Por siglos la Iglesia ha retratado la crucifixión de Cristo con sus brazos estirados horizontalmente sobre la cruz, pero los científicos piensan que este tipo de muerte era más cruel de lo que se creía hasta ahora, y que los brazos de la víctima estaban clavados a cierta altura sobre su cabeza.

La mayoría del arte cristiano muestra a Jesús clavado a la cruz con sus brazos formando una "T" sobre la cruz, como esta pintura de Andrea Mantegna que se muestra en el Musee du Louvre, París.

La mayoría del arte cristiano muestra a Jesús clavado a la cruz con sus brazos formando una “T” sobre la cruz, como esta pintura de Andrea Mantegna que se encuentra en el Musee du Louvre, París.

Un equipo internacional que se halla estudiando el Santo Sudario de Turín, una sábana en la que aparece la supuesta figura del nazareno, ha declarado que sin importar cómo fue creada la imagen, ésta sugiere que durante la práctica de la crucifixión la víctima era suspendida en forma de “Y”.

El Santo Sudario es una de las reliquias más estudiadas en la historia y la opiniones sobre su autenticidad varían. Mientras que algunos piensan que se trata de una falsificación medieval cuyo autor podría llegar a ser el genial Leonardo Da Vinci, otros aseguran que es producto de la divinidad de quién resucitó estando envuelto en esta tela de lino. Cualquiera sea el caso, el sudario muestra la apenas perceptible figura de un hombre desnudo quien, entre otras heridas visibles, presenta líneas de sangre que parecen haber recorrido sus brazos hacia el torso.

Santo Sudario de Turín.

Santo Sudario de Turín.

Matteo Borrini, de la Universidad John Moores de Liverpool, piensa que vale la pena estudiar el Sudario: “Incluso si se trata de una falsificación, es una obra de arte más que interesante y una muestra de la ingenuidad humana”.

Borrini quería saber si las manchas de sangre en el brazo izquierdo, las más visibles, eran consistentes con el flujo de la sangre desde la muñeca de una persona crucificada. Para conocer la respuesta, le pidió a Luigi Garlaschelli de la Universidad de Pavia, Italia, asumir diferentes posturas de crucifixión mientras que una cánula goteando sangre era sujetada a su muñeca.

El resultado obtenido es que las marcas del Santo Sudario corresponden efectivamente a una crucifixión, pero sólo si los brazos del crucificado estaban puestos sobre la cabeza formando una “Y” con el resto del cuerpo; algo que se opone a la clásica representación artística en forma de “T”. “Debió ser una posición muy dolorosa capaz de crear una gran dificultad respiratoria”, dice Borrini. “Alguien crucificado de esta forma podía morir asfixiado”.

Ilustración explicativa.

Ilustración explicativa.

Borrini agrega que posiciones similares fueron utilizadas durante torturas medievales, pero en estos casos las víctimas eran colgadas de una viga con sus manos atadas a ella mediante una soga.

La nueva investigación confirma experimentos anteriores como los efectuados por Gilbert Lavoie, un doctor de Massachusetts que sostenía la noción de la crucifixión en forma de “Y” como la más acertada: “El flujo de la sangre es absolutamente consistente con lo que se observa en el Sudario”, escribió Lavoie en su libro Unlocking the Secrets of the Shroud.

Algunos artistas como Jacob Jordaens (izquierda) o Diego Velazquez (derecha) eligieron representar la escena de la crucifixión con los brazos de Jesús sobre su cabeza.

Algunos artistas como Jacob Jordaens (izquierda) o Diego Velázquez (derecha) eligieron representar la escena de la crucifixión con los brazos de Jesús sobre su cabeza.

En el arte, la mayoría de representaciones de la escena de la crucifixión muestran a Jesús en la postura en forma de “T”, algo que sería incorrecto si tomamos en cuenta lo que se observa en el Santo Sudario de Turín. Pero no todos los artistas representaron al nazareno de la misma forma; por ejemplo, al igual que otros pocos, el pintor flamenco Peter Paul Rubens representó a Jesús repetidamente con sus brazos sobre su cabeza.

Lienzo central del tríptico "La Elevación de la Cruz" de Peter Paul Rubens.

Lienzo central del tríptico “La Elevación de la Cruz” de Peter Paul Rubens.

En consecuencia, ¿es esta otra evidencia a favor de la autenticidad del Sudario? ¿O acaso demuestra que su perpetrador artístico tenía los conocimientos y habilidades suficientes para crear los patrones de sangre correspondientes a una crucifixión real y no “bíblica”?

Publicado el 4 de abril de 2014 9 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 9 comentarios
Comentarios
abr 4, 2014
7:54
#1 Rafael Franco Rodríguez:

Interesante artículo, la ciencia puede ayudar a esclarecer las dudas que millones de humanos tienen con relación a la autenticidad del Maestro o no. En particular, siempre he querido tener un perfil aproximado de cómo era Él.

Reply to this commentResponder

abr 4, 2014
13:41
#2 Adelina:

Me comentaron el otro día que si el santo sudario fuera real, demostraría que Jesús no estaba muerto al ser depositado en la cueva, porque hay rastros de sangre corriendo y cuando se muere la sangre coagula. Alguien tendría mejor información?

Reply to this commentResponder

abr 5, 2014
1:11
#3 Fernando:

Excelente artículo..!!!—–Gracias por compartir..!!!

Reply to this commentResponder

abr 5, 2014
23:46
#4 HORACIO:

Un tema que hace muchos siglos que se discute…solo para ampliar tema dejo link. saludos ..http://es.wikipedia.org/wiki/Madero_de_tormento

Reply to this commentResponder

abr 6, 2014
12:46
#5 HORACIO:

saludos…si son inquietos con el tema aca dejo otro…http://es.wikipedia.org/wiki/Crux_Simplex

Reply to this commentResponder

abr 6, 2014
23:00
#6 jose varela:

Siempre he pensado que la posición de los brazos en forma de Y fue la correcta para las crucifixiones.Tiene mas sentido,

Reply to this commentResponder

abr 11, 2014
13:15
#7 Roger:

La imagen del sudario corresponde más a la fisonomía de un europeo que a la de un judíopor un lado y hay un estudio serio realizado por Nat Geo, donde se restaura un cráneo de la época, lo que le dió a los científicos una imagen más clara de cómo pudo haber sido Jesucristo, por otro lado la crucifición no es bíblica, los manuscritos más antiguos, hacen referencia a un poste erguido, éste uso de dicho objeto para castigar a los malechores, era mucho peor que el de los brazos “Y”. En todo caso el punto no es cómo murió sino el objetivo o el propósito de su muerte en sacrificio.

Reply to this commentResponder

abr 12, 2014
11:46
#8 Susana Godinez:

Jesús fue un hombre bajo, delgado y de piel morena nada atractivo, y no rubio de ojos claros como se cree .

Reply to this commentResponder

nov 4, 2015
14:13
#9 Creo en Jesús:

@Susana Godinez: ¿Cómo puedes decir cómo es físicamente a Jesús, si no habias nacido ni tu tatarabuelo; no habia fotografias de color y tu dices cómo es la característica de Jesús; ¿serás mas guapo que él?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario