Un asteroide de 4,4 km de longitud, como 30 pirámides egipcias puestas en fila o la mitad del monte Everest, pasará mañana viernes cerca de la Tierra.

Imágenes de radar del asteroide 3122 Florence, obtenidas desde el 29 de agosto por el observatorio Goldstone en California.

Imágenes de radar del asteroide 3122 Florence, obtenidas desde el 29 de agosto por el observatorio Goldstone en California.

Llamado Florence, en honor de Florence Nightingale (1820-1910), la fundadora de la enfermería moderna, la roca espacial es la más grande que ha visitado nuestro vecindario en más de un siglo, desde que la NASA tiene registros, y está clasificada como potencialmente peligrosa. Sin embargo, en esta ocasión no supondrá una amenaza para nuestro planeta, ya que volará a una distancia segura de 7 millones de kilómetros, 18 veces la que hay entre la Tierra y la Luna.

«Aunque muchos asteroides conocidos han pasado más cerca de la Tierra de lo que Florence lo hará el 1 de septiembre, todos eran más pequeños», señala en un comunicado Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

Florence fue descubierto por el astrónomo Schelte «Bobby» Bus del Siding Spring Observatory en Australia en marzo de 1981. El encuentro de mañana es el más cercano que realizará desde 1890 y hasta después de 2500. Durante estos días, el asteroide aparecerá tan brillante como una estrella de la novena magnitud y los expertos creen que será muy fácil de detectar con un modesto telescopio de aficionado o incluso con unos buenos binoculares. Alcanzará el máximo brillo esta madrugada, pero permanecerá casi tan brillante durante varios días después, según explican desde la revista Sky & Telescope.

Durante su visita, Florence viajará aproximadamente de sur a norte, atravesando las constelaciones Capricornio, Acuario, el Delfín, la Zorra y el Cisne. La roca se verá tan brillante a pesar de estar lejos porque es una de las más grandes cercanas a la Tierra y tiene una superficie bastante brillante que refleja más del 20% de la luz del Sol. A pesar de que rota en solo 2,4 horas, el asteroide debe de ser casi esférico, ya que su brillo varía en no más de un 11%, un cambio demasiado pequeño para captar a simple vista.

Localización del asteroide Florence.

Localización del asteroide Florence.

El paso del asteroide también supondrá una buena oportunidad de estudio para los científicos, pero podrán observarlo desde los observatorios de radar Goldstone en California y Arecibo en Puerto Rico. «Las imágenes de radar resultantes mostrarán el tamaño real de Florence y también podrían revelar detalles de la superficie tan pequeños como unos 10 metros», explican desde la NASA. Incluso podríamos conocer si la roca tiene su propia luna en una pequeña órbita.

Los científicos estiman que el impacto de un asteroide de unos 140 metros puede causar una gran destrucción, y uno más grande provocaría una devastación a escala global.

Publicado el 31 de agosto de 2017 Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario