando tormentas, inundaciones, huracanes, terremotos y otras catástrofes como un arma teledirigida de destrucción masiva. Creas o no en esta teoría de conspiración, este sábado cualquiera que se acerque podrá visitar el susodicho lugar, cuando la nueva administración del HAARP (programa de investigación de aurora activa de alta frecuencia) abra sus puertas al público por un día.

Antenas del HAARP.

Antenas del HAARP.

«Esperamos que la gente sea capaz de contemplar la verdadera ciencia que practicamos aquí; y así se de cuenta que el programa no es capaz de controlar mentes o el clima, o cualquiera de las otras cosas de la que se lo ha acusado», explicó Marmian Grimes, vocera de la Universidad de Alaska Fairbanks (UAF), que actualmente administra el HAARP.

De acuerdo a KTVF, la universidad recibirá tanto a científicos como al público en general, incluyendo a los teóricos de la conspiración que tanto han atacado a este programa originalmente financiado por la Fuerza Aérea, la Marina de los Estados Unidos, y la DARPA (‘Defense Advanced Research Projects Agency’), y cuyo propósito —según el gobierno norteamericano— era el de estudiar las propiedades de la ionosfera y potenciar los avances tecnológicos que permitan mejorar su capacidad para favorecer las radiocomunicaciones y los sistemas de vigilancia.

Para su cumplir su trabajo, HAARP utilizaba 180 antenas de alta frecuencia esparcidas a lo largo de 33 acres. Este campo de antenas estará dentro del tour a ofrecerse en la jornada a puertas abiertas, donde uno de los científicos del lugar oficiará de guía.

Según se informa en el comunicado, no habrá límite de edad para acceder, y se ofrecerán refrescos gratis.

Manteniendo vivo el HAARP

Hace un par de años atrás, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, bajo la tutela del Pentágono, completaba su última investigación del proyecto HAARP y se disponía a cerrar las instalaciones cerca de Gakona, Alaska, cuando miembros de la universidad estatal se ofrecieron a mantener la actividad en el lugar.

«Hay solo tres instalaciones como esta en el mundo, y la del HAARP es considerada la mejor de todas», dijo la vocera de la UAF. «Actualmente no se encuentra en operaciones».

Después que la universidad tome control total de los equipos, valuados en más de 200 millones de dólares, comenzarán las negociaciones por los terrenos. La Fuerza Aérea es dueña de 5,500 acres, de los cuales la UAF pretende adquirir 1,500 para sus actividades.

«Estamos trabajando con los militares y otros accionistas del área para negociar la transferencia», concluyó Grimes.

Publicado el 25 de agosto de 2016 Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario