Margaret Starbird.

Margaret Starbird.

Entrevista realizada por Mystery Planet el: 26/09/2005
Nombre: Margaret Starbird.
País: Estados Unidos.
Profesión y/o Ocupación: Profesora/Escritora.
Autora de: The Woman with the Alabaster Jar (1993); The Goddess in the Gospels (1998); The Tarot Trumps and the Holy Grail (2000); Magdalene’s Lost Legacy (2003); The Feminine Face of Christianity (2003); Mary Magdalene, Bride in Exile (2005).
Sitio web: www.margaretstarbird.net
Temas tratados en la entrevista: María Magdalena, Jesús, Santo Grial, descendencia de Jesús, templarios, Iglesia.


******* COMIENZO DE LA ENTREVISTA *******

Pregunta: ¿Es la historia de Jesús un relato fiel a los hechos, y por ende la representación de un drama iniciático vivido por este hombre-dios, o, por el contrario, un mito creado para transmitir algún tipo de enseñanza esotérica secreta?

Respuesta: Yo personalmente creo que Jesús fue una persona real en la historia, y que los evangelios reflejan sus enseñanzas, pero que elementos mitológicos han sido entretejidos para mejorar la historia. Para mi punto de vista, María Magdalena y Jesús en realidad personificaron o “encarnaron” la pareja arquetípica (Novia y Novio) de las antiguas mitologías sobre el “Dios/Rey sacrificado”.

Pregunta: ¿Qué ocurrió en la vida de Jesús durante los años en los que sistemáticamente “desapareció” de la historia escrita?, ¿a dónde fue?, ¿qué hizo?, ¿por qué desapareció?

Respuesta: ¡No tengo ni idea! Hay numerosas afirmaciones extravagantes que van desde las Islas Británicas, cruzando Egipto, hasta la India. No he invertido ningún esfuerzo en examinar esas especulaciones. No hay HECHOS.

Pregunta: ¿Quién fue María Magdalena y por qué la Iglesia tergiversó o manipuló su relación con Jesús?

Jesus le dijo: “No me toques, porque aun no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Jn.20:17).

Respuesta: Los cuatro Evangelios canónicos mencionan a María Magdalena con su título. De las ocho listas que aluden a varias mujeres juntas seguidoras de Jesús, María Magdalena es mencionada primera en siete de ellas. Aparentemente, los autores de los Evangelios la reconocieron como la “primera dama”. El Evangelio de Lucas dice que ella fue curada de una “posesión por siete demonios”. Los cuatro Evangelios mencionan su presencia en Gólgota y en el sepulcro de Jesús, cuando todos los apóstoles habían huido; y el Evangelio de Juan la nombra como la principal testigo del Cristo Resucitado, en el jardín, en la mañana de Pascua.

Más allá de esta testigo bíblica, la tradición de la Iglesia ha mezclado siempre su historia con la de María, la hermana de Lázaro y de Marta de Betaña. En el Cristianismo Occidental, las imágenes artísticas la muestran ungiendo los pies de Jesús en el banquete en Betaña (Juan 12:3) y las liturgias para su día de fiesta mencionan la resurrección de su hermano Lázaro. María de Betaña y María Magdalena fueron celebradas como la misma discípula querida de Jesús hasta 1969, cuando la Iglesia Católica Romana revisó el calendario de los días de festividades de los santos y separó el “compuesto” en dos “Marías”.

En la historia que escribí al principio de “La Mujer con el Jarro de Alabastro: María Magdalena y el Santo Grial”, sugiero que María Magdalena estuvo “perdida” inmediatamente después de la Resurrección. Ella directamente no aparece en el Libro de Actos de los Apóstoles o en alguna de las Epístolas de Pablo. En la mañana de Pascua, los romanos pensaron que habían ejecutado a un pretendiente e insurrecto heredero del título de “hijo de David”. Enfrentados con los desenfrenados rumores de la Resurrección de Jesús –tal como Tammuz, el dios de la fertilidad resucitado de la mitología pagana antigua– deben haber trabajado furiosamente para silenciar dichas historias. Los amigos de Jesús: José de Arimatea, Nicodemo y Lázaro habrían estado francamente ocupados en proteger a la esposa de Jesús, y más aún si ella era madre o estaba embarazada. Pienso que llevaron a María a un lugar seguro y la mantuvieron en el exilio; entonces, la “Iglesia” prosiguió sin ella. Su oscuridad la mantuvo a salvo, pero eventualmente su importancia decayó en la versión oficial u ortodoxa de la historia. Varios de los Evangelios Gnósticos indican que las sectas de cristianos creyeron que ella era la “discípula preferida”, y uno de ellos, el Evangelio de Felipe, la llama la “compañera íntima” o “esposa” del Salvador, así que la creencia en su “pre-eminencia” continuó hasta que estas sectas fueron destruidas y sus documentos quemados en las postrimerías del siglo IV. Luego de eso, María Magdalena fue gradualmente rotulada como la “prostituta arrepentida” en base a su identificación con la “pecadora” que ungió a Jesús en el banquete en Lucas 7.

Pienso que la Iglesia perdió a María Magdalena porque sus amigos fueron cuidadosos y la ocultaron con el fin de protegerla. Las últimas generaciones de “Padres” abandonaron gradualmente los principios igualitarios de los estratos más tempranos de los cristianos, relegando a las mujeres al silencio: “No permito que una mujer enseñe o tenga autoridad sobre los hombres” (1 Timoteo 2:13). Estos “Padres” robaron con eficacia la “voz de la Novia”, y cierto clero cristiano es hoy reacio a revisar esa ortodoxia del siglo II y III.

Pregunta: ¿Nos podría enumerar brevemente las evidencias que en su investigación le llevaron a pensar que Jesús estaba casado con María Magdalena?

Respuesta: Las narraciones de los Evangelios, comenzando con el ungimiento en Betaña en Marcos, Mateo y Juan, y terminando con la vuelta de María Magdalena a la tumba de Jesús en la mañana de Pascua, son paralelas a las liturgias antiguas del “Novio/Rey sagrado” sacrificado para su gente en rituales anuales. En estos antiguos mitos, la Novia ungía al Rey en un ritual nupcial y era unida con él en el Aposento. Entonces, más adelante en la temporada litúrgica, el Rey era arrestado, torturado, mutilado, ejecutado y puesto en una tumba. En el tercer día, la Novia y sus mujeres van hacia la tumba del Rey para llorar su muerte y lo encuentran resucitado. La Novia y el Novio celebran la “Sagrada Reunión”. El mismo escenario es repetido en los Evangelios. Cada pagano converso al Cristianismo reconoció inmediatamente la mitología del “Rey Sacrificado”. En virtud del ungimiento y del abrazo en el jardín, deben también haber reconocido a María Magdalena como la Novia.

Pregunta: ¿Qué opina sobre el rito de la limpieza de los pies a Jesús por parte de una tal María de Betaña? ¿María de Betaña era Magdalena? ¿Dado que el ritual era de origen egipcio, Jesús era devoto del culto a Isis, según lo expresado en el Nuevo Testamento?

Respuesta: La Iglesia Católica tiene una larga tradición en combinar a María de Betaña y a María Magdalena, una posición derivada de las semejanzas entre el ungimiento de Jesús por parte de una mujer, una historia que ocurre en los cuatro Evangelios, y las que provienen de antiguos ritos que identifican a la Novia como la mujer que unge al Rey y se junta más adelante con él en el jardín después de su tortura, muerte y resurrección.

Publicado el 29 de septiembre de 2005 1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
feb 16, 2016
12:34
#1 Pancho Pixtolas:

excelente entrevista con la señora Margaret Starbird. Provoca leer más. Gracias.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario