Senebkay, uno de los faraones más antiguos de la olvidada dinastía de Abidos, fue brutalmente asesinado en batalla hace más de 3.600 años atrás, así lo afirma un nuevo estudio que ha reconstruido los últimos momentos del rey egipcio.

Cráneo de Senebkay.

Cráneo de Senebkay.

La investigación identificó 18 heridas en los huesos y estableció que Senebkay fue el faraón más antiguo en morir en batalla.

Woseribre Senebkay era un personaje desconocido para la historia hasta el año pasado, cuando una expedición de la Universidad de Pensilvania liderada por el arqueólogo Josef Wegner, trabajando con el Supremo Consejo de Antiguedades egipcio, halló los restos en una tumba de cuatro recámaras al sur de Abidos, en la provincia de Suhag, 482 km al sur de El Cairo.

Los textos en la sepultura, que datan del 1650 a.C., durante el Segundo Período Intermedio de Egipto, identifican al faraón como «el rey del Alto y Bajo Egipto, Woseribre, el hijo de Re, Senebkay».

A pesar que los saqueadores de la antigüedad destrozaron la momia, Wegner y sus colegas lograron recuperar y reunir todas las partes del esqueleto. Ahora, el equipo ha completado un minucioso análisis forense de los restos y los resultados ya están disponibles.

«El trabajo confirma las estimaciones anteriores sobre la altura del rey, 1.72 a 1.82 m, pero indica que falleció a una edad más temprana de lo que se creía, entre los 35 y 40 años», declaró Wegner.

El hallazgo más relevante es el que evidencia que Senebkay fue víctima de un asalto devastador a manos de múltiples agresores. «El esqueleto del rey presenta 18 heridas que penetraron el hueso. El trauma incluye cortes mayores en sus pies, tobillos, y la espalda baja. Por otro lado, se observan golpes múltiples en el cráneo cuyas características y curvaturas corresponden a las hachas de batalla utilizadas en Egipto en aquellos tiempos», explica el arqueólogo.

La escena que describen las marcas halladas, apunta a que los primeros golpes fueron infringidos cuando el faraón estaba en una posición elevada, posiblemente montado a caballo o en un carro, cuando fue atacado y asesinado. «Sus atacantes primero le cortaron la espalda baja y tobillos para hacerlo caer al suelo donde lo ejecutaron con golpes de hacha a la cabeza».

Senebkay, cuyo nombre significa ‘mi espíritu está sano’, perteneció a un breve reinado, la dinastía de Abidos, ca. 1650-1600 a.C. Por aquella época, la autoridad central colapsó dando lugar a pequeños reinos. Los monarcas de esta dinastía fueron contemporáneos de los gobernantes hicsos en el Delta del Nilo y la 16ta dinastía tebana.

De acuerdo al reciente estudio, Senebkay exhaló su último respiro a una distancia considerable de su hogar, ya que su cuerpo fue momificado bastante tiempo después de su deceso.

«Es probable que el faraón muriera en batalla contra los hicsos que gobernaban el norte de Egipto, o tal vez enemigos en el sur, por ahora es algo que no sabemos con certeza», dijo Wegner.

Publicado el 25 de febrero de 2015 Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario